Colina de Petrin

La Colina de Petrin de Praga, de unos 320 metros de altura, es un fantástico paseo al aire libre. Desde su mirador (una pequeña réplica de la Torre Eiffel) se tienen las mejores vistas de la ciudad.

Se la conoce también como “la colina de los enamorados”, por varios motivos. Uno de ellos es por la estatua del poeta romántico Karel Hynek Mách, que se levanta en una de las laderas. Dice la leyenda que los enamorados que regalen una flor al poeta el 1º de mayo, se asegurarán el amor de sus parejas por el resto del año. Y si ese mismo día se besan junto a la estatua, tendrán amor eterno.

Alrededor del año 1100 se realizaban en sus bosques ceremonias paganas en honor del dios Perun. Con el tiempo los bosques dejaron paso a campos de labranza; y en 1836 se comenzó su recuperación como lugar de paseo.

En la colina de Petrin hay un enorme jardín de rosas, un laberinto de espejos, el planetario de Stefánik, de 1928. También hay un moderno restaurante donde se puede almorzar.

    colina petrin

    Cómo llegar: 

    Funicular de Petrin (todos los días de 9:00 a 23:30)