Basílica San Pablo Extramuros

La Basilica de San Paolo fuori le Mura es una de las cuatro basílicas papales de Roma y la más grande después de la Basílica de San Pedro. En la época de su construcción era la  más grande el mundo.

Está ubicada fuera de las Murallas Aurelianas, en el lugar donde se supone que fue sepultado San Pablo.

Historia 

El apóstol Pablo, que fue decapitado en el año 67, fue llevado a un sepulcro venerado en el siglo I llamado Cella Memoriae.

Una primera iglesia se construyó sobre este sepulcro en el año 324, por orden de Constantino I. En el 386 el emperador Valentino hizo demoler ese primer edificio porque resultaba demasiado pequeño para el culto.

Fue el emperador Teodosio, sucesor de Valentino, quien encargó al arquitecto Ciriades el diseño de una iglesia monumental. La nueva construcción tenía cinco naves sostenidas por 80 columnas y estaba precedida por un gran atrio con una fuente central. Fue consagrada en el 390 por el papa Sinicio, aunque  se terminó cinco años más tarde, durante el reinado de Honorio.

En los siglos siguientes continuaron las ampliaciones y en el siglo IX era considerada la iglesia más grande de Roma, título que mantuvo hasta que fue construida San Pedro.

Fue saqueada por los sarracenos en el 846, pero de inmediato fue remodelada y nuevamente ampliada. El 15 de julio de 1823 ocurrió un incendio que la destruyó casi por completo. Sólo se salvaron del fuego el ábside, el claustro, el arco triunfal, la tumba de San Pablo y la pared sur. La reconstrucción terminó en 1854, cuando fue consagrada basílica.

Exterior de San Pablo

Si bien la que vemos no es la iglesia original, no deja de ser un edificio imponente. El edificio actual tiene 131 metros de largo por 65 de ancho y 29 de alto. El gran atrio fue construido en el siglo XIX por Guglielmo Calderini, según un diseño neoclásico de Luigi Poletti. Es un pórtico de cuatro lados con 70 columnas corintias. En el centro se levanta una estatua de San Pablo del escultor Giuseppe Obici.

Los mosaicos de la fachada también son del siglo XIX y fueron creados siguiendo el diseño del mural original del siglo X. Muestra figuras del Antiguo Testamento por encima de las cuales están Cristo, San Pedro y San Pablo.

La puerta central, de bronce, es de 1930. A la derecha está la Puerta Sagrada que se abre una vez cada 25 años, para el Jubileo.

El campanario es de 1860 y tiene siete campanas, cinco de las cuales son las originales del siglo XI.

El interior de San Pablo

Ni bien se entra a San Pablo impresionan tanto el tamaño como las cuatro hileras de 20 columnas cada una que separan la nave central de las laterales. Las columnas originales habían sido traídas de antiguos templos romanos.

Las arcadas entre columnas están decoradas con tondi, medallones circulares donde aparecen los 267 papas desde San Pedro a la actualidad. Las pinturas originales fueron dañadas en el incendio de 1823 y restauradas. Todavía hay algunos tondi disponibles para futuros papas. Y dice una leyenda que cuando el último tondo haya sido pintado, el mundo acabará.

Un elemento original que se salvó del incendio es el enorme candelabro pascual de alrededor de 1170, decorado con relieves que representan escenas bíblicas.

El arco triunfal que cruza la nave descansa en columnas jónicas. Está decorado con mosaicos del siglo XV. En el centro del arco hay una figura de Cristo rodeado por pájaros, ángeles, y los santos Pedro y Pablo.

El mosaico veneciano del ábside es de 1226 y fue colocado para reemplazar el original del siglo V. Se ve a Cristo en el trono acompañado por los apóstoles.

El baldaquino gótico del altar mayor fue creado por Arnolfo di Cambio en 1285. Bajo el altar está la tumba de San Pablo.

Horario: 

Basílica: todos los días de 7:00 a 18:30. 
Claustro y Pinacoteca: todos los días de 8:30 a 18:15.

Dirección: 

Piazzale di San Paolo 1

Precio: 

Basílica: gratis.
Claustro y Pinacoteca: 4,00€ - usd 4,43.

Cómo llegar: 

Metro línea B, estación Basilica San Paolo.
Autobuses líneas 23, 128, 670, 766, 769.

Ubicación: 
basilica san pablo extramuros