Tate Modern de Londres

Tate Modern es el nombre con que se llama habitualmente al Museo Nacional Británico de Arte Moderno. Es uno de los museos más visitados del mundo y una de las mayores atracciones de Londres.

Un poco de historia

Nació en 1897 como Galería Nacional de Arte Británico y en 1917, debido a la ampliación de las colecciones, pasó a llamarse Tate Britain, en honor a Henry Tate, un coleccionista británico que hizo importantes donaciones al museo. A partir de ese año se agregaron, también, obras de artistas extranjeros.

En ese momento el Tate Modern y la Tate Gallery compartían como sede un edificio de Millbank, hasta que en 1992 se decidió independizarlos.

Se eligió como sede para el Tate Modern una antigua central eléctrica, que se remodeló para adaptarla a su nueva función. Los trabajos comenzaron en 1996 y finalizaron en el 2000.

Las colecciones de Tate Modern

Se exhibe obras del 1900 en adelante. Todos los principales movimientos de los siglos XX y XXI tienen un lugar en este museo de Londres: fauvismo, surrealismo, expresionismo abstracto, expresionismo ruso, arte pop, arte minimalista y arte conceptual. También todas las formas de representación: collages, instalaciones, esculturas y pinturas, arte digital, fotografía.

Se pueden ver obras de algunos de los más grandes artistas del siglo XX como Dalí, Andy Warhol y Picasso, aunque la mayor parte de la colección es de artistas británicos.

Horario: 

Domingo a jueves de 10:00h a 18:00h.

Viernes y sábados de 10:00h a 22:00h.

Precio: 

Entrada gratuita a la colección permanente.

Dirección: 

Bankside.

Cómo llegar: 

Ferry: desde Embankment o Festival Pier.

Tate boat: desde el London Eye. Metro línea Jubilee, estación Southwark (a 600 metros del Tate); líneas District y Circle, estación Blackfriars (a 800 metros).

Tren: Thameslink, estación Blackfriars.

Autobuses: 45, 63, 100, parada Blackfriars; RV1 y 381, parada Southwark Street; 344 parada Southwark Bridge Road.