La Plata

La Plata nació como una ciudad planificada para convertirse en la capital de la provincia de Buenos Aires, una vez que la ciudad de Buenos Aires fue designada capital federal. Se encuentra a menos de 60 kilómetros de Buenos Aires y tiene fama internacional por su perfecto trazado urbano. La ciudad forma un cuadrado exacto, con amplias diagonales que lo atraviesan y forman pirámides y rombos.

Todo en la estructura urbana de La Plata es medido y organizado, y apunta a lograr un equilibrio ideal entre el verde y el cemento. Hay 23 plazas en la ciudad, ubicadas estratégicamente. Además, sus calles están pobladas de tilos, plátanos, arces, naranjos, palos borrachos y paraísos.

¿Qué ver en La Plata?

Si hay algo que destaca en La Plata es su arquitectura. Además de caminar por las calles de la ciudad para disfrutar de la perfección de su trazado y descubrir sus plazas y parques, hay algunos edificios que no puedes perderte:

Casa Curutchet

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es uno de los pocos proyectos del arquitecto suizo Le Corbusier en Latinoamérica. La casa destaca por sus líneas despojadas y puristas. El efecto de la sombra en los distintos bloques genera interesantes efectos ópticos por los que la casa parece distinta según la hora del día en que se la mire.

Museo de Ciencias Naturales

Es uno de los más grandes de América Latina y constituye un orgullo para la ciudad. No solo abarca temas de Ciencias Naturales, sino también de arqueología y etnografía. Tiene una valiosísima colección de fósiles de mamíferos y dinosaurios y otra muy interesante de cerámica de pueblos originarios. Su ubicación en el entorno del Paseo del Bosque, el mayor parque de la ciudad, lo hace todavía más interesante.

Catedral de La Plata

La catedral de la Plata es un gigantesco edificio de estilo neogótico construido íntegramente en ladrillos. Con una superficie de siete mil metros cuadrados, es una de las más grandes del mundo. Apenas entras en su interior lo que más llama la atención es su majestuoso piso de piedra granítica pulido a espejo. La piedra tiene tres colores distintos: negro, rosado y gris. Además, te sorprenderán las innumerables tallas en madera y los exquisitos vitrales. Desde su mirador se obtienen fabulosas vistas de la ciudad que permiten apreciar su limpio trazado.

Si estás buscando una escapada con más verde, échale un vistazo a la ciudad de Tigre. Es uno de los lugares favoritos de los porteños para descansar junto al río, a solo 30 kilómetros de la ciudad. Podrás llegar fácilmente en autobús, coche o tren o contratar un tour que te lleve a conocer sus imprescindibles.

Cómo llegar: 

En autobús, desde Retiro (o paradas sobre la 9 de Julio). Empresas: Misión Buenos Aires y Costera Metropolitana.