Saint Chapelle

La Sainte Chapelle es una de las joyas del gótico francés. Esta iglesia se encuentra en la Ile de la Cité, y fue edificada en el siglo XIII por decisión del rey Luis IX, para servir tanto como capilla real como relicario, para albergar la corona de espinas que Luis había comprado al emperador de Bizancio, y la astilla de la Cruz que estaba en su poder, también proveniente de Bizancio.

La capilla se construyó entre 1241 y 1248 y albergaba dos capillas dentro del mismo edificio. Una capilla baja, para la gente común, dedicada a la Virgen María, y una capilla alta, a la que se llegaba por una escalera de caracol, que era el relicario en sí y estaba reservada a la familia real.

En 1803 dejó de funcionar como capilla y fue utilizada como archivo por la Asamblea de la Revolución. Las reliquias pasaron a Notre Dame.

Lo más llamativo de esta capilla son sus maravillosos vitrales. De los más de 600 mts2 de vidrieras que posee, sólo dos terceras partes son originales, el resto se destruyó en 1690, por una inundación. Los vitrales destruidos fueron reemplazados  en la restauración dirigida por Viollet-le-Duc entre 1840 y 1868, y son los que vemos actualmente. Estos vitrales, y la atmósfera colorida que crea la luz al atravesarlos, son, justamente, los que han hecho famosa a esta capilla parisina.

 

saint chapelle

Horario: 

De octubre a marzo: de 9:00h a 17:00h. De abril a septiembre: de 09:00h a 19:00h.

Dirección: 

Sainte-Chapelle, 8, boulevard du Palais, 75001 Paris.

Precio: 

General: 9€.

Reducida: 7€.

Gratis para menores de 18 años.

Cómo llegar: 

Metro: línea 4, estación Cité.

Autobuses: Lineas 21, 27, 38, 85, 96 y Balabus.