Itinerario y ruta de 3 días por Ámsterdam

Una de las mejores opciones para no perderte ningún detalle durante tu estancia es contratar un tour con guía. Si prefieres viajar a tu aire, te proponemos estos itinerarios. Consulta nuestro mapa y busca los mejores barrios para alojarte.

 

Día 1 de Ruta por Ámsterdam

La zona céntrica de Ámsterdam es en la que se concentran la mayor parte de las atracciones de la ciudad.

En la Plaza Dam veremos el Monumento Nacional, que conmemora la Segunda Guerra Mundial. Y, en los alrededores de la Plaza, el Palacio Real y Nieuwekerk, la antigua iglesia del siglo XV que actualmente funciona como centro de exposiciones.

Detrás del Palacio Real está el Magna Plaza, original edificio del siglo XIX que fue, en sus comienzos, la Oficina Central de Correos, y en la actualidad es una gran tienda. Hacia la derecha de este edificio encontraremos el Canal Singel, sobre el que cruza uno de los puentes más famosos de Ámsterdam, el Torensluis, con su estatua de Multatuli, escritor del siglo XIX. Es el más ancho de los más de 1300 puentes de Ámsterdam, con 42 metros, y también el más antiguo: fue construido en 1648.

Casi llegando al Canal Singel se encuentra Art Splein Spui, un interesante mercado de arte. Después de recorrer el mercado, cruzamos por Raadhuisstraat para llegar a la Casa - Museo de Ana Frank, en Prisengracht 263. Es el sitio donde la niña y su familia encontraron refugio por más de 2 años, durante la Segunda Guerra, hasta que fueron apresados y llevados a campos de concentración. Allí fue encontrado el famoso “Diario” conocido en todo el mundo.

Muy cerca, en Raadhuisstraat y Herengracht, se encuentra la iglesia Westerkerk, de 1620, mencionada por Anna Frank en su diario. Su torre, de 85 metros, es la más alta de Ámsterdam. En una tumba de esta iglesia se encuentran los restos de Rembrandt.

Si eres aficionado a las flores, cruzando el canal sobre el que se encuentra esta Casa-Museo llegamos al Museo de los Tulipanes, donde conoceremos la historia del cultivo de la flor emblemática de Holanda.

Después de almorzar en los alrededores de Dam, podemos visitar el Museo Madame Tussaud, para dar por finalizado nuestro recorrido por esta zona.

Para terminar el día, haremos un recorrido por los canales, para tener una vista general de la ciudad y todo lo que hay de interesante en ella. El recorrido completo de cada tour dura unos 90 minutos y los barcos se pueden abordar frente a Centraal Station, también en el canal Rokin y en la entrada de Vondelpark.

 

Día 2 de Ruta por Ámsterdam

El día 2 de nuestra ruta por Ámsterdam pude comenzar con la visita al Museo Histórico, en el que podremos aprender mucho acerca de los orígenes y desarrollo de la ciudad, desde sus inicios hasta la actualidad.

Para distendernos un poco podemos visitar el jardín Begijnhof, un complejo de residencias (antiguamente una especie de monasterio para mujeres laicas) en el que se encuentra la iglesia más antigua de la ciudad.

Muy cerca de allí, sobre el canal Singel, se encuentra Bloemenmarkt, el mercado de flores de Ámsterdam, en el que las floristerías están ubicadas en barcazas.

Los tranvías 2, 3, 5 y 12 nos acercarán a Museumplein, donde está el Museo Van Gogh, que exhibe la colección más grande del mundo de este artista. La colección permanente está compuesta por más de 200 obras. En Museumplein también se encuentra el Rijksmuseum, el museo más grande de Holanda y una visita imperdible de Ámsterdam, ya que alberga obras de todas las ramas del arte. Cerca también se encuentra el Stedelijk Museum, una buena opción para los amates del arte moderno.

Muy cerca está Vondelpark, el parque más grande de la ciudad. Podemos almorzar allí y, después de recorrer el parque, acercarnos hasta Roemer Visscherstraat, donde se levanta el conjunto de siete casas llamado “Europa unida”, construidas según los estilos tradicionales de siete países diferentes de Europa.

Si no es muy tarde (está abierto hasta las 17:00), podemos tomar el tram para llegar al Mercado Albert Cuyp, el más grande de Holanda, en el que se venden desde alimentos frescos hasta joyas.

Para terminar nuestro segundo día de ruta por Ámsterdam, podemos caminar a lo largo del río Amstel hasta llegar al puente Magere Brug (“puente delgado”), del siglo XVII. Cuenta la historia que este puente levadizo fue construido por dos hermanas, que vivían una a cada lado del río. Era muy estrecho, de ahí su nombre. De noche está totalmente iluminado y es un bello espectáculo.

Después de la cena, recorremos el Barrio Rojo para verlo en su plenitud, ya que es la hora en que la zona cobra vida.

 

Día 3 de Ruta por Ámsterdam

El día 3 de nuestra ruta por Ámsterdam podemos alquilar una bicicleta por el día (hay casas de alquiler por toda la ciudad) y recorrer algunos sitios interesantes. Recuerda usar el carril bici siempre que puedas. En todos los sitios turísticos hay estacionamientos para bicicletas. Si no, fíjate si hay un aparcamiento Locker cerca (hay varios en la ciudad), donde puedes dejar la bicicleta por sólo 0.50€ al día. No olvides usar los dos candados que se proveen con las bicis siempre que la estaciones, cualquiera sea el sitio en que lo hagas. Cuando termines el día, deberás entregar la bicicleta al mismo sitio en que la alquilaste.

Podemos partir de Oude Kerk (Iglesia Vieja), la iglesia más antigua de Ámsterdam. Dos famosos órganos son la joya de la iglesia: el “órgano pequeño” de 1658 y el “órgano grande” construido en 1726. Podremos recorrer y admirar la capilla de hierro, los vitrales de la Capilla de Nuestra Señora y las tumbas.

La siguiente escala será Nieuwmarkt, una plaza rodeada por muchos bares, coffeeshops y un mercado muy activo. Allí visitaremos Zuidekerke, una iglesia protestante de principios del siglo XVII, con su torre tan particular. La antigua iglesia ahora es un centro de informaciones municipales. Recuerda que, desde enero del 2012, hay un debate sobre el acceso a los coffeeshops. En teoría sólo pueden acceder holandeses y personas residentes pero lo cierto es que los dueños de los locales hacen la vista gorda y hasta el momento, en Ámsterdam, dejan pasar también a turistas.

Sobre Jodenbreestraat está la casa de Rembrandt y, muy cerca, Waterlooplein, un interesante mercado de pulgas (aunque algo caro).

Cruzando el canal nos encontraremos en Plantage. Recorreremos las calles de este tranquilo barrio residencial. Frente al parque Wertheimpark se encuentra el Jardín Botánico, del siglo XVII, originalmente pensado como un jardín de hierbas medicinales y que hoy alberga especies de todas partes del mundo.

Siguiendo por Plantage Middenlaan, llegaremos a Artis Zoo, el zoológico más antiguo de Europa. Dentro del predio de Natura Artis Magistra (tal su verdadero nombre), se encuentran también el  Museo Zoológico, el Museo Geológico, los Invernaderos, el Acuario y el Planetario.

Después de almorzar podemos visitar el Museo Arcam, de arquitectura, o el NEMO, Museo de Ciencia y Tecnología. Si preferimos una visita menos formal, muy cerca de Arcam se encuentra Gassan Diamonds, una de las muchas fábricas de diamantes de Ámsterdam, que ofrece una interesante visita guiada gratuita por sus instalaciones.

De regreso en Ámsterdam, un recorrido nocturno en barco por los canales puede ser una excelente despedida de la ciudad. Los puentes se iluminan de noche, lo que transforma el paseo en una experiencia única. Sobre todo si recorre el canal Reguhiersgracht, en el que pasará bajo siete puentes seguidos, o si llega a ver el Puente Azul, Blauwbrug, de gran belleza.

 

¿Tienes más días?

Hay mucho más para ver en Ámsterdam, como el barrio Jordaan con sus calles laberínticas, jardines escondidos y casas históricas. No dejes de visitar el Woonbootmuseum, el museo de las casas flotantes, donde podrás conocer cómo se vive en estas casas, que comenzaron siendo viviendas precarias, para convertirse en casas de lujo.

También puedes visitar Westerpark, uno de los bellos parques de Ámsterdam. O recorrer los jardines privados o patios interiores del barrio: St. Andrieshofje, en Egelantiersgracht 107 – 114; Claes Claesz Hofje, en Egelantiersdwarsstraat 3; Van Brienenhofje, en Prisengracht 89 – 133; y Venetiae, en Elandsstraat 106 – 136.

Otra opción es tomar el tren a Leiden para visitar Keukenhof, el jardín de tulipanes más grande de Holanda. Este parque existe en la ciudad de Lisse desde hace 60 años y es visitado cada año por miles de turistas.

Para conocer los verdaderos molinos holandeses, nada mejor que una visita a Zaanse Schans. Y, si te interesa saber cómo era la vida en Holanda en el siglo XV, no dejes de ir a Marken, una villa donde aún se usan la vestimenta y el dialecto de esa época.