Tarragona

Tarragona es una comarca de Cataluña, y se ubica en la provincia catalana homónima, y a 100km de Barcelona. Se ubica a las orillas del Mediterráneo, en la Costa Dorada, de ahí su clima templado. Se trata de una ciudad muy visitada tanto por su vida social y sus playas, pero también por su casco antiguo, su patrimonio y tradición histórica.

Breve historia de Tarragona

Tarragona fue una de las principales ciudades de la Hispania durante el Imperio romano. Su origen se remonta a la antigua Tarraco romana, cuando, debido a la importancia de su base militar y el clima agradable de la zona, hizo que se fundase como ciudad en el 197 a.C., siendo desde entonces la capital romana de la Hispania Citerior.

Poco a poco, se fueron creando y mejorando las infraestructuras de la ciudad, el abastecimiento de agua y los alcantarillados, así mismo, durante el Imperio se diseñó todo según los parámetros de la romanización: con edificios monumentales tales como un anfiteatro o un circo, entre otros.

La ciudad pasó a manos visigodas en el siglo VI d.C, justo después de la caída del Imperio Romano, y gobernaron dos siglos hasta que en el siglo VIII llegaron los musulmanes a la Península Ibérica. Tarraco pasó a formar parte entonces del emirato de Córdoba, el cual se disolvió en el siglo XI, pasando a formar parte del Reino de Valencia.

En el siglo XII la corona de Aragón reconquistó Tarraco, y le puso por nombre Tarragona, se impusieron entonces las costumbres del antiguo reino, como por ejemplo la religión, la lengua catalana, los bailes y tradiciones, como Sant Jordi.

Qué hacer en Tarragona

Tarragona es una ciudad de cultura, llena de secretos y cosas que podrás hacer en tu visita. A continuación, te damos algunos consejos de las principales tracciones turísticas:

  • La Catedral de Tarragona: Construida entre 1179 y 1331, se le conoce como la Catedral de Santa Tecla, y es de estilo gótico temprano. Antiguamente, fue un templo dedicado al culto imperial romano, pero también una catedral de la época visigoda y una mezquita.
     
  • Anfiteatro de Tarragona: Construido muy cerca del mar durante el siglo II d.C., fue un edificio romano destinado a las luchas de gladiadores. Tenía un aforo para 15.000 personas y su estado de conservación es bueno, por consiguiente, se puede apreciar muy bien el pódium, la fosa con las estancias subterráneas y la gradería.
     
  • Circo romano: En tu visita a Tarragona, no dudes en visitar el circo romano, un recinto muy bien conservado de 325 metros de largo en el cual que fue utilizado para carreras de cuadriga y bigas, y juegos teatrales. Se trata de un edificio que tenía un aforo de 25.000 personas.
     
  • Acueducto de les Ferreres: También se le conoce como el Puente de los Diablos, y es una monumental construcción que forma parte del acueducto romano que suministraba el agua a la ciudad de Tarraco. Aunque esté situado a las afueras de Tarragona, a 3,4 kilómetros del centro, merece la pena acercarse y contemplar la majestuosa construcción romana.
     
  • PortAventura World: A tan solo 14 minutos de Tarragona (12,2 km), se encuentra el PortAventura, el enorme parque de atracciones más visitado de España y el sexto de Europa, dividido en áreas temáticas, como la Polinesia, México o el Mediterráneo, y con atracciones rápidas y llenas de adrenalina, como el Dragon Khan, el Shambhala, o el Furius Baco, u otras más acuáticas, como el Tutuki Splash o el Grand Canyon. Disfruta de tu entrada al PortAventura y al Ferrari Land, otro parque temático único ideal para fanáticos de los coches y la velocidas, con nuestro tour con traslado ida y vuelta en autocar incluido. 
Tarragona

Cómo llegar: 

Llegar en autobús: la compañía BusPlana va de Barcelona a Tarragona. El trayecto dura casi dos horas y cuesta 12,90€ ida y vuelta. La compañía Alsa sale de la Estació del Nord, cuesta 16;55€ ida y vuelta.

Llegar en tren: Los trenes regionales Express de Renfe tardan 1 hora y 20 minutos desde Barcelona, y cuestan 7,50€.