Molinos de Ámsterdam

Ningún viaje a Holanda está completo sin una visita a un molino. Y no necesitas alejarte de la ciudad para conocer uno, ya que en pleno corazón de Ámsterdam se conservan ocho molinos de viento, dos de los cuales se pueden visitar.

Los molinos de Ámsterdam

Sin duda, los molinos son un símbolo del país, la primera imagen que nos viene a la cabeza cuando se menciona Holanda. Pero en los Países Bajos los molinos tuvieron una importancia suprema en su supervivencia: se usaban tanto para evitar inundaciones como para fabricar productos, desde mostaza hasta tejas, ladrillos y pintura. 

De Gooyer

Es el molino más famoso y más alto de Ámsterdam. Hasta 1972 se usó para moler grano y era uno de los 26 molinos que se alineaban a lo largo de la muralla del siglo XVII que rodeaba la ciudad.

De Otter

Está a unos 20 minutos de la Plaza Dam, en Gillis van Ledenberchstraat 78. Es el molino más antiguo de Ámsterdam y el único que todavía está operativo en su función original. Junto con Molen van Sloten, del siglo XIX, es uno de los dos que se pueden visitar.

Otros molinos

De 1200 Roe en Haarlemmerweg 465, De 1100 Roe en Herman Bonpad 6 y el Riekermolen al lado del Río Amstel, son del siglo XVII. Todos son molinos de agua, usados para sacar agua del río y proveer a las casas y el riego.

Un poco más recientes son los molinos de Ámsterdam D'Admiraal en Noordhollandschkanaaldijk 21 y el De Bloem en Haarlemmerweg 701.

También puedes conocer la cervecería Brouwerij 't IJ, al este de Ámsterdam, en Funenkade 7, que funciona en un antiguo molino.

molinos amsterdam