Barcelona

Menú

45 cosas que ver y hacer en Barcelona

Magnética, multicultural, cosmopolita, artística, revolucionaria, cautivadora, vanguardista, compleja, sencilla, etc. Se nos ocurren tantos adjetivos para definir a Barcelona… Algunos de ellos se contradicen, pero vaya, por eso resulta especialmente encantadora, y en cualquier caso... ¡a Barcelona se lo perdonamos todo!

¿Te apetece conocer Barcelona desde sus entrañas y sus calles? Echa un vistazo a nuestra lista. Más allá de sus imprescindibles, la ciudad condal es un laberinto de planes e ideas originales.

1. Ve a visitar la Catedral de Barcelona y piérdete por el Born. Por los alrededores de la Catedral encontrarás paseos y callejuelas fascinantes, como el carrer del Bisbe, donde verás el famoso puente del Bisbe que se sitúa entre el Palau de la Generalitat y Cases dels Canonges, o los restos del famoso acueducto romano. 

2. Fíjate en el puente desde abajo, hay una calavera aparentemente real atravesada por una daga que no se sabe exactamente qué significa. La leyenda nos cuenta que el día que se separe la daga del cráneo, Barcelona se derrumbará.

3. Conoce la Sagrada Familia. Lo mejor es que vayas con un guía para no perderte esta maravilla del modernismo catalán. Siempre puedes verlo gratis si vas a la misa de los domingos a las 9:00 h (ve 30 minutos antes para garantizarte sitio), pero ten en cuenta que estará mucho más masificada.

Interior de la Sagrada Familia - Barcelona

4. Si no quieres perderte los iconos más importantes de la arquitectura de Antoni Gaudí, te recomendamos que contrates un tour dedicado exclusivamente a su obra. Conocerás la Sagrada Familia, la Casa Batlló, la Pedrera y el Parque Güell. Todo en uno. 

5. No muy lejos de la Sagrada Familia, a 10 minutos a pie bajando por la Avenida Gaudí hasta la calle Lepanto, se encuentra el Hospital de Sant Pau. Entrar no es gratis, de hecho, cuesta 15 € la entrada libre y 20 € la visita guiada. Su fachada ya es una maravilla, por lo que, si decides no entrar, visítala por fuera simplemente y maravíllate con su arquitectura.

6. Recorre las Ramblas de arriba abajo. Empieza por Plaza Cataluña y ve bajando hasta llegar al Monumento a Colón, al que puedes subir para observar la vista en panorámica. Te recomendamos que cuides tus pertenencias, esta avenida histórica está muy concurrida de viajeros, por lo que no faltan maleantes y carteristas que se aprovechan de los más despistados.

7. Mientras bajas por las Ramblas, haz una parada para visitar el Mercado de la Boquería. Piérdete entre los aromas, sabores y colores de los productos gastronómicos de Cataluña, siéntate en alguno de sus bares de tapas, pídete una copa de vino, y disfruta un rato antes de seguir bajando por la avenida.

8. Recorre en bicicleta, a pie o patinando, el Paseo Marítimo de la Barceloneta hasta el Fórum y ve parando en las playas de Barcelona. Son una auténtica maravilla por su buen ambiente: gente practicando deporte, leyendo, charlando o simplemente relajándose.

La Barceloneta y Montjuic al fondo

9. Intenta acercarte a esta zona durante el atardecer. Es especialmente bonito ver el Pez de Frank Gehry y el Hotel W de Barcelona iluminados por los últimos rayos de sol. Las escamas del pez dorado y los cristales del hotel teñidos por el color rosáceo, conforman una estampa inolvidable.

10. Pasea por el barrio de la Barceloneta. Disfruta de sus calles, de sus plazuelas y sus terrazas. Aprovecha y pásate por la Bodega Fermín (c/ Sant Carles 18), y tómate un vino blanco con alguna tapa. Es un lugar tradicional con una bodega que tiene su propia cerveza, la Rosa del Fermín.

11. Pasea por el Barrio Gótico. Aquí se fundó la ciudad romana y es donde se encuentran algunos de los monumentos históricos más importantes, como la Catedral de Barcelona, la Plaza del Rey, la Plaza Real o la Plaza Sant Jaume.

12. Pero la plaza que más nos gusta del Gótico es la de Sant Felip Neri. Se llega hasta ella paseando por las estrechas callejuelas del barrio. Si te fijas en la fachada de la iglesia, verás restos de metralla de una bomba que se lanzó durante la Guerra Civil.

13. Sube por Paseo de Gracia. Esta es una de las calles más auténticas de Barcelona. En ella encontrarás las tiendas más exclusivas, algunos de los edificios modernistas de Gaudí mencionados en el punto 4 (la Casa Batlló y la Pedrera), y restaurantes con cocinas muy innovadoras.

Edificios de Paseo de Gracia - Barcelona

14. Mientras subes, fíjate en los bancos-farolas. Son realmente preciosos puesto que están diseñados con la técnica del trencadís catalán (mosaicos de cerámica con argamasa). Las farolas de hierro forjado le dan mucho dinamismo a la escena, y los colores intensos de las flores que hay en las jardineras de los bancos, le dan al conjunto un plus de espectacularidad.

15. Sigue subiendo por Paseo de Gracia y llega hasta el barrio de Gracia, uno de los más auténticos de la ciudad condal por tratarse de una zona muy residencial justo al lado del centro. Si te gusta mucho el arte urbano, aquí encontrarás los mejores murales y grafitis de la ciudad, así como restaurantes que definen la auténtica personalidad de los vecinos, de Barcelona y su alma multicultural y diversa.

16. Conoce la ciudad desde la comodidad del autobús turístico. Podrás bajar y subir tantas veces quieras mientras descubres la ciudad plácidamente en un vehículo climatizado y con audioguía.

17. Descubre el encanto del Palacio de la Música Catalana, la sala de conciertos con mejor acústica de la ciudad y uno de los iconos más interesantes del modernismo catalán.

18. Visita el Parque de la Ciutadella. No muy lejos del Arco de Triunfo se encuentra el parque más bonito de toda Barcelona: improvisa un picnic y llévatelo para comértelo bajo sus árboles. Recorre después sus caminos y llega hasta la cascada monumental o al Castillo de los Dragones. Es probable que encuentres algún grupo de música o a alguna escuela de baile en la glorieta o quiosco de la Transexual Sonia.

Parque Ciutadella - Barcelona

19. Barcelona es ante todo una ciudad abierta al mundo y con pensamientos y culturas de todo tipo, prueba de ello es el barrio del Raval, un área obrera y el enclave multicultural por excelencia. En él nació la icónica rumba catalana y se caracteriza por su originalidad. Pasea por sus calles y entra en alguna de sus instituciones culturales, como el CCCB, el MACBA o la Filmoteca de Cataluña, donde podrás ver una película de cine clásico.

20. Ve a hacer una visita cultural a los cementerios de Barcelona. Puede sonar algo tétrico, pero el Cementerio de Montjuic y de Poblenou son espacios interesantes de ver por sus estilos arquitectónicos y por ser el lugar donde se encuentran enterrados personajes ilustres. Visítalos desde el respeto y aprecia la complejidad del entorno.

21. Hablando de Montjuic… Ve a esta montaña para perderte en sus monumentos, edificios históricos e instituciones culturales. Te recomendamos que te pases por el Pueblo Español, un recinto con un sinfín de recreaciones a escala real de edificios de pueblos ibéricos.

22. Toma el teleférico en Montjuic y llega hasta la Barceloneta. Cruzarás la ciudad suspendido a una altura de 70 metros de altura. Ve al mediodía o a primera hora de la mañana para evitar colas.

Teleférico en Barcelona

23. Descubre la cara B Barcelona a través de este tour completamente gratuito. Te aventurarás con un guía por las calles de la prostitución, antiguos burdeles, arte callejero, etc.

24. Visita los museos de Barcelona el primer domingo de cada mes, cuando las entradas son gratuitas. Si tu viaje coincide con este día, te recomendamos el Museo Picasso, el MNAC o el Museo Marítimo. Aunque el CosmoCaixa, si viajas con niños, es ideal.

25. Si te decides por el MNAC, aprecia bien el mirador para obtener una vista panorámica muy bonita de Plaza España con sus torres venecianas. Cuando entres en el museo, maravíllate con su colección de arte románico, especialmente con el Pantocrátor de Sant Climent de Taüll.

26. Escápate a Sitges. Puedes hacer una excursión de un día para ver este hermoso pueblo que se caracteriza por su microclima, su casco antiguo, sus calles estrechas con casitas encaladas y sus preciosas playas. 

27. ¿No hemos hablado todavía de la paella? Cataluña es una de las Comunidades Autónomas de España con una gastronomía más sofisticada y refinada. La paella aquí es un plato típico y tienes que probarla. Nuestro restaurante favorito es el Xiringuito Escribà (Av. Litoral 62), está en primera línea de mar, por lo que las vistas y el olor a mar, le dan a al exquisito sabor de los platos, un plus muuuuuy especial. Tómatela con un buen vino blanco y abróchate el cinturón. 

Paella en Barcelona

28. Ya que estamos con gastronomía catalana… Ve a Sarrià para descubrir si las bravas del Bar Tomás (Major de Sarrià, 49) son las mejores que jamás probarás. Ya que estás aquí, pídete también una ensaladilla rusa y un vermut o una cerveza. Déjate llevar por la onda de la buena vida, que estás de vacaciones.

29. Si te gustan las antigüedades, ve al Mercat dels Encants para darte un paseo por las diferentes tiendas que se ubican debajo de la deslumbrante cubierta ondulada de Fermín Vázquez. Es probable que encuentres auténticas gangas. Abre lunes, miércoles, viernes y sábados de 9:00 a 20:00 h.

30. Visita el Camp Nou y el Museo del FCB. Cuando lo hagas, te sentirás muy cerca de las estrellas del fútbol, como Leo Messi. Verás uno de los estadios más grandes, con capacidad para más de 99.000 personas. Contrata un tour previamente para ahorrarte las colas y garantizarte la entrada.

31. Piérdete por el Laberinto de Horta. En el barrio de Horta-Guinardó hay un laberinto enorme, muy cerca de la sierra de Collserola. Es ideal para recorrerlo con niños, les encantará perderse por el interior del laberinto hasta llegar al centro. Se encuentra en el Passeig dels Castanyers 11, y el precio de entrada es de 2,23 €. Ten en cuenta que abre a partir de las 10:00 h hasta el atardecer.

Laberinto de Horta - Barcelona

32. Conoce Els 4Gats (Carrer de Montsió, 3), un bar precioso de decoración modernista, diseñado por Josep Puig i Cadafalch, donde frecuentaba Picasso, entre otros artistas de su época. Puedes comerte un arroz de montaña o bien sentarte y disfrutar de una cerveza o un vermut. Lo que quieras.

33. Descubre el Tibidabo. Barcelona es una ciudad que tiene playas magníficas, pero también montaña. Collserola es el pulmón verde de la ciudad y en esta montaña se encuentra el Parque de Atracciones del Tibidabo, un lugar que desde 1901 no ha actualizado mucho sus atracciones, punto en contra si buscas adrenalina, pero también a favor si quieres disfrutar de un entorno particular.

34. Si viajas a Barcelona durante los meses de verano, ve al Cinema a la Fresca de la Sala Montjuic. En un enorme escampado colocan una pantalla colosal y proyectan películas que verás bajo la luz de las estrellas y tumbado sobre una hamaca. En el ambiente reina la buena energía. Eso sí, rápidamente descubrirás que en este espacio todo el mundo respeta al cine y a los demás, por lo que hablar durante la proyección está mal visto. 

35. ¿Buscas un bar donde se elaboren platos de gastronomía catalana? Entonces tienes que ir a la Bodega d’en Rafel (Carrer de Manso, 52). Te recomendamos que pidas unos caracoles, flamenquines, buñuelos de bacalao o una tortilla de alcachofa. Todo el mundo coincide en que Rafel es un amor de persona y un excelente cocinero.

36. Pero ya que hablamos de gastronomía catalana, no puedes irte de Barcelona sin haber probado tampoco los calçots en alguna masía. En este apartado de nuestra guía encontrarás algunos restaurantes donde cocinan este tipo de cebolla con salsa romesco, tanto en el centro como en auténticas masías de los alrededores.

Calçots con romesco

37. Sube a Montserrat al amanecer para conocer el monasterio, la Santa Cueva de la Moreneta y disfrutar de unas vistas inigualables en una montaña con formaciones geológicas muy particulares.

38. En Barcelona hay una calle conocida como la Calle del Chocolate porque ya desde el siglo XVII se inauguraron varias chocolaterías que todavía existen. Hablamos de la calle de Petrixol. Ve, prueba el chocolate que más te entre por los ojos y siéntate en La Pallaresa (ubicada en el número 11 de esta calle). Aquí podrás disfrutar relajadamente de unos auténticos churros con chocolate.

39. Cuando estés en Plaza Cataluña, ve al centro de la plaza para ver todo el entorno (cuidado con las palomas, que envisten a los viajeros). Luego sube a la última planta del Corte Inglés, hay un restaurante con vistas panorámicas muy bonitas, y es gratis.

Vistas a Plaza Cataluña desde el Corte Inglés

40. Pero el mejor mirador de Barcelona es el de los Búnkeres del Carmel, un lugar que durante la Guerra Civil albergó cañones antiaéreos. Todavía se pueden ver los restos de la batería antiaérea. Te recomendamos que vayas a la hora del atardecer con un picnic para disfrutar de las vistas mientras los colores del atardecer lo difuminan todo al horizonte.

41. Escápate a la Costa Brava con un tour. Descubrirás los pueblos más bellos y realizarás un paseo a bordo de un barco dotado de visión submarina. Este tour, además, recorre las ruinas de Ampurias, las únicas de toda España donde conviven restos de una ciudad romana y otra griega.

42. Si te apetece algo fresquito y dulce, ve a Sirvent (Parlament 52) y tómate una horchata o un cubanito, que es una horchata con helado de chocolate. Está reconocida como la mejor de toda Barcelona, y damos fe de ello.

43. Otro plan fabuloso es llegar tarde a alguna cita y decir que vienes del intercambiador del metro de Paseo de Gracia: un largo pasillo de 250 m de longitud. Todo el mundo lo creerá, excepto si se lo dices a un catalán, que ya se conocen la excusa.

44. Disfruta del espectáculo de luces de la Fuente Mágica de Montjuic, merece mucho la pena porque la fuente se ilumina con luces de muchos colores, con música de fondo. Podrás verlo de 20:00 a 21:00 h. Te recomendamos que vayas con algo más de tiempo para escoger el mejor sitio.

45. Escápate a Girona desde Barcelona con un tour guiado para conocer esta ciudad histórica, sus ruinas romanas y su casco antiguo.

Centro de Girona

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


27

tours en Barcelona desde

Ver todos