Cataratas del Niágara

Las cataratas del Niágara se pueden visitar desde Canadá o desde EEUU, puesto que se encuentran localizadas entre ambas fronteras, y son uno de los principales atractivos de ambos países por la espectacularidad de uno de los espectáculos naturales más impresionantes que jamás verás.

Las cataratas fueron descubiertas tras las aventuras de los europeos durante la época colonial. Los primeros registros provienen del religioso francés Louis Hennepin, quien acompañaba a LaSalle en una expedición por esta zona en el 1678.

Curiosidades y datos de las Cataratas del Niágara

  • Tienen una anchura de 1000 metros y 54 de caída, y se encuentran situadas a 650 km de Nueva York.

  • Las Cataratas del Niágara tienen el récord mundial en volumen de caída de agua. Aunque no son las más altas ni las más anchas, sus tres saltos hacen que se muevan más de 110.000 m3 de agua por minuto.

  • Se trata de un lugar vivo: las cataratas erosionan el entorno natural, lo cual hace que cada año sean más bajas. Hace más de 12000 años, se encontraban a 7 millas río abajo.

  • Más de 30 millones de turistas la visitan cada año en ambos lados, el canadiense y el estadounidense.

Qué ver en las Cataratas del Niágara

Ir a las Cataratas del Niágara es una visita obligatoria si disfrutas de entornos naturales y que se caracterizan por su enormidad. A continuación, te enumeramos porqué es importante ir a través de sus principales qué ver:

  • La Doncella de la Niebla: se trata de un paseo en barco que te acercará a las cataratas y te permitirá sentir la fuerza del agua cayendo desde las alturas.

  • Goat Island: la isla de la Cabra es una pequeña isla que se encuentra frente a las cataratas y que es en realidad la frontera entre ambas caídas. Está deshabitado y constituye un paraje precioso, así como un punto de observación precioso.

  • Horshoe Falls: es la parte más impresionante de las cataratas, y se le llama así porque tiene forma de herradura de caballo.

  • Viaje por detrás de las cataratas: existe la posibilidad de ver las cataratas desde el interior a través de unos túneles que te permitirán verlo todo de muy cerca.

  • Velo de Novia: se puede llegar hasta la base del salto más pequeño de todos, y las vistas son muy interesantes por la perspectiva que ofrecen.

Visita las Cataratas del Niágara desde Nueva York

La mejor forma de visitar las cataratas del Niágara desde Nueva York en un día, es contratando un tour ya organizado para despreocuparte de todo lo que necesitarías gestionar si fueras por libre. Estos tours te llevan desde el centro de NY hasta las cataratas y te ofrecen la opción de ir con un guía si quieres, o ir por libre y solo contratar el servicio de traslado. Además, te incluyen el paseo en barco a bordo de la famosa ‘Maid of Mist’. Al ser un viaje largo, no te recomendamos que lo hagas con niños.

Si quieres llegar por libre, te recomendamos que alquiles un coche y pases noche en algún hotel cercano a las Cataratas del Niágara. El viaje es largo, puesto que son 640 km, y a los gastos y tiempo de llegada, tendrás que sumar la gasolina y las paradas que tengas que hacer para descansar.

Si quieres llegar más rápido, puedes ir en avión, que tarda 1 hora en llegar al aeropuerto de Búffalo desde los aeropuertos de NY. La desventaja es el precio, puesto que son mucho más caros que los viajes en autobús o en coche privado.

Cataratas del Niágara

Dirección: 

Niagara Falls, NY 14303, Estados Unidos

Cómo llegar: 

Coche: son 6 h y 40 minutos desde Nueva York por la I-81 N y I-90 W, y la ruta incluye peajes.