Guía de turismo y viaje de Córdoba

Córdoba y el Guadalquivir

Situada en el interior de Andalucía, a orillas del Guadalquivir y junto a la Sierra Morena, Córdoba es una ciudad milenaria con una gran riqueza histórica y cultural. Su casco antiguo es el mayor espacio del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El pasado de Córdoba es excepcional: ha sido capital de la Hispania Ulterior bajo el Imperio romano y también capital del Califato de los Omeyas. Las huellas de esta época de esplendor se pueden rastrear a lo largo y ancho de la ciudad en distintos monumentos y edificios, como el Templo romano, la fabulosa Mezquita-Catedral y las ruinas de Medina Azahara, en las afueras de Córdoba.

La herencia de la ciudad es multicultural y en sus edificios más emblemáticos suelen fundirse elementos de los estilos omeya, gótico, renacentista y barroco. Un paseo por el casco antiguo te llevará a descubrir lugares sorprendentes. Puertas, murallas, callejuelas, monumentos y fuentes se suceden unos a otros compitiendo en encanto y belleza.

Pero aunque el legado cultural pisa fuerte en Córdoba la naturaleza no se queda atrás. En sus alrededores hay espacios protegidos como los de Sierra de Cardeña y Montoro, Sierra de Hornachuelos y Sierras Subbéticas donde podrás realizar actividades al aire libre como senderismo, escalada, bicicleta y parapente.

Una visita a la ciudad de Córdoba se completa además saboreando su gastronomía y disfrutando de los espectáculos flamencos que se ofrecen en sus bares y restaurantes. Una propuesta completísima para disfrutar tanto en una escapada corta como en unas vacaciones con todas las letras.

Te recomendamos... 

  • La visita a la Mezquita-Catedral, un imperdible. Allí verás en directo uno de los edificios más importantes de España y la más destacada construcción islámica en Occidente. Te deleitarás con sus características columnas bicolores, sus arcadas, el mihrab, la Torre del Campanario y el maravilloso Patio de Naranjos, entre otros.
  • Los patios cordobeses. La mezcla de culturas se disfruta con intensidad en los patios cordobeses, mezcla de las tradiciones romana y árabe. Estos espacios de reunión familiar que aportan al frescor del hogar seducen con sus colores, aromas y líneas sinuosas, así como también con sus espejos de agua de todos los tamaños y formas.
  • Medina Azahara. La ciudad que, según cuenta la leyenda, fue construida como tributo a la belleza de una mujer, sorprendía en su época de esplendor a los extranjeros que la visitaban. Las ruinas de Medina Azahara pueden recorrerse para descubrir en ella los rastros del pasado califa de Córdoba e imaginar la opulencia de una de las ciudades más bellas jamás construidas por la humanidad.
  • La Judería, un barrio con historia en el que nació nada menos que el gran pensador Maimónides. En este barrio ancestral encontrarás muchísimos lugares de interés: la capilla de San Bartolomé, un excepcional ejemplo de arte mudéjar; el zoco, repleto de puestos de artesanías locales; la calle Judíos, una calle angosta y zigzagueante en la que esperan múltiples sorpresas y la única sinagoga de Andalucía.
  • El Alcázar de los Reyes Cristianos es otro de los lugares más característicos de Córdoba. La historia del sitio es tan interesante como su arquitectura, por lo que te recomendamos tomar un tour guiado para no perderte detalle de este asombroso lugar. El paseo por los jardines, con sus plantas, monumentos y fuentes es una fiesta para los sentidos.