Qué comer y dónde

En Ámsterdam encontrarás restaurantes de todo tipo de comidas: étnicas, rápidas, internacional, de autor. Pero, indudablemente, debes probar algunos de los platos típicos holandeses para que tu visita a los Países Bajos esté completa.

Estos platos tradicionales no los encontrarás en los grandes restaurantes sino en pequeños locales y posadas fuera de los lugares turísticos tradicionales, y en muchos puestos callejeros. También, y muy especialmente, en las aldeas y pueblos en los alrededores de Ámsterdam. Te darás cuenta cuáles son estos lugares porque suelen tener un letrero que dice "Neerlands Dish".

Muchos platos típicos tienen como base el pescado, por la cercanía con el Mar del Norte. También la comida de las colonias holandeses ha tenido una gran influencia. Sabores que podrían considerare exóticos, como el coco, aparecen incorporados en algunos platos típicos.

Los ingredientes básicos de la gastronomía holandesa (especialmente la invernal, que tiene mucha variedad de platos) son las coles, carne, verdura y patatas, combinadas de muchas maneras. Casi todo tiene un acompañamiento muy tradicional: el stamppot, papas machacadas mezcladas con alguna verdura u hortaliza, cruda o cocida.

Bitterballen

Las bitterballen no son propiamente una comida, sino más bien un snack. Pero uno muy típico de Ámsterdam. Se trata de unas bolitas de carne de res molida mezclada con especias, y rebozadas con pan rallado y luego fritas. Se comen, por lo general, untadas con mostaza, para acompañar la deliciosa cerveza holandesa. Aunque las encontrarás en todos los pubs, estos son los lugares donde comer las mejores:

  • De BallenBar, en Bellamyplein 51, Foodhallen, stand 8. Como el nombre lo indica, son especialistas en este plato y lo sirven en muchas formas diferentes y con distintos rellenos. Un plato de seis bitterballen cuesta entre 5,75€ y 11,75€, según el sabor. Las salsas cuestan 0,50€ la porción.
  • Café Loetje. Tiene varias sucursales por toda la ciudad, la más céntrica en Amsterdam Centraal, Stationsplein 10. Preparan dos variedades de bitterballen, con relleno de carne de res o de gambas (incomparables). La porción de 6 bitterballen cuesta 5,25€ o 5,50€, dependiendo del relleno. Todos los días de 10:00 a 00:00.
  • SkyLounge, en el Hilton Hotel Amsterdam Centraal Station, Oosterdoksstraat 4. Sus bitterballen compiten con la fantástica vista de la ciudad desde la terraza del restaurante. La vista también tiene su precio: la porción de 6 bitterballen cuesta 8,50€. Todos los días desde las 11:00; de domingo a martes cierra a la 1:00, miércoles y jueves a las 2:00; viernes y sábados a las 3:00.

Rijsttafel

Esta comida muy tradicional tiene una fuerte influencia de las colonias de Indonesia. Aunque la base es el arroz, si decides probarlo verás que tu mesa se llena con multitud de pequeños platos con hortalizas, legumbres, carne de res, pollo o cordero, gambas y trozos de pescado, salsas de sabores y colores variados. Lo sirven en los restaurantes indonesios.

  • Sampurna, en Singel 498. Es uno de los que tienen la mejor relación calidad/precio, ya que los restaurantes indonesios suelen ser bastante caros. La porción es para dos personas y cuesta entre 27,50€ y 34,50€ por persona, según los acompañamientos. Todos los días de 12:00 a 23:00.
  • Tempo Doeloe, en Utrechtsestraat 75. Tienen tres tipos de rijstaffel : vegetariano, pequeño e tradicional. Todos están compuestos por unos 25 platos. Hay que reservar con antelación llamando al +31 (0)20 6 25 67 18. El plato para dos cuesta un poco más de 40€ por persona. Lunes a sábados de 18:00 a 00:00.

Stamppot

 Es el típico estofado casero que se sirve habitualmente en las casas holandesas en invierno. Puede llevar todo tipo de ingredientes, aunque nunca faltan el chucrut y la carne o salchicha. Lo encontrarás en todos los restaurantes, pero estos son los mejores lugares para probarlo.

  • Hap-hmm, en Eerste Helmersstraat 33. Sirven deliciosa comida casera y a muy buenos precios. Es uno de los restaurantes más populares de Ámsterdam. El stamppot cuesta alrededor de 12€. Lunes a viernes de 17:00 a 21:15.  
  • Moeders, en Rozengracht 251. También especialistas en comida casera y recetas de familia. El stamppot cuesta 16€ y tienen una variante vegetariana. Los postres son imperdibles. Lunes a viernes de 17:00 a 24:00, sábados y domingos de 12:00 a 24:00.

Pannenkoeken

Sí, claro, son panqueques, pero al estilo holandés, y con deliciosos rellenos dulces o salados. Son una verdadera tradición en Ámsterdam y hay varios lugares que debes conocer para probar esta delicia.

  • Pannenkoekenboot. Ms. van Riemsdijkweg 33. ¡Imperdible! Mientras haces un paseo de 75 minutos en barco por el río Ij saboreas las más deliciosas variedades de panqueques, todo lo que puedas y quieras comer. El crucero con panqueques incluidos cuesta 17,50€. Sale varias veces al día. El horario depende de la época del año.
  • De Carrousel Pannenkoeken, en H.M. van Randwijkplantsoen 1. El restaurante está montado en un antiguo carrousel, muy cerca de Heineken Experience. Los esponjosos panqueques al estilo holandés están entre los mejores de Ámsterdam. Entre 5,50€ y 11€ cada panqueque.

Poffertje

Es el postre más típico de Holanda y se sirve en todas las fiestas. Son unos bollos fritos bañados en azúcar. Los encontrarás en muchas pastelerías y puestos callejeros y también donde sirven panqueques. Son muy similares a los oliebollen que se sirven en Navidad, salvo que estos últimos llevan pasas o fruta seca en el interior.

  • Puesto de pofferjes en Mercado Albert Cuyp. Probablemente los mejores bollos de Ámsterdam. Aprovecha tu visita al mercado para probarlos.
  • De Vier Pilaren, en Stadhouderskade 11. Los poffertje y los panqueuqes preparados con harina orgánica son las estrellas de este restaurante. Los precios van de los 5€ a los 15€. Todos los días de 9:00 a 21:00.