Qué visitar en Barcelona: 10 lugares imprescindibles

Barcelona, la ilustre capital catalana que acoge ruinas romanas, obras de arte de la época moderna, palacios de estilo gótico, y que, por otro lado, te muestra su cara más cosmopolita con edificios increíbles, bares y restaurantes rompedores. Una ciudad de mar y montaña, de contrastes, la cuna del modernismo catalán y el escenario donde se encuentra uno de los estadios de fútbol más venerados del mundo entero.

Te explicamos Barcelona desde sus imprescindibles, pero si te apetece conocerla a fondo, no dudes en echar un vistazo a nuestra lista de cosas que ver y hacer por la ciudad.

1. La Barcelona de Gaudí 

Si pensamos en Barcelona, una de las primeras cosas que nos viene a la cabeza es Antoni Gaudí y su forma de concebir la arquitectura en el estilo modernista catalán.

Las obras de Gaudí se caracterizan por sus influencias del arte gótico, de construcciones orientales y las formas orgánicas de la naturaleza. Antoni Gaudí es un genio que llevó a cabo durante los siglos XIX y XX construcciones que constituyen auténticos iconos de la arquitectura catalana, como son la Sagrada Familia, la Casa Batlló, la Pedrera o el Park Güell.

En tu visita a Barcelona no puede faltar la Sagrada Familia, la famosa basílica que aún hoy en día sigue en construcción, pero que no por ello deja de ser espectacular. Es el monumento más visitado de toda España y destaca por la belleza de sus fachadas. Ve con un guía y reserva tus entradas de antemano para no perder detalle y ahorrarte las colas.

El Parque Güell es también un lugar de cuento de hadas, en el que podrás adentrarte en la arquitectura más fascinante del arquitecto catalán, así como la Pedrera y la Casa Batlló, ambas ubicadas en Paseo de Gracia. Sus fachadas son magnéticas y emulan animales fantásticos y rasgos de la naturaleza. ¡No te lo pierdas!

Una muy buena opción de conocer la Barcelona de Gaudí al completo es contratando un tour especializado en el arquitecto catalán. Conocerás todos estos lugares con un guía y sin hacer colas.

Sagrada Familia - Barcelona

2. Las Ramblas y el Mercado de la Boquería

Las Ramblas es uno de esos lugares que cuando visites no olvidarás en la vida. Se trata de la calle más famosa de Barcelona: un paseo que va desde Plaza Cataluña hasta el Monumento a Colón, en el que podrás ver quioscos con souvenirs, artistas callejeros, puestos de flores, terrazas, restaurantes y mucha actividad y vida social. Las Ramblas son también el escenario donde se yerguen edificios tan importantes como el Liceo y desde donde puedes acceder rápidamente a barrios como el Raval, el Born o el Gótico.

Pero la mención especial se la lleva el Mercado de la Boquería. Ubicado en el número 91 de Las Ramblas, este bullicioso mercado es un enclave que define la personalidad de Barcelona a través de su gastronomía local. Ve y déjate seducir por los aromas, sabores y colores de los productos locales y de proximidad.

Las Ramblas - Barcelona

3. Barrios de Barcelona: Gòtic, Raval y Born

Aunque son muchos los barrios que podrías visitar en Barcelona, en cada uno de ellos gobierna un sentimiento distinto. Hay tres que no pueden faltar en tu lista: el Raval, el Gótico y el Born.

El Raval es el más controvertido de la ciudad y a su vez uno de los más interesantes por su faceta multicultural. En él se encuentran algunas de las instituciones culturales más curiosas y relacionadas con la esencia del barrio y la ciudad, como por ejemplo el CCCB o la Filmoteca de Cataluña.

El Barrio Gótico es el más antiguo de la ciudad y en él se encuentran algunas ruinas de la época romana. Durante el medievo se construyeron edificios de estilo gótico, asimismo, a lo largo de los años, el barrio se ha ido reconstruyendo y adaptando para unificar su estilo. Es uno de esos lugares en los que callejear es casi una obligación, quizás, y sin querer, llegas a la Plaza de San Felip Neri, una de las joyas ocultas de la ciudad. No te pierdas tampoco el carrer del Bisbe, ¡su acústica es una maravilla!

¿Sabías qué?

En la parte inferior del puente hay una calavera con una daga clavada que no se sabe exactamente qué significa. No obstante, la leyenda nos cuenta que el día en el que la daga se separe del cráneo (aparentemente auténtico), Barcelona se derrumbará entera. 

Por último, no muy lejos se encuentra el Born, un lugar donde la arquitectura, la gastronomía, la moda, el ocio y la cultura tienen la misma importancia. Callejeando llegarás a la famosa Basílica de Santa María del Mar, una de las más bonitas de todo el planeta, considerada la máxima expresión del gótico catalán. Asimismo, en el Born se encuentra el Museo Picasso, uno de los más importantes de la ciudad por albergar casi 4.000 obras del artista.

Carrer del Bisbe en el Gótico - Barcelona

4. Playas de Barcelona

Hasta finales del siglo XX las playas de Barcelona no eran muy cómodas. Con el tiempo se empezaron a habilitar para convertirlas en el conjunto de magníficas costas que podemos ver hoy en día: playas perfectamente adaptadas, accesibles y donde tanto locales como turistas van para practicar deporte al aire libre y actividades acuáticas.

Lo más interesante de estas playas es que están a un tiro de piedra de la ciudad, por lo que la combinación en transporte público para llegar hasta ellas es muy fácil. También puedes llegar hasta el Puerto Olímpico con el autobús turístico y desde aquí recorrer sus principales playas, como la Barceloneta, Somorrostro o San Miquel

Si vas en verano, no olvides llevarte una toalla, bañador, chanclas y crema solar. Te apetecerá darte un chapuzón.

Playa de la Barceloneta

5. Palacio de la Música Catalana

El Palacio de la Música Catalana es el auditorio más famoso de Barcelona, uno de nuestros imprescindibles por ser uno de los mayores referentes del modernismo catalán y a la vez un espacio de culto para la música.

Construido entre 1905 y 1908, el Palau de la Música Catalana se ha ganado la fama de ser la sala de conciertos con mejor acústica de la ciudad. Además, la belleza de su interior destaca por su originalidad.

Lluís Domènech, su creador, supo como llenar de vida y colores este lugar que evoca a un mundo fantástico. Cuando vayas, no te pierdas el órgano en el escenario y su lucernario central, que representa al sol.

Todo aquí está lleno de historias y curiosidades, como por ejemplo las valquirias de Wagner que nacen de su techo y un conjunto de elementos que, de la forma más poética, evocan a la naturaleza.

Palacio de la Música Catalana - Barcelona

6. Catedral de Barcelona

También conocida como La Seu, la Catedral de Barcelona es uno de los monumentos más carismáticos e icónicos de Barcelona y uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica catalana.

Se construyó durante los siglos XIII y XV sobre una antigua catedral románica que anteriormente había sido paleocristiana. No sabemos mucho sobre cómo era anteriormente, puesto que a lo largo de la historia fue sufriendo remodelaciones hasta convertirse en la catedral gótica que hoy en día conocemos.

¿Sabías qué?

La Catedral de Barcelona esconde un sinfín de misterios y mensajes ocultos. Además, cuenta con más de 250 gárgolas que están inspiradas en seres mitológicos y fueron esculpidas para dar salida al agua y, a su vez, ahuyentar al mal con sus terroríficos rostros. 

Cuando entres a la Catedral, fíjate en la cripta de Santa Eulalia, en su hermoso claustro y el coro. Tampoco te puedes perder la terraza, que te permite subir a la parte superior de la catedral, ver sus dos torres, y observar la ciudad desde una panorámica muy particular.

Catedral de Barcelona

7. Montjuic

La montaña de Montjuic es un espacio muy interesante porque es el escenario donde se encuentran edificios culturales e históricos muy importantes. Por ejemplo, no puedes perderte el Castillo de Montjuic, una fortaleza militar muy ligada a la historia de la ciudad que a su vez es un mirador excelente para ver Barcelona. Por otro lado, el Pueblo Español es un recinto donde encontrarás un total de 117 edificios a escala real que ejemplifican las plazas, restaurantes y calles de los auténticos pueblos ibéricos. ¡No te lo pierdas!

Pero Montjuic es mucho más que esos dos emblemáticos lugares... Esta montaña fue el espacio donde se construyeron grandes edificios para la Exposición Universal de 1929, como por ejemplo la Fuente Mágica, el Pabellón Alemán o museos tan importantes como el MNAC o el Museo de Arqueología.

Consejo

Sube al MNAC por las escaleras metálicas que encontrarás en su base para obtener unas vistas preciosas de la ciudad, Plaza España, las Arenas y las torres venecianas. Dentro del museo, al que te recomendamos que vayas para ver obras magnificas del románico catalán y el modernismo, hay un restaurante muy bueno con las vistas todavía a más altura.

Montjuic - Barcelona

8. Paseo de Gracia

¿Te imaginas una enorme avenida llena de preciosos edificios modernistas, tiendas de lujo y restaurantes con cocinas rompedoras? El Paseo de Gracia de Barcelona es todo esto y mucho más.

Esta enorme calle se abre desde Plaza Cataluña y sube hasta el famoso barrio de Gracia, una de las áreas de la ciudad donde el arte, la tradición y la cultura se dan cita. Recorrer Paseo de Gracia implica adentrarse en una de las arterias más interesantes de la ciudad. Aquí podrás pararte para contemplar la belleza de edificios como la Casa Batlló, la Casa Bonaventura Ferrer, el Palau Malagrida, el Palau Robert o la Pedrera.

Consejo

Mientras subes por Paseo de Gracia fíjate en los bancos-farola, en total hay 32 y son obra de Pere Falqués i Urpi, diseñados en 1906. Están realizados con la famosa técnica del trencadís catalán, que es un tipo de mosaico con trozos de cerámica unidos por argamasa. Siéntate en uno de ellos con algún edificio modernista de fondo para hacerte una foto. Eso sí, dile al cámara que enfoque también la farola de hierro forjada y las jardineras. Son una maravilla.

Puedes subir el Paseo de Gracia con el autobús turístico y recibir toda la información que necesitas con una audioguía. La ruta azul de este tipo de transporte turístico pasa por aquí, por el barrio de Gracia, la Sagrada Familia, el Parque Güell y el Camp Nou. Todo en uno.

Paseo de Gracia - Barcelona

9. Camp Nou y Museo del FCB 

Si eres aficionado al fútbol y viajas a Barcelona, no puedes faltar al Camp Nou, el famoso estadio del Fútbol Club Barcelona donde han jugado artistas de la talla de Ronaldinho o Lionel Messi.

Esta colosal estructura de 48 metros de altura y con una superficie de 55.000 metros cuadrados tiene una capacidad de aforo para más de 99.000 espectadores. De hecho, es el estadio deportivo con mayor capacidad de público de Europa y uno de los más grandes de todo el mundo.

¿Sabías qué?

En el estadio hay una capilla a la que tanto futbolistas como locales o turistas van para visitar y rezar a la imagen de la Mare de Déu de Montserrat, Patrona de Cataluña. Se llama Capilla del Estadi y se construyó por petición del propio Club.

Si tienes muy claro que quieres entrar a la meca del fútbol, ver el campo de juego, la sala de tv, la sala de prensa, el palco presidencial y el Museo del FCB, te recomendamos que contrates un tour para ir con un guía que te lo explique todo y adquirir tus entradas sin colas, al mejor precio y con aperitivo incluido. 

Camp Nou - Barcelona

10. Escapadas: Sitges y Montserrat 

Hay dos excursiones que, si tienes tiempo, tienes que hacer para conocer algunos de los rincones más encantadores de Cataluña.

Por un lado, puedes ir a la montaña de Montserrat para conocer la Real Basílica y sus impresionantes formaciones rocosas. Te recomendamos que vayas con un tour ya contratado para que llegar hasta ahí no te suponga una odisea. Un guía te acompañará durante toda la visita, y lo mejor de todo es que si escoges la opción de la tarde, podrás subir a la montaña con el famoso tren cremallera. Una vez arriba, disfrutarás de un entorno precioso y degustarás 4 licores elaborados por los monjes del monasterio. 

¿Tienes un poco más de tiempo? Otra de las escapadas que consideramos imrpescindibles es ir a Sitges desde Barcelona con un tour que, además, te llevará también a Monsterrat. Sitges es uno de los pueblos más bonitos de la costa de Barcelona: su microclima, su casco antiguo, sus calas y su variada oferta cultural, convierten a este lugar en un imprescindible. Con este tour lo tendrás todo en uno: Montserrat y Sitges, y no tendrás que preocuparte por nada. 

Montaña de Montserrat