Basílica San Juan de Letrán

La Basílica San Juan de Letrán es la más antigua de las cuatro basílicas papales de Roma y, a la vez, es la más importante, por ser la catedral de Roma. Es llamada "madre de todas las iglesias del mundo" y representa el ideal de unión entre la época pagana y la era cristiana.

En el 909 fue consagrada a San Juan Bautista por el papa Sergio III. En 1144 el papa Lucio II se la dedicó también a San Juan Evangelista.

Historia de San Juan de Letrán

En la propiedad donde se levanta la iglesia había una residencia de la familia Laterani, que fue confiscada por Nerón al caer en desgracia la familia. La residencia pasó a manos de Constantino I cuando este se casó con Fausta, hermana de Majencio, y el lugar pasó a llamarse Domus Faustae in Laterano.

En el 313 Constantino cedió el predio al papa Melquíades,  quien organizó allí el primer sínodo de obispos. El lugar comenzó a ser llamado Patriarchum, primero, y Palacio Laterano después, siendo residencia oficial del papado hasta 1309.

La Basílica

La primera basílica se construyó en el 314 junto al Palacio Laterano y fue consagrada diez años después por el papa Silvestre I.

Fue saqueada dos veces  en el siglo V y parcialmente destruida por un terremoto en el año 896, y reconstruida cada vez. En el 1308 un incendio daño tanto la basílica como el palacio. La iglesia terminó de ser destruida después de otro incendio, en 1360. Las renovaciones comenzaron en 1377 pero aún así se consideró que la estructura no era segura y la sede del papado se trasladó a Avignon.

Entre los años 1646 y 1666 se hizo la reconstrucción total por encargo de Inocencio X. Las obras fueron dirigidas por Borromini. La fachada  norte se añadió en  1568 y la fachada principal en 1735. El ábside se amplió en 1885.

La restauración de Borromini le dio a la basílica un estilo barroco que antes no tenía. Lo que queda de la iglesia anterior es el piso del siglo XV, una parte del cielorraso del siglo XVI y algunas obras del siglo IV que decoran la basílica.

El exterior de San Juan

La fachada este es la vista más reconocible de esta basílica. Está coronada por quince estatuas de mármol travertino de siete metros de alto cada una. La figura central es Jesús, con Juan el Bautista y Juan Evangelista, uno a cada lado. Las otras estatuas representan figuras del Antiguo Testamento.

En la fachada norte están los dos campanarios del siglo XII.

En el nártex hay cinco puertas, una por cada nave. Las puertas centrales, de bronce, fueron tomadas de la Curia del Foro Romano. La primera puerta de la derecha es la Puerta Sacra que se abre cada 25 años. La estatua a la izquierda es de Constantino y fue encontrada en los Baños de Constantino.

El interior de San Juan

Las cinco naves están separadas por hileras de columnas y arcos. En las columnas hay doce nichos de mármol que albergan estatuas de mármol de los Apóstoles.

El piso es del siglo XV y el brillante cielorraso fue creado por Giacomo della Porta y diseñado por Miguel Ángel.

El altar en medio del transepto solo puede ser usado por el Papa, que celebra misa allí cada año el Jueves Santo. Fue creado en 1367 y tiene partes de madera que, se dice, pertenecieron al altar que fue usado por San Pedro.

El baldaquino gótico sobre el altar es del 1369 y está decorado con frescos. Sobre el altar hay dos extraños relicarios de plata que se dice contienen las cabezas de San Pedro y San Pablo.

Otros elementos destacados del interior son el fresco de Giotto, del siglo XIV, representando a Bonifacio VIII, el transepto creado por Giacomo della Porta en el siglo XVI, la Capilla del Sacramento, el ábside decorado con mosaicos de los siglos V y XIII,  y las seis tumbas papales.

El claustro, construido entre 1222 y 1230, es uno de los más bonitos de las iglesias de Roma, con sus columnas espiraladas y sus mosaicos. En el centro hay un pequeño jardín del siglo XIX.

    Horario: 

    Basílica: todos los días de 7:00 a 18:45.
    Claustro: todos los días de 9:00 a 18:00.

    Dirección: 

    Piazza di San Giovanni in Laterano 4

    Precio: 

    Basílica: gratis.
    Claustro: 2,00€ - usd 2,22.

    Cómo llegar: 

    Tram líneas 3 y 8.
    Metro línea A, estación San Giovanni.
    Autobuses líneas 53, 75, 85, 87, 186, 810.

    Ubicación: 
    basilica san juan letran