Zaanse Schans

Sobre el río Zaan, alrededor de 20 kilómetros al norte de Ámsterdam, se encuentra la localidad de Zaanse Schans. Uno de los lugares más imprescindibles ubicados cerca de Ámsterdam. 

Los molinos de Zaanse Schans

Además de ser un innegable atractivo turístico, estos molinos son parte de la historia de la nación, un testimonio de la época pre-industrial de los Países Bajos.

Las casas conservan el carácter típico del lugar, tanto por su diseño como por los materiales de construcción (todos de la zona), y por su tradicional pintura verde.

Los ocho molinos, algunos de más de 200 años de antigüedad, aún funcionan como aserraderos, molinos aceiteros, de especias y de pigmentos para pinturas. Según su propósito, los molinos tienen diferente estructura y también sus aspas son diferentes. Podrás conocer los detalles de cada uno visitando el interior.

Además de los molinos centenarios, en Zaanse Schans también hay una fábrica de zuecos, una de chocolate y una de barriles, una destilería, un taller de fundición en peltre y una granja donde se produce queso.

Visitar Zaanse Schans

Una visita guiada a este lugar es una oportunidad única para conocer los auténticos molinos de viento holandeses y verlos en funcionamiento. Disfrutarás de los idílicos paisajes que ofrece la campiña holandesa en un viaje que te llevará en autocar con un guía en español, además visitarás una fábrica de quesos, otra de zuecos, y tendrás tiempo libre para comer y hacer compras. 

zaanse schans

Horario: 

Todos los días de 10:00h a 17:00h.

Precio: 

Adultos: 15€. 

Niños (entre 4 y 7 años): 10€.

Dirección: 

Zaanse Schans, Schansend 7, 1509 Aw Zaandam.

APP: Android o Iphone.

Cómo llegar: 

Autobús: línea 391 desde la Estación Central, con parada en Zaanse Schans. El viaje dura 40 minutos.

Tren: desde la estación Zaandijk – Zaanse Schans. El trayecto dura 17 minutos. Después hay que ir a pie hasta llegar a Zaanse Schans.