Museo Casa Carlos Gardel

El Museo Casa Carlos Gardel de Buenos Aires funciona en la casa del Abasto que el “Zorzal criollo” compró en 1927 y en la que vivió junto a su madre hasta 1933. Gardel estaba en pleno auge de su carrera cuando decidió comprar la propiedad y decorarla para que se transforme en su hogar. Junto con la Esquina Homero Manzi y el Café Tortoni es un excelente lugar donde seguir la pista del tango en Buenos Aires.

Casa Museo

Una de las cosas más interesantes y disfrutables de este museo es que funciona en un edificio que fue propiedad del Morocho del Abasto. Saber que Gardel vivió en ese lugar, y que fue su última casa en Buenos Aires, es algo conmovedor cuando se está dentro del museo. Dicen que en el patio cubierto Gardel solía reunirse con sus seres queridos a charlar y disfrutar de los platos caseros que cocinaba su madre.

La propiedad fue remodelada para convertirse en museo y ya no tiene el mismo aspecto que cuando Gardel vivió allí. Las salas se adaptaron a la propuesta museográfica, que se basa principalmente en un recorrido visual por la época dorada de Gardel y su fama internacional.

¿Qué esperar de la visita?

El museo exhibe algunos pocos objetos de Gardel y mucho material fotográfico y periodístico. Resulta una visita obligada por ser el museo dedicado a la máxima personalidad del tango de la historia. El solo hecho de poder caminar entre las mismas paredes que seguramente escucharon cantar al Zorzal cientos de melodías justifica el paseo.

Horario: 

Lunes, miércoles, jueves y viernes de 11:00 a 18:00 h.

Sábado, domingo y feriados de 10:00 a 19:00 h.

Precio: 

Entrada general: 50 ARS

Dirección: 

Jean Jaurés 735

Cómo llegar: 

En colectivo: 24, 26, 29, 41, 64, 68, 118, 132, 140, 145, 142, 168, 188

En subte: Línea B, estación Carlos Gardel (caminar 500 metros).