Canales y puentes

Los canales de Ámsterdam, que ocupan una cuarta parte de su superficie, son un  símbolo de la ciudad, que no en vano es llamada "la Venecia del norte".

En la rutina diaria de esta ciudad los canales son protagonistas: por ellos se transita, en ellos se comercia y también se vive en fantásticas casas flotantes. Y son escenario de actividades recreativas durante todo el año, con desfiles de botes en verano y convertidos en pistas de patinaje en invierno, cuando se congelan.

Tienen una antigua historia y son parte esencial de Ámsterdam, ciudad a la que dieron su fisonomía y gran parte de su indiscutible belleza.

Para tu primer día en Ámsterdam te recomendamos un tour con paseo en barco incluido para conocer algunos de los rincones más bellos y emblemáticos de la ciudad.

Breve historia de los canales

Los primeros canales se construyeron en la Edad Media para defender la ciudad y al mismo tiempo proveerla de agua. Son los ubicados en el Barrio Rojo, la parte más antigua de Ámsterdam.  Luego terminaron teniendo un papel más importante, como medio de transporte de mercancías.

Los tres canales principales de la ciudad, Prinsengracht (Canal del Príncipe), Keizersgratch (Canal del Emperador) y Herengracht (Canal de los Caballeros), se construyeron en el siglo XVII y forman el llamado "cinturón de canales", que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2011.

La construcción de este cinturón de canales concéntricos comenzó en 1612 y terminó 50 años después. El canal Singenlgracht, también del siglo XVII, fue el último en añadirse al cinturón. Recién a partir del siglo XIX la ciudad se expandió más allá de este canal.

Herengracht está considerado el canal más importante de Ámsterdam. En sus orillas se levantaban, en el siglo XVII, las casas de los comerciantes más ricos y las personas más influyentes, algunas de las cuales aún se conservan.

Keizersgratch, el canal del medio, es el más ancho de la ciudad y fue llamado así en honor del emperador Maximiliano de Austria.

Prinsengracht, el canal exterior de este cinturón, es el más largo de los tres y se lo bautizó en honor del Príncipe de Orange. La Casa de Anna Frank está sobre este canal.

Actualmente Ámsterdam tiene 165 canales que suman unos 100 kilómetros de largo en total, 90 islas y alrededor de 1400 puentes. A orillas de los canales se levantan casi 1550 monumentos y edificios históricos.

Puentes de Ámsterdam

Algunos de los puentes más espectaculares, y que seguramente verás varias veces en tu visita a Ámsterdam, están en el centro histórico de la ciudad. Sólo en este sector hay alrededor de 500 puentes, más que en toda Venecia.

Uno de los más famosos es Magere Brug (Puente estrecho), sobre el río Amstel. El original se construyó en 1691, aunque el actual data de 1934. Por ser tan angosto, está destinado sólo a peatones y ciclistas. El centro del puente se alza cada 20 minutos para dejar pasar embarcaciones, apertura que hasta 1994 se hacía en forma manual. El espectáculo del puente de noche, iluminado por unas 1200 luces, es inigualable.

El Blauwbrug (Puente azul) conecta Rembrandtplein con Waterlooplein. Tiene ese nombre porque el puente original del 1600, de madera, estaba pintado del mismo color azul de la bandera holandesa. Ya no quedan rastros de ese color en ninguna parte del puente actual, de 1883. Está decorado con hermosas lámparas con motivos navieros. El libro "La batalla de Blauwbrug" de van der Heijden relata una revuelta de okupas ocurrida en 1980, que tuvo su punto focal en este puente.

El moderno puente Jan Schaeferbrug fue construido en 2001. Está ubicado en el puerto de Ámsterdam y, además de su extensión (200 metros) y los cambios de nivel de los distintos tramos, su característica más peculiar es que pasa por dentro de un antiguo depósito llamado De Zwijger.

También de 2001 es el Enneus Heermabrug, uno de los puentes más largos y más bonitos de la ciudad. Mide 230 metros y conecta Ámsterdam con la isla artificial IJburg. Está construido en acero y su estilizado recorrido fue ideado por el estudio británico Grimshaw Architects.

Nesciobrug  es un puente de hermoso diseño para uso exclusivo de peatones y ciclistas. Conecta Amsterdam Oost con IJburg. Mide 800 metros de largo y recibió varios premios de arquitectura.

Algunos de los puentes más notables de Ámsterdam fueron construidos a comienzos del siglo XX por los arquitectos Jan van der May y Piet Kramer. El estilo que usaron en casi todos ellos es conocido como "Escuela de Ámsterdam", cercano al expresionismo. Se  caracterizan por su decoración con esculturas de piedra y trabajadas barandas de acero. Uno de ellos es el puente sobre el canal Waaleilandsgracht, junto al edificio que ahora ocupa el hotel Amrath, también diseñado por Jan van der May.

canales amsterdam