Qué visitar en Londres: 15 lugares imprescindibles

Hay tanto queo ver y hacer en Londres, que elegir solo 15 planes es todo un desafío. Pero lo hemos encarado y aquí te presentamos un resumen de lo que debes ver en la ciudad para beber de su esencia. Esta lista de 15 imprescindibles de Londres tiene atracciones para todos los gustos. Porque así es Londres, ecléctica y cosmopolita.

Los amantes de la historia tienen algunos de los monumentos más importantes y reconocidos del mundo, como la abadía de Westminster o el Big Ben. Si te apasionan los mercados, en Londres tienes uno en cada barrio, y algunos súper famosos, como el de Portobello o el de Camden. ¿Buscas parques? Te encantarán los parques reales, con el Hyde Park y St. James a la cabeza. ¿Entretenimiento nocturno? Lo encuentras en Picadilly Circus, Trafalgar Square y Chinatown, entre otros.

Échale un vistazo a esta lista y arma tu itinerario por la ciudad. ¡Vamos!

1. Camden Town

Camden Town es una de las zonas con más ambiente de todo Londres. Se encuentra en el barrio de Camden y su corazón está en sus mercados. Aunque se suele hablar de “el mercado de Camden”, en la zona funcionan en realidad varios mercados. El más grande de ellos es Stables Market, en el que hay tiendas de ropa alternativa, artesanías, muebles retro y comida internacional, entre otras cosas. Allí encontrarás la famosa tienda futurista Cyberdog. Llega hasta ella siguiendo la pista de la música electrónica.

Pero después de que hayas descubierto los más de 700 puestos de Stables Market, puedes seguir recorriendo Iverness Street, repleta de tiendas; Buck Street Market, con ropa para todos los gustos, y Camden Lock Market, con más comida y artesanías.

Es un lugar al que dedicar medio día. Si vas temprano, puedes pasar la mañana curioseando las tiendas y terminar la visita comiendo algo (el fish and chips es el plato típico obligado de Camden). Los mercados están abiertos todos los días y el domingo es cuando explotan.

Camden Town - Londres

2. Big Ben y Palacio y Abadía de Westminster

El reloj más famoso del mundo se encuentra junto al río Támesis, el puente de Westminster y el Palacio de Westminster, uno de los edificios más reconocibles de Londres. Es una visita cuatro en uno que no te puedes perder.

El Palacio de Westminster es la sede del Parlamento, formado por dos cámaras: la de los Lores y la de los Comunes. Si haces una visita guiada por el interior puedes visitar las dos e incluso tomar el té en alguna de ellas. Hay que reservar a través de la página web del palacio.

Junto al Palacio se encuentra la Abadía de Westminster, donde tuvieron lugar muchas bodas reales y coronaciones, como la de la Reina Isabel II e incluso el funeral de Lady Di. También puedes visitarla por dentro reservando un tour en la web oficial.

Big Ben - Londres

3. London Eye

La famosa noria se encuentra sobre el Támesis, muy cerca del Big Ben. Fue inaugurada en 1999 y en poco tiempo logró convertirse en un verdadero imperdible, a fuerza de ofrecer fabulosas vistas de Londres.

Una vuelta se completa en 30 minutos, y las cabinas de cristal se elevan hasta los 135 metros de altura. En días despejados, desde allí puedes ver la lejanía a 40 kilómetros de distancia. Toda la experiencia es súper entretenida. La única pega son las colas para entrar. Si puedes, reserva entradas sin colas para aprovechar el tiempo al máximo. ¡Cuando estés allí, lo agradecerás!

London Eye - Londres

4. Palacio de Buckingham

Es la residencia oficial de la reina Isabel II. Puedes visitar el palacio para conocer los Apartamentos de Estado, repletos de muebles y objetos con historia, pero tienes que reservar la visita con anticipación porque se agota muy rápido. Los recorridos se hacen solo en verano. La galería de la reina y las caballerizas reales sí las puedes visitar también durante el invierno.

¿Sabías qué?

El palacio de Buckingham es también sede del archifamoso Cambio de Guardiauna ceremonia en la que un miembro de la guardia es reemplazado por otro. Ambos desfilan con su uniforme y música de fondo. Un imperdible que se realiza todos los días durante el verano y cada dos días en invierno. Claro que tienes que acercarte a verlo, pero te advertimos que siempre está lleno de viajeros.

Este tour panorámico en autocar por lo esencial de Londres tiene parada en el Palacio de Buckingham (en el horario del Cambio de Guardia) y otros imprescindibles de la ciudad.

Palacio de Buckingham - Londres

5. Piccadilly Circus

Es la plaza más famosa de Londres. En ella confluyen varias calles importantes y en sus alrededores hay tiendas, cines, teatros y restaurantes. Es uno de los puntos más animados de la ciudad, y sus carteles de neón le han valido gran parte de su fama.

¿Qué ver en Piccadilly Circus? La Fuente de Eros, que creó gran controversia en el momento de su inauguración por la desnudez de su figura; el Teatro Criterion, al que tienes que acceder bajando las escaleras, ya que se encuentra enterrado, y el London Pavilion, un famoso centro comercial.

Para descubrir todos los esenciales de la ciudad, incluido Piccadilly Circus, de la manera más cómoda, puedes reservar el gran tour de Londres al completo con entradas, que también incluye un crucero por el Támesis.

Piccadilly Circus - Londres

6. Un museo

Hay varios museos imperdibles en la ciudad, pero si no tienes tiempo para visitarlos todos, tienes que ir por lo menos a uno. Londres tiene algunos de los mejores museos del mundo, no puedes pasar por la ciudad sin haber conocido al menos uno de ellos.

El Museo Británico es esencial por la calidad de sus obras. Desde la Piedra Rosetta de la sala egipcia a las partes del Partenón de la griega, encontrarás muchas piezas de importancia mundial allí. Si quieres conocerlo a fondo lo mejor es hacer una visita guiada con guía en español.

¿Y qué decir del Museo de Historia Natural? Sus esqueletos de dinosaurio y las reproducciones de la entrada son famosos en todo el mundo. Pero también sorprenden los fósiles de mamíferos y el gigantesco esqueleto de ballena azul.

Si buscas un museo de arte, decántate por la National Gallery si te gustan los clásicos y por la Tate Modern si te apasiona el arte moderno.

¿Sabías qué?

Como norma general, los museos en Londres tienen entrada gratuita, salvo en eventos o exhibiciones especiales. Así que puedes elegir cualesquiera de estas joyas y visitarlas de manera totalmente gratuita. ¡No te lo pierdas!

Museo Británico - Londres

7. Un mercado

Tampoco puedes irte de la ciudad sin haber conocido alguno de sus mercados. Ya te hemos hablado del mercado de Camden. Son igualmente famosos el de Portobello, Borough y Covent Garden.

En Portobello Market es un encantador mercado en Notting Hill. Tiene tres kilómetros de puestos coloridos en los que encuentras desde alimentos hasta muebles, pasando por moda retro y antigüedades, entre muchas otras cosas. No te pierdas los dulces artesanales del mercado. Una verdadera delicia.

Borough Market es un alegre mercado de alimentos frescos y preparados en el que encuentras platos del mundo entero. Vale la pena ir a recorrer, comprar y comer por ahí, disfrutando el ambiente. Si puedes cocinar en tu alojamiento, también llévate algunos ingredientes para cocinar en casa.

Covent Garden. Funciona en el antiguo edificio del mercado de frutas y verduras de la ciudad. Tienes tiendas de grandes marcas y también puestos de artesanías, antigüedades y comida típica. En la plaza se reúnen artistas callejeros de todo tipo. Hay una visita guiada gratuita que parte de la plaza de Covent Garden todos los días a las 10:00, 11:00 y 13:00 h. Es una buena forma de conocerlo.

Portobello Market - Londres

8. Notting Hill

El lugar se hizo famoso por la película del mismo nombre, esa en la que un tímido Hugh Grant se gana el amor de una estrella de cine encarnada por Julia Roberts. Pero Notting Hill tiene todo lo necesario para hacerse un lugar en esta lista de imprescindibles más allá de la película. Lo que más gusta del barrio es su mercado: el Portobello Market, ya te hemos hablado de él en el punto anterior. Lo segundo que no puedes perderte son las típicas casas de colores. ¡Son tan bonitas! Y los mews o callejones londinenses del barrio son igualmente fascinantes.

Notting Hill es uno de esos barrios para perderse caminando y disfrutando de la encantadora pero sobria arquitectura, sin grandilocuencias, y el agradable ambiente. Si eres fan de la película, no querrás perderte la parada en alguno de los puntos clave del barrio como la puerta azul de la casa donde vive Hugh Grant.

Notting Hill - Londres

9. Catedral de San Pablo

Es uno de los templos religiosos más importantes de Londres, junto con la Abadía de Westminster. Aquí se celebraron los funerales de Nelson y el Duque de Wellington, y la boda del príncipe Carlos con Diana.

Para empezar, apenas te acercas a la catedral de San Pablo quedas impresionado con su fachada. En los interiores tienes dos cosas principales para hacer: visitar la cripta, una de las más grandes de Europa, y subir a la cúpula, desde la que tienes fabulosas vistas de la ciudad. Cuando emprendas tu ascenso hacia el mirador de la cúpula, llegarás primero a la Galería de los Susurros, un estrado desde el que puedes disfrutar de la decoración de la cúpula con comodidad. Si tienes algún secreto que compartir aquí con tus compañeros de viaje, hazlo por señas: la acústica de la galería hace que los susurros sean perfectamente audibles desde el lado opuesto.

El autobús hop-on hop-off de la ciudad te llevará hasta la catedral y muchos otros imprescindibles de la manera más cómoda.

Catedral de San Pablo - Londres

10. Tower Bridge

El Puente de la Torre es uno de los muchos que cruzan el Támesis y probablemente el más famoso. Sus dos torres le dan un perfil muy característico y fácil de reconocer. Puedes ingresar en cada una de ellas para visitar una exposición en la que conocer más acerca de la historia y el diseño del puente.

En la visita caminas por una impresionante pasarela con piso de cristal de 11 metros de largo que se encuentra a 42 metros de altura. (¡Viajeros con vértigo, abstenerse!). Una de las cosas más sorprendentes de la visita es descubrir la tecnología que se usó en los siglos XIX y XX para levantar las levas del puente.

Tower Bridge - Londres

11. London Tower

La Torre de Londres es una fortaleza construida por Guillermo el Conquistador para proteger Londres. Se encuentra a orillas del río Támesis, junto al Puente de la Torre. Es uno de los cuatro lugares de Londres declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En el interior llama mucho la atención la armería, con muchas armas y armaduras de varias épocas, y, por supuesto, las joyas de la corona. Pero quizás lo más interesante de la visita es descubrir la historia detrás de los cuervos de la torre. Se dice que mientras haya cuervos en la torre, vivirá la monarquía en el Reino Unido.

Consejo

Si estás con niños, consigue la app Time Explorers, que los ayuda a recorrer la torre con preguntas y brinda historias muy entretenidas. Y si quieres recorrer la torre en compañía de un guía especializado, puedes reservar este tour por la Torre de Londres que incluye también un paseo por el Londres histórico y un crucero por el Támesis.

London Tower  - Londres

12. Un parque

En Londres tienes fabulosos parques para recorrer y disfrutar. Siempre es bueno reservar un tiempo para conocer el lado más verde de una ciudad.

En el Hyde Park encuentras de todo, desde lugar para andar en patines y bicicleta hasta un lago con barcas, cancha de tenis, pista de equitación y también… ¡ardillas!

El St. James’s Park es uno de los más antiguos parques reales de la ciudad. Se encuentra muy cerquita del Palacio de Buckingham, así que es el lugar perfecto para descansar después de haber visto la ceremonia del Cambio de Guardia en el palacio.

Green Park tiene, además de bonitos espacios verdes, muchos monumentos históricos, así que si eres apasionado de la historia o la arquitectura te encantará pasear por aquí. Está muy cerca de Picadilly Circus. Caminando por Picadilly, el límite norte del parque, llegas a la plaza en poco más de 10 minutos.

En Regent’s Park, por su parte, encontrarás decenas de rincones donde querrás quedarte para siempre. El rosedal, el jardín japonés con su puente de madera, un bar llamado The Espresso con tres mesitas de madera al aire libre que es una monada y The Hub, un café circular acristalado junto a los campos de deporte… ¡Es que no sabes dónde detenerte porque te quieres quedar en todos! Puedes llegar dando un paseo por el Regent’s Canal desde Camden Town.

St. James Park - Londres

13. Soho y Chinatown

El Soho es un barrio de Londres con muy buena energía. Está repleto de tiendas y restaurantes, y muchas calles famosas lo atraviesan o delimitan. Tienes, por ejemplo, a Oxford Street al norte, una de las calles comerciales más famosas de la ciudad. O Carnaby Street, la peatonal sinónimo de psicodelia. Si eres amante de los vinilos, también querrás recorrer Berwick Street, para encontrar alguna joya perdida.

Dentro del Soho se encuentra Chinatown, así que puedes hacer un paseo dos en uno muy fácilmente. Aprovecha para comer en los restaurantes chinos, que son siempre un acierto para comer bien y barato.

Chinatown - Londres

14. Trafalgar Square

Es la plaza más importante de Londres. Tiene una ubicación muy céntrica que hace de bisagra entre la zona comercial de Picadilly Circus y los edificios históricos del parlamento y la Abadía de Westminster. Cada Navidad se instala en Trafalgar Square el enorme y típico árbol de navidad de la ciudad, regalo de Noruega.

Además de estar llena de gente permanentemente, Trafalgar Square está rodeada de monumentos y edificios muy interesantes. Reserva una mañana para dar un paseo por la plaza, entrar en la Galería Nacional de Londres (que tiene entrada gratuita), conocer la iglesia de St. Martin in the Fields (si vas lunes, martes o viernes al mediodía podrás escuchar un concierto, también gratis), y caminar por Whitehall, una de las calles más populares de Londres. En tan solo 10 minutos estarás en la Plaza del Parlamento.

Y si quieres conocer el ambiente de Trafalgar al caer la noche, te resultará muy interesante este tour nocturno por Londres que tiene paradas también en Covent Garden y Picadilly Circus.

Trafalgar Square - Londres

15. Observatorio de Greenwich

Un selfie en la línea del meridiano 0 es infaltable en tu viaje a Londres. El observatorio, situado en lo alto de la colina de Greenwich Park, funciona como un museo donde se exponen herramientas de navegación, de astronomía y de relojería. La entrada al museo es gratis, pero para visitar el planetario y el meridiano sí hay que pagar entrada.

Puedes combinar la visita al observatorio con otros atractivos de Greenwich: la visita al velero-museo Cutty Sark, el Museo Marítimo Nacional, el Old Royal Naval College o el Greenwich Market, con alimentos, artesanías y antigüedades.

Las vistas de la ciudad desde lo alto de la colina del Greenwich Park justifican por sí mismas la visita al barrio.

Observatorio Greenwich - Londres

Plus: Harry Potter

¡Claro que sí! Harry Potter se ha convertido en un imprescindible de Londres. Visitar los estudios Warner donde se filmaron las pelis es el sueño de muchos. En ellos puedes caminar por Hogwarts, conocer la cabaña de Hagrid, recorrer el callejón Diagon y ver los vestuarios y accesorios originales de las películas.

Pero en las mismas calles de Londres también hay muchos lugares interesantes por descubrir, como la puerta azul del Caldero Chorreante o la tienda de golosinas que inspiró a Rowling a crear Honeydukes. Para no perderte ni un solo secreto, lo mejor es hacer un tour privado con un guía experto en el tema. Podrás tomarte tu foto en el andén 9 y ¾ y visitar la tienda oficial de Harry Potter.

Andén 9 y 3/4 de Harry Potter - Londres