Green Park

Green Park, con 19 hectáreas de superficie, es el más pequeño de los ocho Parques Reales de Londres. Es un nexo entre Hyde Park y St James’s Park, de modo que los tres constituyen un importante pulmón de la ciudad.

Este parque es un remanso de tranquilidad, con muchos árboles, praderas y ambiente relajado, que contrasta con los parques. Aquí los viajeros se puede tomar un merecido descanso, para poder continuar con la excursión por Londres.

Un poco de historia

En el siglo XVII era el lugar elegido por aquellos que deseaban batirse a duelo, hasta que en 1667 Charles II amplió la superficie, hizo mejoras y lo anexó a St. James's Park.

Fue abierto al público en 1826. Los edificios que se encontraban dentro del predio, como el Templo de la Paz, el Templo de la Concordia, la Biblioteca de la Reina, y otros, habían sido destruidos en distintas circunstancias tiempo antes, y los que aún estaban en pie para ese momento, fueron demolidos en 1855.

Qué ver y hacer en Green Park

Además de recorrer los jardines de narcisos y montes de plátanos, podemos visitar la Canada Gate, de principios del siglo XX, un regalo de Canadá en homenaje a la Reina Victoria. Desde la puerta parte un sendero rodeado de árboles que se adentra en el parque.

El Canada Memorial es un monumento inaugurado en 1994 para homenajear a los soldados canadienses que lucharon junto a las fuerzas británicas en la Segunda Guerra Mundial. Está muy cerca de la Canada Gate y el Palacio de Buckingham.

Los pilares de las Memorial Gates tienen inscriptos los nombres de los países de Asia, África y el Caribe que participaron de la Segunda Guerra y son, además, un homenaje a las comunidades de esos países que residen en Londres.

Green Park

Horario: 

Todos los días las 24 horas.

Cómo llegar: 

Metro: líneas Jubilee, Victoria y Piccadilly, estación Green Park; línea Piccadilly, estación Hyde Park Corner.

Autobuses: 2, 8, 9, 14, 16, 19, 22, 36, 38, 52, 73, 82, 148, 436.