Praga

Menú

Castillo de Praga

¡Reserva ahora y asegura tu plaza!

Tour por el Castillo de Praga

5/5 (204)
12,00 €

12,00 €15,00 €

5/5
204
Reservar

El Castillo de Praga es una increíble fortaleza construida en el siglo IX. Aunque por su nombre puede hacerte creer que se trata de un solo edificio, en verdad es una pequeña ciudadela rodeada por una muralla.

Durante muchos años fue la residencia oficial de los reyes de Bohemia, y, desde 1918, es sede de la Presidencia de la Nación.

Con 70.000 m2 de superficie, es considerado el complejo palaciego más grande del mundo. Para nosotros, es uno de los imprescindibles de la ciudad. ¡No te lo pierdas!

Breve historia del Castillo de Praga

En los años 80 del siglo IX, el príncipe Bořivoja de la dinastía Premislida trasladó su residencia a una colina sobre el Moldava donde ya existía una antigua fortaleza eslava. Durante los siglos siguientes, el lugar fue sumando edificaciones mientras que las primeras construcciones de madera fueron reemplazadas, poco a poco, por otras más duraderas, de piedra o ladrillo.

Variedad de estilos arquitectónicos en el Castillo de Praga

El Castillo tiene su impresionante forma actual porque durante generaciones, los monarcas se dedicaron a expandir y mejorar sus construcciones. La última remodelación fue realizada a comienzos del siglo XX.

Iglesias, catedrales, palacios, monasterios e incluso jardines, conforman el intrincado plano de este lugar, único en el mundo. Si eres un amante de la arquitectura, en el Castillo de Praga te sentirás en el paraíso: ¡allí podrás ver ejemplos de prácticamente todos los estilos arquitectónicos de los siglos IX a XX!

¿Sabías qué?

El castillo de Praga es un lugar profundamente relacionado con la magia y el esoterismo. En sus torres se llevaron a cabo experimentos en los que se pretendía convertir los metales en oro, y entre sus paredes vivió el rabino Judah Loew ben Bezalel, quien, se dice, creó al famoso golem para defender el gueto de Praga.

¿Qué ver en el Castillo de Praga?

Hay mucho para ver en el castillo de Praga. A continuación te presentamos los lugares que, a nuestro criterio, no puedes dejar de ver:

Antiguo Palacio Real

Su sala más importante es la Sala Vladislav, construida a finales del siglo XVI por el rey Vladislav Jagiello. Era utilizada para banquetes y fiestas, torneos de caballeros y hasta funcionaba ocasionalmente un mercado de artículos exóticos. Actualmente se sigue usando para distintas actividades ceremoniales gubernamentales.

Basílica de San Jorge

Fue la segunda iglesia construida en el castillo. Fundada en 920, aproximadamente, un gran incendio ocurrido en 1142 la destruyó casi por completo, pero fue reconstruida. El exterior tiene estilo barroco, mientras que en el interior te encontrarás con un particular estilo románico.

Fachada barroca de la Basílica de San Jorge en el Castillo de Praga

Callejón del Oro

El Callejón del Oro es uno de los sitios más pintorescos y adorables del complejo. En estas pequeñas casas vivían, en un principio, los defensores del Castillo, los sirvientes y también artesanos. Es uno de los pocos sectores que ha permanecido en su estado original a lo largo de los siglos. No te vayas del castillo sin tu foto frente a sus casitas de colores. ¡Es una de las postales más típicas de Praga!

El emblemático Callejón del Oro del Castillo de Praga al atardecer

Catedral de San Vito

La Catedral de San Vito es el templo más importante de Praga. No solo fue el lugar de coronación de los reyes y reinas de Bohemia, sino que también es el sitio donde descansan sus restos. Además del Panteón Real, en el interior de la catedral podás ver la Capilla de San Wenceslao, decorada con incrustaciones de piedras preciosas, y el camapnario, desde el que tendrás unas maravillosas vistas a la ciudad.

La Catedral de San Vito y sus torres en el Castillo de Praga

Más para ver​

  • Palacio de Rosenberg. Fue construido entre 1545 y 1574 en estilo renacentista y reconstruido de manera radical a mitad del siglo XVIII para convertirlo en una Residencia para damas nobles.
     
  • Pinacoteca del Castillo de Praga. Donde podrás ver destacadas obras del barroco checo y los maestros de los siglos XIX y XX.
     
  • Torre de la Pólvora. Durante la época de Rodolfo II funcionó como laboratorio alquimista. Hoy puedes ver allí la exposición permanente de la Guardia del Castillo.
     
  • Historia del Castillo de Praga. Es una exposición permanente con objetos de importancia histórica acompañados de textos (en checo y en inglés) que recrean la historia del castillo, desde la prehistoria al siglo XX.
     
  • Torre Grande Sur de la catedral de San Vito. Es una inmensa torre de más de cien metros de altura. Prepárate, porque sus vistas de la ciudad y de las campanas de la catedral te dejarán pasmado.

Jardines del palacio

Además de los espectaculares y antiguos edificios, dentro del complejo hay más de 10 jardines y huertas que no querrás perderte.

El Jardín Real, el más importante, fue creado en 1534 por orden del rey Ferdinando I, quien compró los antiguos viñedos que rodeaban el palacio. Además de albergar muchas especies exóticas, en el jardín se levantan varios pabellones como el Salón de Baile y el Palacio Real de Verano.

Fuente en el Jardín Real de Praga

A partir del siglo XIX fue remodelado al estilo jardín inglés, aunque todavía conserva elementos renacentistas y barrocos. Es un espacio de paz y tranquilidad en Praga que vale la pena conocer. Para disfrutar viendo sus fuentes, sus preciosos setos de flores y el césped perfectamente cortado.

Durante el verano es posible acceder a este bellísimo jardín por tres entradas: dos puertas occidentales desde la calle U Prašného mostu y la puerta norte al lado del Palacio Real de verano.

Visita el Castillo de Praga

Como habrás visto, el Castillo de Praga tiene una fascinante historia que contar y una colección sin fin de detalles arquitectónicos que admirar. Para no perderte ninguno de ellos, lo mejor es hacer la visita en compañía de un guía experto. Él te ayudará a echar luz sobre los grandes sucesos y las pequeñas curiosidades que entretejen el tapiz de su historia.

Tour por el Castillo de Praga

Con este tour pasarás tres horas descubriendo las maravillas de su interior y verás sus principales construcciones junto a un guía especializado. Además, te llevaremos a conocer otros lugares importantes de la ciudad que se encuentran en los alrededores de Malá Strana.

El paseo también incluye el billete de tranvía.

Tour de Praga al completo + Castillo + Paseo en barco

Si quieres ir un poco más allá te recomendamos este paseo de un día completo por la ciudad. Además de recorrer el interior del Castillo junto a un guía experto, disfrutaremos de un tour panorámico en autobús que nos llevará a conocer los imprescindibles de Praga. Para finalizar la jornada de la mejor manera, subiremos a un crucero de una hora por el Moldava.

El paseo incluye los traslados desde y hasta tu hotel.

Castillo Praga
  • Horario: 

    Abril a octubre: todos los días de 6:00 a 22:00 h y de 9:00 a 17:00 h los edificios históricos.
    Noviembre a marzo: todos los días de 6:00 a 22:00 h y de 9:00 a 16:00 h los edificios históricos.

  • Precio: 

    El circuito básico incluye entrada a: Catedral de San Vitus, Palacio Real, Basílica de San Jorge, Callejón del Ojo y la Torre Daliborka. Tiene un valor de 350 CZK. Existe la opción de otros circuitos para recorrer los jardines y más edificios, con otros precios.

  • Dirección: 

    Hradcanské Námestí, Pražský Hrad CZ
    Teléfono: +420 224 372 423

  • Cómo llegar: 

    Tram línea 22, paradas Královský letohrádek, Pražský hrad, ó Pohořelec. Metro línea A (verde), estaciones Malostranská ó Hradčanská.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.