Historia de Amsterdam

La leyenda cuenta que dos pescadores y su perro huían con su bote de una tormenta en el Mar del Sur y desembarcaron en algún lugar en la costa del río Amstel, donde luego sería fundada la ciudad. Estos tres personajes son considerados los primeros habitantes de la ciudad y aparecen en el escudo de Ámsterdam.

Siglos XII al XIV - De aldea pesquera a ciudad

Los primeros pobladores eran pescadores que se establecieron sobre la costa del río Amstel y el Mar del Sur.

La aldea pesquera evolucionó para transformarse en un centro del comercio de cerveza y también en astillero, ya que una de las actividades principales era la fabricación de embarcaciones. El tráfico comercial y el transporte se hacían, básicamente, a través del río y la red de canales que dominaban el poblado.

Políticamente, el poblado estaba bajo la administración del Obispo de Utrecht. En el 1204 Gijsbrecht van Aemstel, representante del Obispo y miembro de una poderosa familia local, construyó un dique sobre el río Amstel y allí erigió un castillo. El nombre de la ciudad deriva de este dique sobre el río ("Amstel Dam"), que probablemente estaba en el mismo lugar donde ahora está la Plaza Dam.

Se considera como fecha oficial de fundación el 27 de octubre de 1275, día en que el conde Floris V de Holanda otorgó privilegios a los habitantes de la ciudad, que dejaron de pagar peaje por el uso de los puentes.

Así, con menores costes y precios más bajos, el comercio prosperó y la aldea siguió creciendo. Finalmente obtuvo el rango de ciudad en el 1306.

Siglos XIV y XV

Ámsterdam se convirtió en la principal ciudad comercial de los Países Bajos.

Como consecuencia de dos grandes incendios, ocurridos en 1421 y 1452, casi todos los edificios originales se quemaron (como la Nieuwe Kerk, más adelante reconstruida en estilo gótico), ya que en ese entonces la construcción típica era en madera.  El Emperador Carlos V decretó que las nuevas construcciones debían realizarse en piedra.

También el arte comenzó a florecer. Desde fines del siglo XV y durante el siglo XVI aparecieron los artistas que luego serían englobados dentro de la llamada "Escuela Flamenca" (Memling, Van Eyck, el Bosco, Brueghel el Viejo, etc.) que luego se extendería al resto del Europa.

Siglos XVI a  XVII- La Edad de Oro

En el siglo XVI hubo una fuerte inmigración de judíos ashkenazi a Ámsterdam, provenientes de España y Flandes, que huían de la Inquisición.

Fue la época de mayor crecimiento comercial y urbanístico. En esta época se construyó lo que es ahora el centro histórico de la ciudad (la Plaza Dam, el Palacio Real, la Westerkerk) y los principales canales e islas, las cuales fueron unidas por puentes.

La construcción de los canales tenía como motivo controlar las frecuentes subidas del río Amstel, dividiendo el cauce principal en distintas vías de agua que, además, servían como medio de transporte y comunicación.

Desde finales del siglo XVI a mediados del XVII, se produjo una guerra contra España, que estaba bajo el reinado de Felipe II al inicio del conflicto. El enfrentamiento duró 80 años, entre 1568 y 1648, y culminó con la independencia de los Países Bajos.

Siglo XVIII y XIX

A finales del siglo XVII las Provincias Unidas de los Países Bajos se vieron envueltas en las guerras de Holanda contra Francia e Inglaterra, pero Ámsterdam no se vio afectada por estos conflictos. Mantuvo su condición de principal mercado comercial y financiero del centro de Europa.

Su puerto era el principal del continente, y los empresarios holandeses eran dueños de una parte mayoritaria de la Compañía de Indias Orientales. Al comercio tradicional se habían sumado las especias, las piedras y metales preciosos y el tráfico de esclavos.

Muchos inmigrantes luteranos llegaron en esta época a la ciudad, procedentes de Alemania.

Durante las Guerras Napoleónicas, los Países Bajos fueron invadidos por Francia. En 1810 Ámsterdam fue establecida como capital de los Países Bajos. Esta fue una época de declinación para la ciudad, ya que el comercio se vio muy resentido por esta invasión.

Tras la derrota francesa, en 1815 se constituyó oficialmente el Reino de los Países Bajos. Comenzó la segunda Edad de Oro para Ámsterdam, que inició su recuperación con la llegada de la revolución industrial.

En esta época se construyeron nuevos canales, la Estación Central y el Concertgebouw. El Rijksmuseum fue trasladado desde La Haya.

Siglo XX y XXI - Guerras mundiales y revolución cultural

Aunque los Países Bajos se declararon neutrales durante la Primera Guerra Mundial, la falta de gas y comida provocó estragos entre la población de Ámsterdam.

En la Segunda Guerra Mundial, Holanda fue invadida por Alemania en 1940. Quedó bajo dominio alemán hasta el final del conflicto, con un gobierno nazi establecido en Ámsterdam.

Más de 100.000 judíos fueron enviados a campos de concentración, como la familia de Ana Frank, y los que quedaron sufrieron las terribles consecuencias del racionamiento alemán y el bloqueo aliado.

Después de la guerra cambió la composición social de la ciudad por una nueva e importante ola inmigratoria. También se abrieron muchos nuevos museos, como el Van Gogh, el Museo de los Diamantes, el NEMO o el Museo Judío.

Actualmente hay en Ámsterdam más de 800.000 habitantes de 180 países diferentes, que conviven armónicamente en un espacio caracterizado por la diversidad cultural y étnica y, sobre todo, la tolerancia.