Plaza San Pedro

Se encuentra frente a la Basílica de San Pedro y fue diseñada y construida por Bernini entre 1656 y 1667 (papado de Alejandro VII). Es una de las plazas más grandes del mundo, con 320 metros de profundidad y un diámetro de 240 en la parte central. Y también una de las más impresionantes, por su majestuosidad. La Plaza San Pedro es también el escenario de la tradicional Audiencia Papal que se realiza cada miércoles.

Columnata de Bernini

Sin duda, lo más imponente es la famosa Columnata de Bernini, un conjunto de 284 columnas y 88 pilastras dispuestas en cuatro hileras rodeando la parte central. Sobre la balaustrada que une las columnas hay 140 estatuas de santos que miden 3.20 metros cada una. Estas estatuas fueron realizadas con posterioridad, en 1670, por alumnos de Bernini.

El Obelisco de Plaza San Pedro

En el centro de la plaza se levanta un obelisco egipcio de granito rosa de más de 25 metros de altura (el segundo más alto de Roma), con una curiosa historia. A diferencia de los siete obeliscos egipcios restantes que hay en Roma, se desconoce el origen de éste porque no tiene ninguna inscripción en la superficie. Se cree que, probablemente, estaba ubicado en Heliópolis y fue llevado a Alejandría por Octavio en el año 30 AC. Calígula lo habría trasladado a su circo privado en el 37 DC.

Lo que se sabe con seguridad es que en 1586 el papa Sixto V ordenó llevarlo al centro de la Plaza San Pedro, ya que se decía que junto a este obelisco había sido crucificado San Pedro. De ahí el nombre "testigo mudo" con que se le llama. El traslado demandó la intervención del arquitecto Domenico Fontana y un equipo de 900 hombres y alrededor de 100 caballos.

Originalmente estaba coronado por una esfera de bronce que, se decía, contuvo los restos de Julio César y, posteriormente, un trozo de madera de la Cruz. Sixto V reemplazó la esfera por la actual cruz de bronce sobre una estrella.  Los leones de la base se agregaron en 1818.

A los lados del obelisco se emplazan dos fuentes, una de Maderno, de 1614, y otra de Bernini, de 1675.

Scala Regia

La Plaza San Pedro se comunica con los Palacios Vaticanos a través de la Escalera Regia, una verdadera obra escenográfica realizada por Bernini entre 1662 y 1666. Bernini utilizó recursos visuales para que la escalera parezca mucho más larga de lo que realmente es (60 metros).

Ubicación: 
plaza san pedro