Mercado de San Telmo

En pleno barrio de San Telmo, muy cerca de la Plaza Dorrego, se levanta el Mercado de San Telmo, un lugar único en Buenos Aires. Es, junto con el Mercado de Primera Junta, uno de los pocos mercados antiguos que quedan en la ciudad. Su particular encanto y ambiente lo convierten en una visita obligada para los amantes de lo auténtico.

El mercado funciona en un edificio que está considerado Monumento Histórico de la ciudad. De techos altos y grandes ventanales, sus pasillos son amplios y ofrecen una experiencia de compra agradable y relajada.

¿Qué encontrarás en el Mercado?

Los puestos del Mercado de San Telmo son tan eclécticos como el mismo barrio. Desde verdulerías hasta cafeterías, pasando por casas de antigüedades y venta de ropa usada hasta puestos de comida. Encontrarás de todo. El paseo típico incluye una vuelta por los puestos de antigüedades para rescatar algún tesoro olvidado de comienzos de siglo XX y sentarse en la barra o una mesita de sus puestos de comida para degustar un plato típico argentino modernizado.

La amplia selección de cervezas artesanales y vinos lo vuelve también un muy buen lugar para tomar algo mientras se disfruta del ambiente animado.

¿Cuándo visitarlo?

El mejor momento para visitar el Mercado de San Telmo es un domingo, cuando podrás visitar también la enorme Feria de plaza Dorrego, ubicada muy cerca de allí. Además, los fines de semana las calles de San Telmo cobran vida, con todos sus locales abiertos y artistas callejeros ofreciendo sus espectáculos a los transeúntes. Sin duda, un paseo sumamente recomendable.

Mercado San Telmo

Horario: 

Martes a viernes de 10:30 a 19:30. 

Sábados, domingos y feriados de 09:00 a 20:00.

Dirección: 

Defensa 963

Cómo llegar: 

Colectivo: líneas 22, 24, 28A, 28B, 29, 33, 54, 61, 62, 74, 86, 93, 126, 130, 143, 152 y 159.