Puente Verrazano - Narrows

El Puente Verrazano Narrows, diseñado por el arquitecto urbanista Robert Moses y el ingeniero Othmar Ammann,  cruza sobre el estrecho The Narrows, conectando Staten Island y Brooklyn.

En el momento de su inauguración, en 1964, era el puente colgante más largo del mundo; y aunque ya no lo es, sigue siendo el más largo de Estados Unidos, con 1.298 metros de longitud.

El puente va desde Fort Hamilton (Brooklyn) a Fort Wadsworth (Staten Island), dos antiguos bastiones que defendían la Bahía de Nueva York.

Historia del puente

Fue concebido como una necesidad y, a la vez, un símbolo de la entrada al "Nuevo Mundo".

Diez mil personas trabajaron en la construcción del puente, que costó alrededor de 2 billones y medio de dólares de hoy. Una cantidad mínima, comparada con lo que costaría una obra igual hoy en día.

Se lo llamó Verrazano en honor del navegante Giovanni Verrazzano, quien se cree que fue el primer europeo en llegar a la Bahía de Hudson (y sí, en el nombre del puente les faltó una "z").

Características y cifras

  • Las dos enormes torres miden más de 200 metros de alto cada una y están a casi 1.300 metros una de otra. Esta distancia obligó a compensar la curvatura de la tierra. Es decir, que la parte superior de cada torre está levemente inclinada hacia adentro para que se vean derechas.
  • El segundo nivel se añadió en 1969. Ambos niveles son sólo para coches o autobuses.
  • Cada uno de los cuatro cables de suspensión, de 914 mm de diámetro, está formado por 26.108 cables, que puestos uno a continuación del otro superarían los 230 mil kilómetros de longitud.
  • Alrededor de un millón y medio de vehículos cruzan el puente cada semana.
  • Por su ubicación y longitud, el clima afecta al Verrazano-Narrows más que a otros puentes: en verano las calzadas bajan unos 3 metros y medio, debido a la expansión de los cables de acero.
Puente de Verrazano-Narrows

Dirección: 

Verrazano-Narrows Bridge, Brooklyn, NY.