Richmond Park de Londres

Con casi 1000 hectáreas de superficie, Richmond es el Parque Real más grande de Londres y el segundo parque urbano más grande de Europa.

Está declarado Área Protegida y Reserva Natural y Área Europea Especial de Conservación.

En él habitan alrededor de 650 ciervos en estado salvaje (está prohibido acercarse a ellos o alimentarlos) y, además, hay una importante cantidad de árboles centenarios, especialmente robles, que ayudan a la conservación de especies de hongos en extinción y constituyen el hábitat de varias especies raras de aves.

Qué ver en Richmond Park

Uno de los lugares más bellos del parque es Isabella Plantation, un jardín ornamental enclavado dentro de un bosque victoriano. El jardín fue abierto al público en 1953 y mucha gente lo visita especialmente entre fines de abril y comienzos de mayo, cuando florecen las incontables azaleas perennes del jardín.

Las plantas nativas se combinan con especies exóticas y los alrededores de los estanques y el arroyo están sembrados con frutales silvestres. Toda la zona es hábitat de aves, insectos, invertebrados y anfibios.

Desde el Montículo del Rey Enrique tendremos unas fantásticas vistas (panorámicas y a través de un telescopio allí montado) del Valle del Támesis y la Catedral de San Pablo. La vista de la Catedral desde el parque está protegida y no se puede construir ningún edificio que la obstaculice. A través del telescopio podremos ver las hermosísimas puertas llamadas "The way", en forma de ramas de roble, inauguradas para los 300 años de la Catedral.

Horario: 

Todos los días desde las 7:00h de la mañana hasta el anochecer.

Cómo llegar: 

Autobuses: 190, 391, 419, R68, 371 y 33, parada Richmond.