Playa de Sant Miquel

Esta playa está situada entre la playa de la Barceloneta y la playa de Sant Miquel, y debe su nombre a la iglesia de Sant Miquel del Port, que fue construida en el año 1755.

Se trata de una de las playas más tradicionales de la ciudad de Barcelona, y suele estar muy concurrida, tanto por turistas como locales, especialmente en los meses de verano. Es muy accesible en transporte público, y además tiene muchas facilidades, servicios y equipamientos que convierten a la playa en un lugar perfecto para pasar una mañana o una tarde.

Por otro lado, en los alrededores hay plazas de aparcamiento, y en las inmediaciones un punto de información y de salvamento. Es importante mencionar que esta playa ondea la bandera de Ecoplayas, la cual hace alarde de su buena calidad de servicios y de respeto con el medio ambiente.

Datos

  • Distrito: Ciutat Vella
     
  • Longitud: 420m
     
  • Anchura: 48m

Equipamientos

  • Duchas adaptadas
     
  • Fuentes públicas
     
  • Lavabos públicos adaptados
     
  • Teléfonos públicos
     
  • Torres y sillas de vigilancia
     
  • Salida de embarcaciones

Servicios

  • Alquiler de bicicletas
     
  • Alquiler de parasoles y tumbonas
     
  • Locales deportivos
     
  • Restaurantes

Consejos

  • Te recomendamos que vayas al atardecer o al amanecer para ver los primeros o los últimos rayos de sol reflejándose en los cristales del Hotel W de Barcelona. La panorámica con el horizonte anaranjado, rojizo o amarillo, es espectacular.
     
  • En la plata encontrarás el característico monumento ‘L’Estel Ferit’, visítalo porque es muy significativo: se construyó en 1992 con motivo de los Juegos Olímpicos, y es una escultura vertical con cuatro cubos apilados que brillan debido a la luz que tiene en su interior. Representan a una estrella herida.
Playa de Sant Miquel - Barcelona

Dirección: 

Carrer Sant Miquel Platja, 10.

Cómo llegar: 

Llegar en metro: parada Barceloneta, línea 4. 

Llegar en autobús: líneas 10, 14, 16, 17, 36, 39, 40, 45, 51, 57, 59 y 64.