Torre Eiffel

De visita en París no puedes dejar de visitar la Torre Eiffel, el ícono indiscutible de la ciudad. La imponente estructura de hierro, de 324 metros de altura, fue diseñada por Gustav Eiffel para la Exposición Mundial de 1889, que coincidió con el centenario de la Revolución Francesa.

Maravilla modernizada

Construida en un tiempo récord de dos años, dos meses y 5 días, la torre fue un verdadero hito en la historia de la ingeniería mundial. La impresionante estructura de metal sigue sorprendiendo a sus visitantes como el primer día, y ha agregado detalles que la ponen en el corazón del siglo XXI. Con la ayuda de pantallas y suelos táctiles, álbumes digitales y otros recursos tecnológicos, se puede acceder a la historia y los detalles técnicos de la torre de una manera ágil y entretenida.

Vistas únicas

Las vistas de París a través de sus inmensas vidrieras y paneles acristalados es uno de los regalos más grandes que la torre tiene para ofrecer a sus visitantes. La sensación de tener toda París a tus pies no se puede describir con palabras: tienes que estar ahí para vivirlo.

El recorrido

La visita a la torre está planteada en cuatro niveles. Cada uno de ellos tiene su encanto particular:

  • El atrio. Es el lugar perfecto para admirar la estructura de la torre. Allí también se encuentran el centro de información para los visitantes y el busto de Gustav Eiffel esculpido por Bourdelle. Además, tienes una tienda y una cafetería ideal para tomar algo antes de empezar el ascenso.

  • Primera planta. El suelo y las barandillas transparentes ofrecen un espectáculo de otro mundo. Un espacio completamente acristalado que invita a disfrutar de las vistas y sentir la emoción de estar flotando sobre París. La experiencia se completa con el espectáculo del CinEifell, donde 7 proyectores proyectan sobre 3 muros imágenes acerca del universo de la torre. A lo largo del pasillo exterior encontrarás pantallas, vitrinas y otras herramientas que te ayudarán a descubrir decenas de detalles. También aquí tendrás tiendas y restaurantes donde podrás hacer una parada.

  • Segunda planta. Los monumentos más importantes de París aparecerán frente a tus ojos de manera clara y límpida: la catedral de Notre Dame, el Louvre, el Grand Palais, Montmartre y el Sena. Todo se desplegará ante tus ojos sin objetos que se interpongan en el camino.

  • La cima. En su punto más alto, la Torre Eiffel ofrece vistas de París a 276 metros de altura, ya sea al aire libre o bajo techo. Podrás pasear por los dos niveles de la cima, disfrutar de una copa de champagne en el bar, o quedarte boquiabierto disfrutando de uno de los paisajes más sensacionales del mundo entero: París desde arriba.

Durante la noche

Si llegas durante anochecer, podrás disfrutar un espectáculo impresionante: no sólo verás la torre totalmente iluminada, sino también, desde la cima, la ciudad de París con toda su iluminación nocturna.

Tips para la visita

La torre es un clásico de los clásicos que disfrutarás a toda hora y en cualquier época del año. Si no quieres perderte ningún detalle sobre fabulosa historia y los secretos de su construcción te recomendamos que hagas el recorrido de la mano de un guía experto que hable español. Puedes echarle un vistazo a esta visita guiada, que incluye además entrada prioritaria, con lo que te ahorrarás la espera en el ingreso.

torre eiffel

Horario: 

21 de junio a 2 de septiembre: de 09:00 a 00:45

Resto del año: de 09:30 a 23:45 (ascensor) y 09:30 a 18:30 (escalera)

Precio: 

Entre 10 y 25 de acuerdo a la cantidad de pisos y la forma de acceso (por escalera o ascensor).

Dirección: 

Champ de Mars, 5 Avenue Anatole France.

Cómo llegar: 

Metro: línea 9, estación Trocadéro o línea 6, estación Bir-Hakeim.

Autobús: 82, paradas Tour Eiffel o Champ de Mars. Autobús 42, parada Tour Eiffel. Autobús 87, parada Champ de Mars. Autobús 69, parada Champ de Mars.

RER: línea C, estación Champ de Mars – Tour Eiffel.