Consejos para tu visita a Buenos Aires

Planifica el viaje

  • Las mejores opciones de alojamiento son en Centro y Microcentro, Palermo y Recoleta, estarás cerca de todo y encontrarás variedad de precios. Si quieres estar en una zona exclusiva opta por Puerto Madero. Evita alojarte en zonas como San Telmo o La Boca si quieres salir de noche, ya que no son del todo seguras.
     
  • Si es tu primera visita a Buenos Aires puedes ahorrar tiempo y conocer mejor la ciudad realizando excursiones con guías especializados.
     
  • Ten en cuenta que debido a la constante inflación argentina, los precios del dólar y el euro cambian cada semana. Cuando planifiques tu viaje averigua en bancos y casas de cambio cuántos pesos argentinos se están pagando por el tipo de moneda que lleves. Muchas tiendas y negocios aceptan pago con dólar y euro, pero generalmente la conversión no te favorecerá.
     
  • El clima en Buenos Aires suele ser muy húmedo, y las temperaturas varían mucho dependiendo la estación del año. La mejor época para viajar es en primavera (de octubre a diciembre) ya que evitarás el calor agobiante del verano porteño y el frío del invierno. Los otoños suelen ser lluviosos pero tienen también un clima agradable.

 

Atracciones turísticas

  • Ten en cuenta que la mayoría de los museos y centros culturales cierran los lunes.
     
  • Si vas en época de buen clima, aprovecha los parques y jardines que ofrece la ciudad. La mayoría de ellos ubicados en zonas más alejadas del microcentro, por lo que podrás “refugiarte” un rato del cemento de la capital y disfrutar de su naturaleza y arquitectura de gran valor, mientras comes garrapiñada recién hecha, que podrás comprar en muchas esquinas de la ciudad.
     
  • Vive las costumbres argentinas en carne propia yendo a alguna de las mejores parrillas y restaurantes de la ciudad para degustar un asado con vino. Al terminar puedes acercarte a alguna milonga para escuchar tango en vivo y ver alguna pareja bailando.
     
  • Los amantes del fútbol tienen dos visitas obligadas: la cancha de River Plate, el “Monumental”, y la cancha de Boca Juniors, la “Bombonera”. Son los principales equipos de fútbol argentino, de donde salieron figuras célebres como Diego Maradona.
     
  • Antes de terminar tu viaje por Argentina debes probar el mate al menos una vez. Es la infusión que más se toma en el país y una de las costumbres más arraigadas, símbolo de amistad y hospitalidad por parte de quien lo ofrece. Existen cada vez más bares en Buenos Aires que ofrecen mate y enseñan todo su ritual. Algunos de ellos son: Cumaná (Recoleta), Las cholas (Belgrano), o Las cabras (Palermo).

 

Sobre el terreno

  • Los transportes públicos más utilizados son el subte (metro), tren y colectivo (autobús). Todos ellos aceptan la tarjeta SUBE, una tarjeta recargable que reduce la tarifa significativamente. Te convendrá comprar una sólo si te quedas por unos cuantos días, ya que el proceso para adquirirla no es muy eficiente. Si no cuentas con tarjeta SUBE, procura llevar siempre monedas, ya que los autobuses no permiten el pago con billetes.
     
  • Las propinas no están incluidas en los precios de bares y restaurantes. Siempre que vayas a comer o tomar algo fuera, el camarero esperará que le des la correspondiente propina (en efectivo) en el momento de pagar tu cuenta. Lo bueno de esto es que generalmente se esmeran por una buena atención, ya que saben que esto condiciona cuánta propina les dejen.
     
  • Alquilar un coche en Buenos Aires no es aconsejable, a no ser que quieras salir de la ciudad. El tráfico es complicado y encontrar lugar para aparcar en la ciudad no es nada fácil.
     
  • Muchos comercios y tiendas pequeñas no aceptan tarjeta de crédito, y algunos cobran un 10% adicional por el pago con tarjeta. Pregunta siempre si aceptan tarjeta antes de comprar y lleva efectivo encima.
     
  • Si vas a utilizar taxis asegúrate que sean "Radio taxis", es decir que pertenecen a una compañía de taxis. Te darás cuenta porque llevarán escrito el nombre y teléfono de la compañía. De esta manera viajarás más seguro y tendrás a quien reclamar si surge algún problema.
     
  • Si viajas en metro, autobús o tren, sobre todo en hora pico, cuida tus pertenencias y lleva tu bolso o mochila siempre delante tuyo. Suele haber carteristas, más que nada en los sitios turísticos, que se aprovechan de los más despistados.