Itinerario y ruta de 3 días por Praga

Para que aproveches al máximo tu visita, te sugerimos itinerarios diarios en los que verás los lugares imperdibles de Praga. Puedes ubicar cada uno de los sitios en nuestro mapa, que también te ayudará si quieres crear tu propio itinerario, aunque existen visitas guiadas muy recomendables con las que ahorrarás tiempo y dinero. Además, encuentra los mejores barrios para alojarte.

 

Día 1 de Ruta por Praga

Comenzamos el día 1 de nuestra ruta por Praga visitando la Torre de la Pólvora, del siglo XIII, la única que llegó hasta nuestros días de las 13 torres que defendían la ciudad. Entre 1875 y 1886 se realizó una restauración de la antigua torre, que hoy es un punto de referencia para locales y turistas. 

Paseamos por la Ciudad Vieja y visitamos la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, ubicada sobre la plaza de la Ciudad Vieja, del siglo XIII. En el siglo XIV el arquitecto Parléê hizo algunas modificaciones, agregando elementos ornamentales en su fachada norte y el ventanal occidental. La escultura de Nuestra Señora de Tyn fue agregada en el siglo XV.

Luego visitamos el Palacio Kinsky, llamado así porque la familia Kinsky fue la última propietaria de este palacio, entre 1815 y 1854. Luego fue prisión, hospital y cuartel. Es llamativa su fachada, profusamente ornamentada con estatuas, pilastras y blasones.

También sobre la plaza encontramos la Iglesia protestante de San Nicolás, del siglo XVIII. Su estilo es barroco y una de sus características llamativas es el techo de cobre, que se ha puesto verde con el paso del tiempo. Frente a la iglesia se levanta el monumento de Juan Hus, fundador del movimiento protestante husita al cual pertenece la iglesia.

Muy cerca, en el Ayuntamiento, también frente a la plaza, está el famoso Reloj Astronómico, de la época medieval. El “paseo de los apóstoles” y sus figuras animadas son parte del atractivo de este reloj cuyo cuadrante tiene forma de astrolabio e incluye los íconos representativos del sol y la luna.

Después de almorzar viajaremos a Vysehrad, el sitio de la fundación mítica de Praga. Visitaremos el cementerio donde reposan los restos de muchos checos famosos, entre ellos los músicos Bedřich Smetana y Antonín Dvořák, y el novelista y dramaturgo Karel Čapek. Dentro de la antigua fortaleza está la Iglesia de San Pedro y San Pablo. La iglesia original fue levantada en el año 1070, pero fue sufriendo modificaciones a lo largo de los siglos, siendo la última del siglo XIX. Allí está enterrado el rey Vratislav II.

Por la noche hacemos un crucero por el Moldava con cena incluida, para ver la ciudad iluminada.

 

Día 2 de ruta por Praga

Comenzaremos el día de nuestra ruta por Praga visitando Hradčany, el barrio del Castillo de Praga. Este conjunto monumental está formado por varios edificios y las áreas circundantes: el propio Castillo, la Catedral de San Vito, el Convento de San Jorge, el Loreto, el Monasterio de Strahov, el Palacio Sternberg, el Callejón del oro, la Torre Daliborka.

Después del almuerzo podemos visitar el Palacio y los jardines de Valdstejn. Los interiores del palacio son de estilo italiano, y muchas de sus paredes están decoradas con frescos. La Sala de los Caballeros es una de las más impactantes. Los jardines, de diseño geométrico, incluyen un estanque con una isla artificial en el centro, numerosas fuentes y estatuas, y una gruta artificial con estalactitas.

Si es temprano, podemos subir en funicular al Monte Petrin. Recorremos los jardines y el Laberinto de los Espejos, y subimos a la Torre, de 60 metros de altura, para tener una maravillosa vista de toda la ciudad de Praga.

Terminamos el día con un paseo por Isla Kampa, y cenamos en alguno de sus numerosos y acogedores restaurantes.

 

Día 3 de ruta por Praga

El día 3 de nuestra ruta por Praga partimos en barco desde el embarcadero situado en Rasinovo Nabrezi hacia Troja, donde pasaremos el día. Visitamos el Palacio Troja, el Zoo de Praga y el Jardín Botánico.

De vuelta en la ciudad, paseamos por el Puente de Carlos (sin olvidarnos de pedir un deseo poniendo la mano sobre la cruz arzobispal), y en las calles cercanas compramos recuerdos de nuestro viaje. En esa zona encontraremos muchas tiendas que venden marionetas típicas y juguetes de madera, cristal de Bohemia y hasta antigüedades.

Cenamos en un restaurante de la zona de comida típica checa.