Plaza Navona

Piazza Navona es mucho más que un conjunto arquitectónico imprescindible. Se trata de una de las plazas más vivas y alegres de Roma, donde se encuentran locales y turistas para disfrutar de un gran ambiente artístico en el centro de la capital italiana. 

Esta plaza de estilo barroco es el lugar donde se levantaba el circo de Domiciano, construido en el 86 DC. Actualmente, Piazza Navona conserva la forma alargada del estadio original, aunque las gradas que existían en aquel tiempo han sido substituidas por los edificios que la rodean. Fue el Papa Inocencio X quien decidió levantar en ese lugar una plaza, ya que allí se ubicaba el palacio de la familia Pamphilli. 

¿Qué ver en Plaza Navona?

- Las tres fuentes.

- La Iglesia de Sant’Agnese in Agone, de Borromini.

- El Palazzo Pamphili, ex residencia de Donna Olimpia, cuñada del papa Inocencio X.

Las fuentes 

Fuente de los Cuatro Ríos (Fontana dei Quattro Fiumi): fue construida por Bernini en 1651. Representa los ríos Nilo, Danubio, Ganges y Río de la Plata, o sea, los cuatro confines de la Tierra o los cuatro continentes conocidos hasta esa fecha. Un obelisco egipcio de 16 metros de alto corona todo el conjunto escultórico.

Fuente de Neptuno: fue diseñada por Giacomo della Porta en 1576. La escultura que la corona representa a Neptuno luchando con criaturas marinas.

Fuente del Moro: una segunda fuente de della Porta, de 1576. La escultura que la corona es de Bernini y representa a Etíope luchando con un delfín.

Iglesias 

Santa Agnese in Agone: La iglesia original fue construida en el siglo VIII en el lugar donde se decía que Santa Inés había sido martirizada por Diocleciano.

La iglesia actual es del siglo XVII. Aunque el diseño es de Borromini, los frescos de la cúpula fueron obra de Bernini. La iglesia está decorada con mármoles, esculturas, dorados, en un estilo diferente al habitual en Borromini.

Nuestra Señora del Sagrado Corazón: fue construida en el siglo XV. Siguió en uso hasta el siglo XIX, en que fue abandonada. La restauración fue obra del papa León XIII, a fines del siglo XIX.

Palacios 

Sin duda, el más destacable es el Palacio Pamphilli, de mediados del siglo XVII, en cuya construcción colaboró también Borromini. Lo más destacado del palacio son los frescos pintados por Pietro da Cortona.

El palacio fue abandonado en el siglo XVIII y utilizado después para varios usos, hasta que en 1960 lo compró el Estado de Brasil y allí funciona su embajada.

Otros palacios que rodean la Plaza Navona son el Palacio de Cupis, el Palacio Torres Massimo Lorenzetti y el Palacio Braschi.

¿Qué hacer en Plaza Navona?

  • Después de ver las fuentes, puedes acercarte a la Via Zanardelli, detrás de la plaza, donde se encuentran restos arqueológicos de lo que fue el circo de Domiciano.
  • Del lado opuesto de las ruinas se encuentra el Pasquino, la más famosa estatua parlante de la ciudad. En las varias estatuas parlantes que había los ciudadanos podían colgar carteles en forma anónima y opinar sobre cualquier personaje público.
  • Alrededor de la plaza hay muchos restaurantes, cafés y gelaterias donde sentarte a tomar algo y pasar el momento disfrutando las performances de los artistas callejeros.
  • Si vas a Roma para Navidad, en Plaza Navona funciona un mercadillo entre diciembre y los primeros días de enero.
plaza navona

Cómo llegar: 

Metro Línea A, la estación más cercana es Spagna.
Autobuses 492, 40, 62, 64, 571, 916.