Basílica de Santa María del Mar

La Basílica de Santa María del Mar fue construída entre 1329 y 1383, y su historia está muy ligada al pueblo de la ciudad de Barcelona. Se ubica en el barrio de la Ribera, una zona de la ciudad cercana al Barrio Gótico. Los gastos los sufragaron los fieles de la zona del puerte y de la Ribera, quienes, además, participaron de una forma muy activa en su construcción, aportando todo su esfuerzo, puesto que al no tener muchos recursos, llegaron a transportar cada una de las piedras de la iglesia sobre sus espaldas desde la montaña de Montjuic. Anteriormente a la construcción, había una necrópolis cristiana donde se dice que fue enterrada la mártir Santa Eulalia. 

Lamentablemente, la Basílica sufrió un incendio que duró 11 días seguidos en 1936, durante la Guerra Civil, que hizo que se perdiera un maravilloso altar barroco y todas las imágenes y archivos. Tan solo quedaron las paredes y columnas y algunos vitrales. Gracias a las contínuas restauraciones, se ha conseguido volver a poner de relieve su espíritu gótico. 

La belleza y el arte de su interior

  • Los vitrales son una auténtica maravilla. Los hay de todo tipo y algunos reflejan varios pasajes de la Biblia, por ejemplo, hay un vitral de 1648 que representa el Juicio Final y otro del 1718 en el que se representa a los apóstoles. El más antiguo es de 1459, un magnífico rosetón de los maestros Pere Joan y Andrey Escuder.
     
  • En 1609 se construyó una pequeña capilla dedicada al Santísimo Sacramento que después, en 1709 se amplió, actualmente es una marravilla de estilo neoclásico que merece la pena ser vista. Es obra de Francesc Vila. 
     
  • El interior del templo se ennegreció debido al gran incendio, lo cual le confiere un aspecto mucho más interesante y sencillo. 
     
  • El Altar Mayor es otra de las maravillas de la Basílica. En el año 1965 se retiró lo poco que quedaba del altar barroco y se construyó uno nuevo. A pesar de que, evidentemente, el original hubiese encajado mejor con la estética gótica del templo, el actual era necesario debido al estado del anterior, y se constryó de acuerdo a la escultura gótica de la Madre de Dios, que provenía de la puerta de la Basílica de Santa María. 
     
  • Su interior es tan encantador como austero, lo cual ha hecho que se convierta en un destino turísitco muy visitado. Por otro lado, la novela de Ildefonso Falcones, 'La Catedral del Mar', le dio mucha popularidad. 
Basílica Santa María del Mar

Horario: 

De lunes a sábado: de 9:00 a 13:00 h y de 17:00 a 20:30 h.

Domingos y festivos: de 10:00 a 14:00 h y de 17:00 a 20:00 h.

Precio: 

Entrada gratuita.

Dirección: 

Plaça de Santa Maria, 1.

Cómo llegar: 

Llegar en metro: Línea 4, parada Jaume I.

Llegar en Autobús: líneas 17, 19, 40 y 45.