Catedral de Barcelona

La Catedral de Barcelona, también llamada Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia de Barcelona, o simplemente la Seu, es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, y un claro ejemplo de la arquitectura gótica catalana.

Breve historia de la Catedral

La Catedral se construyó durante los siglos XIII y XV sobre una antigua catedral románica que anteriormente había sido paleocristiana y cuyos restos arqueológicos están en el Museo de Historia de Barcelona. Poco se sabe de cómo era el aspecto de esta iglesia, aunque lo que sí se sabe es que fue sufriendo cambios de estilo a lo largo de la historia, hasta que en 1298 se empezaron las obras para convertirla en una catedral gótica, que no se verían finalizadas hasta el siglo XX.

Aunque la Catedral de Barcelona es menos conocida a nivel internacional que la Sagrada Familia, lo cierto es que acaba enamorando a muchos viajeros por su fantástica fachada y los secretos que esconden sus rincones.

Curiosidades de la Catedral de Barcelona

  • La Catedral de Barcelona guarda muchos secretos y mensajes ocultos, en la capilla de San Benet, por ejemplo, hay una ballesta grabada, cuyo significado sigue siendo una incógnita. Aunque lo más probable es que fuese un soldado el que grabase su arma, cuyo uso estaba muy extendido, detrás de la capilla.
     
  • La Catedral de Barcelona cuenta con más de 250 gárgolas que están inspiradas en seres fantásticos y mitológicos. La función de estas estatuas es la de dar salida al agua, aunque también se dice que se pusieron para ahuyentar el mal.
     
  • En la fachada lateral de la calle dels Comtes, hay un relieve de un zapato. No se sabe exactamente qué significa, aunque los expertos consideran que representa al gremio de los zapateros de Barcelona, que fue un gran inversor en la construcción y remodelación de la fachada de la Catedral.
     
  • Otro relieve que podemos encontrarnos es el de un caracol en su torre derecha. Los hay que creen que se refiere al mensaje que el constructor quería enviar a la infidelidad de su mujer, aunque otros creen que la razón es más objetiva: simboliza a la plaga de caracoles que hubo en aquella zona en el XVI.

Atractivos principales

  • Cripta de Santa Eulalia: en la Seu encontramos la cripta de Santa Eulalia bajo el presibiterio, una mártir cristiana que fue torturada por el emperador Diocleciano, quien le condenó a 13 martirios, como sus años, por no renunciar a la fe cristiana. Santa Eulalia es la patrona de Barcelona.
     
  • Claustro: construido durante los siglos XIV y XV, se trata de un espacio precioso de planta rectangular con cuatro galerías de arcos ojivales. En el centro, hay un precioso jardín con palmeras, naranjos, fuentes, magnolias y un estanque con ocas.
     
  • Coro: el coro es una de las partes más bonitas de la Catedral de Barcelona, y consiste en una elegante sillería de madera. Se empezó a construir en el 1390, y constituye uno de los conjuntos escultóricos más destacados del gótico en toda Cataluña.
     
  • Terraza: cuenta con un ascensor que te permite ver la parte superior de la Catedral, desde ahí se pueden contemplar más de cerca las torres y la ciudad desde un punto de vista panorámico. 
Catedral de Barcelona

Horario: 

De lunes a viernes de 8:30 a 12:30 h y de 17:45 a 19:30 h.
Sábados, domingos y festivos de 8:30 a 12:30 h y de 17:15 a 20:00 h.
Domingos y festividades religiosas: de 8:30 a 13:45 h y de 17:15 a 20:00 h.

Precio: 

La entrada al claustro y al templo es gratuita. 

Para entrar al coro: 3 €. 

Para entrar a las terrazas: 3 €. 

Al templo, terrazas, coro, capilla y Museo de la Sala Capitular: 7 €. 

Dirección: 

Pla de la Seu, 3. 

Cómo llegar: 

Metro: Parada Jaume I, línea 4.