Museo de Orsay

El museo de Orsay tiene dos grandes atractivos. Por un lado, su completa colección, que abarca desde la Revolución Francesa hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial. Por otro lado, su encantador edificio, que es una estación de tren construida para la Exposición Universal de 1900.

Distinto a todos

En una ciudad repleta de museos y monumentos dignos de ser visitados, el museo de Orsay destaca por su propuesta acotada pero completa. Para descubrir su colección no necesitarás un mapa y decenas de horas, como en el Louvre. Dedicándole una mañana podrás descubrir algunas de las mejores obras de arte de la segunda mitad del siglo XIX y comienzos del XX: pinturas, esculturas, fotografías, objetos decorativos y arquitectónicos de entre 1848 y 1914.

Antigua estación

El edificio aporta gran parte de su encanto al museo. Se trata de una antigua estación de ferrocarril perfectamente acondicionada para su nueva función. En el sitio donde se hallaba en el siglo XIX el palacio de Orsay, se construyó una estación de tren para la Exposición Universal de 1900. A lo largo del tiempo tuvo distintos usos e incluso estuvo a punto de ser demolida, pero en 1973 fue declarada monumento histórico. Pocos años después, en 1977 se decidió instalar en ella un museo, que actualmente es uno de los más bonito de París.

Impresionismo

La colección impresionista es la más celebrada del museo y una de las más importantes del mundo. Incluye obras de:

  • Monet

  • Van Gogh

  • Paul Cézanne

  • Degas

  • Paul Gauguin

  • Renoir

No te pierdas la serie de autorretratos de van Gogh y Amapolas, de Monet.

museo orsay

Horario: 

De martes a domingo de 9:30h a 18:00h, jueves hasta las 21:45h.

Precio: 

Entrada regular: 14 €

Entrada reducida: 11 €

Dirección: 

1 Rue de la Légion d'Honneur, 75007 Paris.

Cómo llegar: 

Metro: línea 12, estaciones Solferino.

RER: línea C, estación Musée d’Orsay.

Autobuses: 24, 63, 68, 69, 73, 83, 84 y 94.