Platos típicos italianos

La forma de preparar y presentar los platos, especialmente los típicos italianos, varía mucho de región en región. Además hay una infinidad de platos típicos. Te contamos los más comunes y también algunos ingredientes que no faltan en las comidas italianas.

Pizza

Es la comida más popular no solo en Italia sino en muchas otras partes del mundo. Quizás te sorprenda saber que la verdadera pizza italiana es la llamada "marinara", originaria de Nápoles, que no lleva  mozzarella, solo tomate, aceite de oliva, orégano y ajo. Se cocina en horno de leña y es alta en los bordes y bien finita en el centro. Hay muchísimas variedades de cubiertas.

Bruschetta

Una entrada de lo más sencilla, una rebanada de pan tostado con cubierta de tomate y queso y lo que quieras ponerle, con aceite de oliva y sal.  Hay tantas variedades de cubierta que existen las "bruschetterias", locales que se especializan en este plato.

Risotto

Plato tradicional a base de arroz cremoso, al que se agrega manteca una vez cocido. Generalmente va acompañado con queso parmesano y ocasionalmente setas.

Pastas

A pesar de que la variedad de pastas italianas es abrumadora, las más conocidas son los gnoci, los ravioli, los spaghetti y la lasagna. La forma típica de servir las pastas en Italia es aglio olio (ajo picado y aceite de oliva, ocasionalmente con peperoncino) y rociadas con queso rallado, o con una salsa simple de tomate.

Pescado y mariscos

En Italia hay una gran variedad de pescados y se hacen muchas preparaciones con ellos. Los platos sencillos con pescado suelen ser económicos porque el pescado abunda. Se usan para preparar ensaladas, sopas y salsas, se hacen fritos, hervidos y asados. Un plato típico es el “fritto misto”, que suele hacerse de mariscos, aunque cada región de Italia tiene su versión.

Quesos y embutidos

El queso (formaggio) es otro ingrediente básico de la comida italiana. La mozzarella di bufala y el parmesano son los más utilizados. La mozzarella se usa en las pizzas y para preparar la famosa "Ensalada caprese", con tomate y albahaca. Los embutidos (affettati) típicos son el jamón (prosciutto), la soppressata, el salame, la mortadella, la porchetta y la bresaola. En las trattorias puedes pedir un mixto de embutidos y quesos para probar las distintas variedades.

Postres típicos

También varían según la región, pero los que encontrarás en toda Italia son el tiramisú (galletas savoiardi, mascarpone, café y cacao en polvo); los cannoli (tubos de masa dulce rellenos de crema a base de requesón); panna cotta (crema de leche, azúcar y gelatina sin sabor); sfogliatella (capas enrolladas de hojaldre, a veces rellenas).