Historia de Buenos Aires

Bautizo y primera fundación en el 1500

La historia de la ciudad de Buenos Aires se remonta al siglo XVI, cuando los primeros exploradores españoles desembarcaron en el Río de la Plata.

En el año 1536Pedro de Mendoza realiza la primera fundación de la ciudad, pero una sumatoria de conflictos hace que el asentamiento se traslade al poco tiempo a la ciudad de Asunción.

Años más tarde, Juan de Garay realiza la segunda fundación de la ciudad en el año 1580. La ciudad es bautizada por los españoles como Buenos Aires, en honor a la santa patrona de los marineros "Santa María del Buen Aire".

Una ciudad marcada por el comercio clandestino

En esos años fundacionales, la ubicación geográfica de la ciudad se aprovechaba para realizar contrabando de mercancías, como la plata extraída de Potosí, que se exportaba a colonias Portuguesas evadiendo los impuestos de la Corona.

Hacia finales del siglo XVII comienzan a surgir nuevas economías y se comienza a explotar la producción de cueros, sebo y cecina que se obtenían del ganado.

Ya en el siglo XVIII España decide crear el Virreinato del Río de la Plata y designa a Buenos Aires como su capital. En este momento se abren las rutas de comercio transatlánticas y se producen cambios drásticos en la economía de la región rioplatense.

La Independencia y el auge de la Capital Federal

El 25 de Mayo de 1810 se constituye la Primera Junta de Gobierno y se destituye al Virrey. La independencia del Virreinato con respecto a España se declaró el 9 de julio de 1816 en el Congreso de Tucumán.

La República Argentina nace en el año 1852, cuando se redacta la primera Constitución Nacional. Veinte años después, Buenos Aires se convierte en capital de la República.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX la ciudad experimenta un gran crecimiento y desarrollo económico, y el puerto de Buenos Aires está en pleno auge.

Las inmigraciones europeas de 1900

En la primera década del 1900, Buenos Aires y otras provincias del interior reciben la llegada de la corriente inmigratoria más grande de su historia: en su mayoría españoles e italianos, que se asientan en los famosos conventillos del barrio de La Boca.

La ciudad sigue creciendo, y se construyen monumentos emblemáticos de la ciudad, tales como el Teatro Colón y el Congreso de la Nación.

Gobierno de facto y recuperación de la democracia

En el año 1976, se produce el Golpe de Estado, en manos de una junta militar que permaneció hasta el año 1983, cuando la República Argentina vuelve a elegir un presidente democrático y acaba con el gobierno de facto de la dictadura militar, que deja más de 30 mil muertos y desaparecidos.

Buenos Aires, con su enorme influencia europea que ha marcado su idiosincrasia y tendencia política y económica, se ha convertido en una de las ciudades más importantes de Sudamérica, ya que además de tener una enorme riqueza geográfica y cultural, cuenta con una historia apasionante y ha sido escenario de importantes sucesos para todo el continente.

Casa de Gobierno de Buenos Aires