Museo Histórico de Ámsterdam

El Museo Histórico de Ámsterdam (Amsterdams Historisch Museum) cuenta la historia completa de la ciudad a través de mapas históricos, maquetas, objetos, actividades interactivas  y obras de arte.

Alberga una colección de pinturas, grabados, objetos de porcelana y plata, desde el Medioevo a la actualidad, aunque la colección principal corresponde al siglo XVII, uno de los períodos más prósperos de la ciudad.

El museo funciona desde 1975 en un edificio ubicado frente al Begijnhof, el jardín interior más famoso de Ámsterdam. En la Edad Media este edificio perteneció al Monasterio de Saint Lucien. Desde 1578 hasta 1960 albergó a los huérfanos de la ciudad y, para recordarlos, se han mantenido intactos algunos espacios y objetos cotidianos.

Exhibiciones del Museo Histórico de Ámsterdam 

Son 20 salas que vale la pena recorrer para comprender mejor la idiosincrasia de Ámsterdam y sus habitantes.

Una de las muestras más interesantes es Amsterdam DNA, que cuenta la historia de la ciudad dividida en siete períodos, y con cuatro temas principales: iniciativa empresarial, libre pensamiento, creatividad y ciudadanía.

Una exhibición muy especial e impresionante es la Galería de Retratos de la Época Dorada. Es una muestra de personajes históricos de los siglos XVII y XVIII. Son 30 enormes retratos de grupos de ciudadanos que, de algún modo, y cada uno desde su actividad, influyeron para que Ámsterdam llegara a ser la ciudad que es en la actualidad. 

Horario: 

Todos los días de 10:00h a 17:00h.

Precio: 

Adultos: 12€.

Niños (de 5 a 8 años): 6,50€.

Entrada gratis con la Iamsterdam Card.

Dirección: 

Kalverstraat 92.

Teléfono: +31(0)20 523 18 22

Cómo llegar: 

Tranvía: 1, 2, 4, 5, 9, 14 y 16 (parada en Spui).