45 cosas que ver y hacer en Roma

Nos encanta Roma. Sus calles llenas de arte y cultura, sus colosales yacimientos arqueológicos o sus barrios con tanta personalidad. Pasear por la Ciudad Eterna te hace viajar a épocas remotas y a la vez sentir que estás en una película de Fellini.

Si estás enamorado, ve a Roma y déjate embriagar por su romanticismo, y si todavía no lo estás, ¡ve a encontrarte con tu primer amor! Más allá de sus imprescindibles, podrás hacer un montón de cosas que te enumeramos a continuación:

1. El número uno de esta lista no puede estar encabezado por otra cosa que no sea el Coliseo Romano. Es el símbolo de la ciudad y uno de los monumentos históricos más impresionantes del mundo entero. Contrata un tour por el Coliseo para no perderte este fabuloso lugar, además, visitarás en la misma actividad el Foro Romano y el Monte Palatino

2. Otro de los lugares más significativos de Roma son los Museos Vaticanos. En ellos se encuentra la emblemática Capilla Sixtina y las opulentas Estancias de Rafael. Ve con un guía experto para no perder detalle y ahorrarte las colas de acceso.

Museos Vaticanos - Roma

3. Pasea por el Trastevere para descubrir uno de los barrios más bohemios y auténticos de Roma. Si vas por esta área de la ciudad a la hora de comer o cenar, escoge un restaurante por la zona. Merece la pena comerse una buena pizza o un plato de pasta fresca en alguno de ellos.

4. Y ya que estás en el Trastevere, ve a ver la Iglesia de Santa María. La entrada es gratuita y su interior una maravilla, especialmente su ábside con un mosaico del siglo XII que representa la Coronación de la Virgen.

5. Relájate en la Plaza de España y tómate un helado sentado en sus escalinatas con sus 135 peldaños. Fíjate en los detalles de la fachada de la iglesia de la Trinità dei Monti y en las esculturas de la fuente del centro de la plaza.

6. No te pierdas la Fontana de Trevi. Lanza una moneda de espaldas y así te aseguras volver a Roma en un futuro.

Fontana di Trevi - Roma

7. Descubre la fascinante historia del Castillo Sant’Angelo. Sube a su terraza para obtener unas vistas privilegiadas a la Ciudad del Vaticano. Puedes contratar un tour de antemano para que no se te escape nada de esta maravilla de la arquitectura.

8. Y ya que viste de lejos el Vaticano, ve a verlo ahora de cerca. Visita la Basílica de San Pedro, ¡el templo más grande e importante del catolicismo!

9. Prueba el auténtico gelato de Roma. En esta ciudad hay muy buenas heladerías, como Della Pala Gelato di Roma en Plaza Navona, il Gelato di San Crispino, en la Via della Panetteria 42, o bien Sal Calisto en la Piazza di Can Calisto 3 del barrio del Trastevere. 

Helado artesanal en Roma

10. Ve a comer un supplì (una croqueta de arroz rellena de queso) en la Casa del Supplì (Piazza dei Re di Roma 20). Están buenísimas y uno de los atractivos del lugar es el pésimo trato de los camareros, sí tal cual lo lees. Evidentemente es un trato voluntario y desde el sentido del humor. No saldrás de ahí sin una sonrisa.

11. Conoce la Galería Borghese y reserva las entradas con antelación. La colección de arte que acoge no es especialmente grande, pero sí de calidad. Admira sus frescos en los tejados y los jardines de la Villa Borghese en los que se ubica.

12. Entra en el Panteón de Agripa a las 12:00 h para ver cómo el sol entra directamente por el óculo de su cúpula y lo ilumina todo con un rayo de luz. La entrada es gratuita y merece mucho la pena por su tamaño colosal y la belleza de su arquitectura.

13. Pasea por el Campo dei Fiori. Diariamente se monta un mercado en la plaza donde puedes probar y comprar productos frescos de todo tipo. Sin duda, una buena idea para hacer algo diferente y refrescarse.

14. Conoce la Plaza Navona, para muchos, ¡la plaza más bonita de Roma por sus fuentes y los edificios que la rodean!

Plaza Navona - Roma

15. Pero si lo que quieres es conocer todas las plazas y las fuentes más bellas de Roma, te aconsejamos que hagas un tour especializado con un guía. Aunque todas ellas son maravillosas, lo mejor será que escojas tú mismo tu favorita. Como se dice, para gustos los colores.

16. Descubre uno de los secretos mejor guardados de Roma: si vas a la Piazza dei Cavalieri di Malta, encontrarás una puerta enorme con una cerradura. Mira por ella y verás una de las vistas más preciosas a la Cúpula de San Pedro, completamente enmarcada por plantas. Son pocos los que conocen este secreto, no lo grites muy alto y guárdatelo para ti. 

17. Hazte una foto en el Arco de Constantino, el famoso arco de triunfo que irguieron para conmemorar la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio.

18. Descubre la cara más cautivadora de Roma visitándola por la noche. Con este tour conocerás una Roma completamente distinta con sus edificios más emblemáticos iluminados. Será un paseo inolvidable.

Castillo Sant'Angello de noche - Roma

19. Visita las Catacumbas de San Calixto. Este lugar es sumamente interesante por la historia que albergan sus paredes. La mejor forma de acceder a ellos y entenderlo todo, es yendo con un guía especializado, de esta forma te ahorras también las colas que se forman al entrar. Además, puedes subir al Mirador del Pincio, desde donde se obtienen las vistas más románticas de Roma.

20. Viaja a Egipto en Roma visitando los obeliscos y la Pirámide de la Plaza San Giovanni in Laterano, la Plaza del Popolo y la Plaza Navona. Encontrarás la famosa Pirámide de Cayo Cestio en la parada del metro Piramide. No obstante, no es egipcia, puesto que se construyó en torno a los años 18 y 12 a. C., como sepulcro para Cayo Cestio Epulón.

21. Ve al Circo Máximo e imagínate cómo debió ser en la antigüedad este edificio destinado a carreras de carros en la antigua Roma. Aunque se conserva muy poco, podrás imaginarte cómo era porque todavía está la pista de carreras y la spina. Una lástima que la gran mayoría de la gradería desapareciera.

22. Deléitate con el café italiano. Un caffè macchiato, un espresso, un capuchino auténtico o un ristretto (corto) o uno lungo (largo). Cualquiera de las opciones es buena. Ten en cuenta que en Italia no hay muchas cafeterías low cost porque le dan mucha importancia a este producto.

Tomarse un café en Roma

23. Visita los Museos Capitolinos. En ellos podrás ver, entre otras obras de la Antigüedad, la Loba Capitolina, la famosa loba que amamantó a Rómulo y Remo, personajes que, según la mitología, fueron los fundadores de Roma. La entrada a los museos son 14 €.

24. No te pierdas la Piazza Venezia, en ella verás el Palazzo Venezza y el famoso Monumento a Vittorio Emanuele II, que se conoce como ‘la máquina de escribir’ por su enorme fachada en forma de arco.

25. Haz la prueba de fuego en la ‘Bocca della Verità. ¿De qué se trata? Debes meter la mano dentro de la boca de una escultura para poner a prueba tu integridad. Si dices la verdad, no sucederá nada; pero si mientes... ¡te morderá la mano! Ve con cuidado y con alguien que se encargue de fotografiar el momento clave (y que pueda ayudarte a retirar la mano si las cosas no salen como esperabas). Se encuentra en la iglesia de Santa Aria in Cosmedin.

Bocca della Verità - Roma

26. Si te encanta Roma o crees que lo hará, no dudes en ver la película de ‘La Dolce Vita’ de Federico Fellini antes, durante o después de tu visita. Seguro que reconocerás muchos lugares de la ciudad que aparecen en la cinta.

27. ¿Sabes conducir moto? En caso afirmativo, alquila una Vespa y date una vuelta con ella por la ciudad y sus alrededores. Es una buena forma de sentirse como un auténtico italiano.

28. Piérdete por las callejuelas de la ciudad. Simplemente. Este es uno de los planes más sencillos y agradecidos en Roma. Puedes hacerlo cuando esté a punto de atardecer para ver cómo los colores de la puesta de sol van tiñendo la ciudad.

29. Si quieres relajarte, compra para hacer un picnic y disfruta de la comida en algún parque de la ciudad, como la villa Borghese. Puedes comprarte algún buen queso y jamón de la región y disfrutarlo lentamente con pan de algún horno.

30. Conoce las curiosidades y las anécdotas de Roma con un guía experto. Te fascinará todo lo que esta ciudad tiene para explicarte.

31. ¿Ya eres fan de los tiramisús? En ese caso, tienes que ir a probar los mejores de toda Roma en Pompi (Via della Croce 82), considerado, literalmente, el Reino del Tiramisú. Deliciooooosos.

Comerse un tiramisú en Roma

32. Si quieres estar cerca del Papa, vive una auténtica experiencia espiritual asistiendo a una Audiencia Papal, uno de los eventos religiosos más importantes. Un guía te acompañará para que descubras los principales monumentos que hay de camino al Vaticano. Cuando llegues, realizarás la audiencia con el Papa desde una posición privilegiada, y con suerte hasta podrás saludarlo.

33. Ve a la Basílica de Santa Maria della Vittora para ver el Éxtasis de Santa Teresa de Bernini. Esta escultura genera un magnetismo y un movimiento que parece natural. Pocos artistas consiguen reflejar tan bien los sentimientos esculpiendo la piedra como Bernini.

34. Ve hasta una panadería y déjate seducir por la inmensa cantidad de paninis que verás. Los hay de todo tipo y son una delicia por la buena calidad del producto. Te recomendamos ir al Pane e Salame (Via Santa Maria in Via, 19), o al Pane & Vino (Via Ostilia 10).

35. Si vas en verano, una buena opción para refrescarte, más allá del helado, es pedirse una grattachecca, que es un granizado de sabores distintos que está delicioso.

36. Ya que estás en el Vaticano, ve a sacar dinero ¡en latín! El banco del Vaticano es el único en todo el mundo que permite sacar dinero en esta lengua.

37. En vista de que estamos hablando de cosas insólitas... En Roma hay un bar llamado Jerry Thomas al que, para entrar, tienes que saber una palabra secreta. Para ello tendrás que entrar en su página web y contestar a una pregunta. La verás clicando en la imagen Prof Jerry Thomas. Contesta y recibe la palabra secreta en tu mail. Si no sabes la respuesta, ¡utiliza Google!

38. Si te apasiona la historia de los gladiadores, tenemos un plan excelente para ti: recorrer los subterráneos y la arena de gladiadores. Conocerás al detalle los túneles, las mazmorras, los montacargas y las trampillas con un guía experto, ¡no te lo pierdas!

Arena del Coliseo Romano

39. Da una vuelta por el Ghetto ebraico de Roma. Es una zona muy interesante y con mucha personalidad. Ah, y por cierto, si vas al norte de este barrio llegarás a la plaza de Torre Argentina, un santuario de gatos y donde se encuentran los restos del Teatro de Pompeyo y cuatro templos republicanos. ¡También fue el lugar donde asesinaron a Julio César!

40. Otro plan ideal es volver a Roma siempre que puedas para completar esta lista de planes y descubrir otros tantos por tu cuenta. ¡La Ciudad Eterna siempre tiene algo nuevo con lo que sorprender a sus visitantes!

Cosas que hacer y ver en los alrededores de Roma

41. Ve a Pompeya desde Roma. Es muy común viajar de Roma a Pompeya en un día, hay tours a muy buen precio. Te recogen desde el hotel y te llevan a las ruinas de Pompeya, además de una visita panorámica por Nápoles. Ah, ¡el almuerzo también está incluido!

42. Viaja a Venecia desde Roma cómodamente en un tren de alta velocidad. Puedes dedicarle un día entero y conocer la ciudad de los canales con un guía. Cuando llegues, serás testigo de los contrastes y los secretos que guardan las callejuelas y plazuelas de esta tímida, pero inabarcable ciudad.

Venecia desde Roma

43. Escápate a Capri y a la Gruta Azul en una excursión de un día. Irás con un guía profesional y en ferry. Hay algo indescriptible en esta isla, con su casco antiguo y sus cuevas marinas con aguas de un azul intenso. Lo mejor es descubrirlo por ti mismo.

44. Realiza una excursión a Florencia. Cuando llegues verás lugares tan magníficos como la Galería del los Uffizi y la Galería de la Academia. Además, un guía experto te dará todos los tips para que no te pierdas lo más importante en tu tiempo libre por una de las ciudades con más arte y cultura de Italia.

45. Conoce lo más interesante de toda Italia. Si lo que te apetece es hacer una ruta de 4 días y no perderte la Toscana y Le Cinque Terre, este es el tour perfecto para ti: te lleva por dos de las regiones más bonitas de toda Italia, con hoteles, catas, visitas guiadas y traslados incluidos.

Cinque Terre desde Roma