Plaza Real de Barcelona

La Plaza Real, situada en pleno Barrio Gótico, es uno de los rincones de estilo neoclásico del XIX con más encanto de la ciudad de Barcelona por su arquitectura, construida en forma trapezoidal por el arquitecto Daniel Molina en el año 1848.

Se trata de una de las pocas plazas cerradas que tiene la ciudad de Barcelona, de hecho, es la única porticada. Se encuentra bajando por las Ramblas, en la sección de la Rambla de los Capuchinos, limitando con la calle Ferran y Colón.

A finales del siglo XIX se añadió la emblemática fuente de hierro de las Tres Gracias y las farolas con diferentes brazos. Todos estos elementos, junto a las palmeras que hay en el interior, convierten este espacio en un lugar muy especial, de ahí que con el tiempo se haya convertido en una atracción turística llena de bullicio. Te recomendamos sentarte en una terraza de uno de sus muchos restaurantes o bares y disfrutes del ambiente que se respira en este enclave histórico, el Rossini (cocina italiana) o el My Way (cocina mediterránea), son  buenas recomendaciones. 

La Plaza Real ocupa el lugar donde anteriormente se encontraba el famoso convento capuchino de Santa Madrona, hasta que fue derribado en 1835. En consecuencia, se construyeron varios edificios, como un teatro o galerías de vidrio, no obstante, se acabó convirtiendo en una plaza.

Características de la Plaza Real

  • En sus fachadas aparecen bustos de navegantes y otras personalidades que realizaron expediciones a América, así como escudos sostenidos por niños indios.
     
  • La Fuente de las Tres Gracias, añadida en 1867, está considerada Patrimonio Cultural de Interés Local, y destaca por las estatuas de las tres gracias griegas, (diosas del encanto, la creatividad y la fertilidad) que se sitúan sobre una taza con seis caños de los cuales emana el agua.
     
  • Las farolas de la Plaza Real fueron realizadas por Antoni Gaudí en 1879, y tienen diferentes diseños. La parte más curiosa de estas fantásticas farolas es su decoración en la parte superior: si te fijas representa el casco alado del Dios Mercurio de la mitología griega. Por otro lado, las serpientes que se enroscan en el brazo central dotan a las farolas de dinamismo y genuinidad.
Plaza Real de Barcelona

Dirección: 

Plaça Reial, 08002

Cómo llegar: 

Llegar en metro: L3 (línea verde) Liceu.
Llegar en Autobús: líneas 14, 59 y 91.