Casa Danzante de Praga

La Casa Danzante de Praga es un edificio diseñado por Frank Gehry y el arquitecto checo Vlado Milunic. Se encuentra cerca del Puente Jiráskuv, a orillas del famoso río Moldava y visitarlo es una de las mejores cosas que puedes ver y hacer en Praga

¿Sabías qué?

La Casa Danzante se llama así debido a la extraña forma del edificio, de estilo deconstructivista, que recuerda a una pareja bailando. De hecho, el edificio fue apodado “Ginger y Fred”, en honor a los bailarines Ginger Rogers y Fred Astaire.

Historia y arquitectura de la Casa Danzante

Un banco holandés, el Nationale-Nederlanden, convertido posteriormente en ING fue el que encargó a Milunic y Gehry la construcción del edificio. La dupla de arquitectos tuvo total libertad creativa y un presupuesto prácticamente ilimitado para llevar a cabo el proyecto.

La construcción se realizó entre 1992 y 1995 y, desde entonces, a pesar del marcado contraste con el resto de la arquitectura praguense, se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. Sus torres de cristal, pilares curvos y molduras y ventanas onduladas crean extrañas y cambiantes perspectivas. 

Es de estilo deconstructivista, y está compuesta por dos edificios que se entrelazan poéticamente, el primero es una torre de cristal que se va estrechando y el segundo es un edificio con las ventanas desalineadas y curvas.

Polémica alrededor de la Casa Danzante

Como todo edificio que sale de los cánones establecidos, al principio despertó una gran polémica. Incluso llegó a recibir el mote de la “Casa Borracha”. El principal motivo de queja de sus detractores era que el estilo moderno y desenfadado de la casa no se llevaba bien con las construcciones del lugar, de estilo tradicional.

Sin duda, vale la pena acercarse hasta el lugar para ver con tus propios ojos el contraste entre su fachada y la de los edificios del siglo XIX que lo rodean.

Contraste entre la Casa Danzante y la arquitectura tradicional de Praga

La Casa Danzante en números

  • 9 pisos.
     
  • 491 m2 es la superficie de su terreno.
     
  • 3 años tomó su construcción.
     
  • 99 paneles de concreto, todos de diferente forma y tamaño, sostienen la estructura.
     
  • Es uno de los 5 edificios más importantes de los 90 según Architekt Magazine.

Visitar la Casa Danzante

Dentro del edificio hay oficinas y tiendas. Puedas ingresar a la planta baja de manera gratuita, pero para disfrutar la visita plenamente y tener unas espectaculares vistas de Praga, lo más recomendable es comer o beber algo en el restaurante Ginger & Fred, ubicado en el piso 7 del edificio. Tiene una maravillosa terraza y una buena relación calidad-precio.

Casa danzante de Praga Ginger y Fred

Dirección: 

Rašínovo Nábřeží 80

Cómo llegar: 

Metro línea B, estación Karlovo Náměstí