50 cosas que ver y hacer en Londres

¿Estás soñando con tu ansiado viaje a Londres y te preguntas qué hacer en la ciudad para sentirte como un verdadero londinense? Un buen comienzo es tachar de la lista unos cuantos planes de estas 50 cosas para ver y hacer en Londres.

La capital del Reino Unido es una ciudad con tanto para descubrir que puedes sentirte apabullado. Pero no desesperes, en esta guía práctica encontrarás las mejores experiencias para vivir en la ciudad y regresar a casa con la satisfacción de haberla disfrutado al máximo. Y si quieres saber un poco más sobre ella, échale un vistazo a nuestros 15 imprescindibles de Londres. Ahora sí, ¿comenzamos?

1. Ver la hora en el Big Ben. Está claro que no puedes perderte la mejor postal del reloj y el palacio de Westminster. ¿Desde dónde la obtienes? A nuestro parecer, desde el London Eye.

Big Ben - Londres

2. Ver un espectáculo de artistas callejeros en Covent Garden. Hay acróbatas, músicos, malabaristas, payasos… Si quieres verlos desde el mejor ángulo, acomódate en la terraza del pub Punch & Judy. De paso puedes disfrutar de unos crujientes fish and chips.

3. Asistir a un musical. Es un clásico del entretenimiento londinense, y si te gusta el género no te lo puedes perder. Tienes una lista larguísima de espectáculos entre los que elegir. Los favoritos de siempre son El Rey León, Wicked y Aladdin.  Sin nos preguntas, te recomendamos Mamma Mia.

4. Tener un pantallazo general de la ciudad. Hay tanto por descubrir en Londres que resulta una buena idea hacer un tour al momento de llegar para tener un pantallazo de las cosas que puedes explorar por tu cuenta. Este gran tour de Londres al completo es una buena opción. Incluye también un crucero por el Támesis.

5. Caminar desde Little Venice hasta Regent’s Park siguiendo el Regent’s Canal. Para disfrutar del colorido de los barcos, las hileras de árboles y el ambiente sereno. Una caminata de media hora donde reinan la calma y la tranquilidad.

Little Venice - Londres

6. Entrar en Cyberdog, la tienda futurista de Camden Town. Para sorprenderte con las luces, la música y los productos a la venta. Tiene tres pisos donde encuentras pestañas con luces, libretas con pasta de teclado, ropa futurista y mucho más. Es absolutamente única en su tipo. No puedes pasar por Camden sin verla.

7. Encontrar el alojamiento perfecto para ti. Si buscas estar cerca de todo, quédate en el West End. Si prefieres los lugares con encanto, Notting Hill y Camden Town son las mejores opciones. Y si estás en plan ahorro, busca en Southwark o Canary Wharf. 

8. Conocer la noche de Londres.  Descubrir lo mejores pubs y los rincones más animados de la ciudad es un indispensable del viaje a Londres. En este tour nocturno por Londres un guía experto te ayuda a descubrirlos y te cuenta un montón de curiosidades de la ciudad. El paseo incluye un trago en un pub tradicional. ¿Qué más se puede pedir?

9. Tomar el 5 o’clock tea. Es una experiencia típicamente londinense. Si el presupuesto lo permite, puedes hacerlo en Fortnum & Mason, proveedores de la casa real desde hace más de 150 años. También tienes opciones más modernas y accesibles: Camellia’s Tea House es un buen lugar con más de 100 tipos de té y Bea´s of Bloomsbury es otra, justo frente a Russell Square.

10. Hacer una escapada a Windsor. ¿Cómo perderse el casillo más antiguo y más grande del mundo? La perla: los dibujos de Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel que se exhiben en la biblioteca. Si puedes, ya que estás en la zona, visita también el pueblo de Eton, pequeño pero encantador.

11. Pasear por la calle Regent desde Piccadilly Circus hasta Oxford Street, para querer comprarte todo. Es una de las mejores zonas comerciales de Londres, con todas las tiendas que puedas soñar. Y más.

12. Ver las ardillas en el St. James Park. Son de las más dóciles de la ciudad. Si piensas darles de comer, sé responsable y ofréceles solo frutos secos. Puedes llegar hasta el parque y otros imprescindibles de la ciudad de la forma más cómoda en el autobús hop-on hop-off.

13. Asistir al Cambio de Guardia. Lo primero, llega temprano para tener un buen sitio y verlo bien, que quedarte media hora esquivando las espaldas de otros viajeros es bastante frustrante. Y una vez que hayas terminado, pon rumbo a St. James Park o Trafalgar Square, que están muy muy cerquita.

Cambio de guardia - Londres

14. Visitar a Sherlock Holmes. En el 221B de Baker Street está la casa-museo del detective más famoso de la historia, ambientada tal como la describen los relatos. Si eres fan de Conan Doyle, no puedes perdértelo.

15. Descansar en el College Garden. Cuando visites la Abadía de Westminster, busca refugio del bullicio de la ciudad en este jardín que es una gema oculta de la ciudad. Tiene muchos bancos para sentarse a descansar a la sombra. Llegas pasando a través de los claustros de la abadía. Gran lugar para el almuerzo.

16. Subir al London Eye sin hacer colas. Las vistas desde la famosa noria son alucinantes y súper recomendables, pero las colas de más de una hora pueden colmar la paciencia del viajero más empedernido. Consigue tickets sin colas y quédate con la mejor parte de la experiencia.

17. Entra ¡gratis! en la galería Tate Modern. Es una de las galerías de arte moderno más famosas del mundo. En la última planta tienes una terraza abierta con un mirador a 360° y un restaurante perfecto para sentarte a tomar una copa mirando los rascacielos de la ciudad.

18. Visitar Stonehenge. ¿Te vas a perder la visita a uno de los monumentos más importantes de la humanidad estando tan cerca? Está bien, no queda a la vuelta de la esquina, pero la importancia del monumento amerita el viaje. La experiencia de estar parado junto a ese enorme círculo de piedra levantado hace 5 mil años es incomparable. Hacer la visita con un tour facilita mucho las cosas.

Stonehenge desde Londres

19. ¡Tomarte una selfie en el meridiano 0! Es un punto casi mítico de la ciudad. Pasa junto al Observatorio de Greenwich y llegas muy fácil desde el centro de la ciudad: con el tren automatizado DLR, con el autobús 188 o en barco. Si subes en el embarcadero de Westminster haces además un agradable crucero por el Támesis.

20. Subir al Millenium Bridge y tomar las mejores fotografías de la Catedral de San Pablo y el Teatro El Globo, de Shakespeare.

21. Caminar por Hogwarts. La visita a los estudios Warner es una pasada para cualquiera que haya visto y disfrutado las películas de Harry Potter. No olvides tu foto en el andén 9 y ¾.

22. Seguir los rastros de Harry Potter en la ciudad. Si eres un verdadero fan, no te alcanzará con solo visitar lo estudios Warner, lo sabemos. Este tour privado de Harry Potter en Londres en español te llevará a seguir su pista por toda la ciudad.

23. Visitar el Museo de Historia Natural (¡con entrada gratis!). Y si estás en Londres con niños, asegúrate de llegar hasta las galerías superiores desde el patio interno: una escalera mecánica te lleva a través de un modelo del planeta Tierra.

24. Comprar una pequeña antigüedad en Portobello Market. Un mapa, un anillo, un libro, un disco… Si rebuscas en los puestos encontrarás alguna cosilla que valga la pena llevar de regreso a casa. El mejor momento para encontrar antigüedades es el sábado por la mañana.

25. Descubrir los tesoros del Museo Británico. La oportunidad de pasearse entre arte y objetos de todas las civilizaciones desde la prehistoria hasta el presente no se tiene todos los días. Si haces la visita en compañía de un guía especializado la aprovecharás mucho más.

26. Disfrutar un English Breakfast bien completo. Polo Bar, junto a la estación de Liverpool Street es el lugar perfecto. Sirven un completísimo desayuno todos los días de la semana a precio razonable: 9.90 £. Los platos son grandes y el local está muy bien. ¿Quieres una opción todavía más barata? Entra en cualquiera de los Belushi’s desparramados por la ciudad y disfruta un English Breakfast por 5 £.

Desayuno inglés

27. Encontrar la puerta azul en Notting Hill. De acuerdo, te lo haremos fácil, la encuentras en 280 Westbourne Park Road. Ahora solo ve y tómate la foto de rigor.

28. Subir a la cúpula de la Catedral San Pablo, donde se casó Lady Di. Para admirar las excelentes vistas. Cuando termines, visita la cripta, una de las más grandes de Europa.

29. Ver una obra de Shakespeare en el Globe Theatre.

30. Descubrir pueblos de cuento con una visita a Cotswolds. La típica postal de campiña inglesa, con techos de paja, bow windows y setos de flores. Si quieres simplificar el paseo, puedes reservar esta excursión que incluye también la visita a la famosa ciudad universitaria de Oxford y al pueblo natal de William Shakespeare: Stratford-upon-Avon.

31. Probar comida de todas partes del mundo en Borough Market. En verano, no te pierdas los sorbetes de fruta natural. Además, puedes comprar fruta a buen precio y llevarla para comer durante el resto del día. En todos los puestos aceptan tarjeta.

32. Visitar los jardines de agua italianos de los Kensington Gardens, con fuentes de mármol y un ambiente encantador. El lugar es tan bonito que fue usado para la filmación de varias películas, como la inolvidable Bridget Jones.

33. Alquilar un bote de remo y pasear por el lago del Hyde Park.

Hyde Park - Londres

34. Comprar discos de vinilo en Berwick Street, en el Soho. Ya que estás en el barrio, también puedes visitar el Berwick Street Market, un mercado callejero de frutas y verduras con más de un siglo de tradición.

35. Hacer la fila en Beigel Bake para probar sus famosos bagels. En 159 Brick Lane. Puedes darle rienda suelta a tu antojo en cualquier momento del día, porque está abierto las 24 horas los 7 días de la semana.

36. Descubrir la historia detrás de los cuervos de la Torre de Londres. ¿Acaso no te da curiosidad saber por qué crían cuervos en un palacio real? Puedes develar la incógnita haciendo este tour de Londres histórico en el que verás también las Joyas de la Corona.

37. Hacer la visita a Tower Bridge. Para caminar por la pasarela vidriada y ver el puente desde arriba. Si tienes suerte, tal vez se abra la esclusa y puedas ver el espectáculo.

38. Pasear por Chinatown. Uno de los lugares con más ambiente de Londres. Prueba la comida vietnamita de Viet Food, en 34-36 Wardour St.

39. Cruzar el Támesis por el aire. En el teleférico de Greenwich. Si vas a ir hasta allí para subir al teleférico (cosa que vale la pena), aprovecha para conocer los otros imprescindibles de Greenwich, como el planetario o el Museo Marítimo Nacional.

40. Disfrutar el ambiente animado de Trafalgar Square a toda hora.

Trafalgar Square - Londres

41. Visitar Harrods. Si te gusta el lujo, puedes dejar de visitar estas tiendas, e incluso comprar alguna típica lata de chocolates o galletas para llevar de recuerdo. Si el despilfarro no es lo tuyo, ¡tienes otras 49 cosas que hacer en Londres en esta lista!

42. Dar una vuelta en el típico autobús rojo de dos pisos. Eso sí, que sea corta, no querrás quedar atorado en un embotellamiento londinense durante horas.

43. Pasear junto al Támesis, una de las mejores cosas para hacer gratis en Londres. The Queen’s Walk es un paseo que bordea la orilla sur del Támesis, desde el Puente Lambeth al Puente de la Torre. Si te resulta muy largo, puedes usarlo para ir desde el London Eye hasta Tower Bridge.

44. Caminar por The City, la zona financiera de la ciudad. Entra en ebullición los días de semana en horario laboral. Tienes tres imprescindibles para ver allí: la catedral de San Pablo, Tower Brige y la Torre Londres, y decenas de edificios con encanto. Puedes aprovechar la caminata para buscar una cabina telefónica donde hacerte una selfie, así nadie podrá decir que no estuviste en Londres.

45. Ver el arte callejero del barrio de Shoreditch. Es un barrio alternativo repleto de murales. Tres buenas calles para recorrer en el barrio son: Brick Lane, Bell Lane y Rivington Street, donde encontrarás una obra del genial Banksy.

46. Tomar unas pintas en un pub tradicional. El Anchor Bankside es el típico bar londinense. En un local que mola, con una de las fachadas más fotografiadas de la ciudad. Cerca de Tower Bridge, junto al río.

47. Cruzar el paso de cebra de Abbey Road, como los Beatles.

Abbey Road - Londres

48. Viajar en The Tube, el metro más antiguo del mundo. Y ya que haces la experiencia, no te pierdas su estación más bonita: Canary Wharf, con una espectacular bóveda de vidrio y acero.

49. Ver la primera fotografía conocida de Londres. En el Victoria & Albert Museum, un museo de arte decorativo y aplicado con más de 2 millones de piezas.

50. Subir a The Shard para descubrir las mejores vistas de la ciudad. En los pisos 68 a 73 está el increíble mirador The view. ¿Lo mejor? Tiene garantía de visibilidad: si no logras ubicar por lo menos tres landmarks de los cinco que proponen, puedes regresar gratis dentro de los tres meses siguientes. Mirar el edificio desde abajo también es una pasada.