Restaurantes en París

La cocina francesa es una de las más afamadas del mundo, lo que coloca a la gastronomía de París en una posición privilegiada. Los quesos y la pastelería merecen una mención aparte. Por otra parte, los gastronómicos envasados son uno de los productos más interesantes para comprar en París y llevar de recuerdo a casa.

Platos tradicionales

Coq au vin. Uno de los platos más conocidos de la cocina francesa. Es un estofado de pollo cocido con una generosa cantidad de vino. En La Jacobine probarás uno excelente. 59-61 Rue Saint-André des Arts.

Crepes. Estos deliciosos discos de masa fina y esponjosa se han vuelto famosos en el mundo entero. Sobre la calle Edgar Quinet del barrio Montparnasse encontrarás muchas creperías donde probar crepes con la típica receta bretana.

Raclette. Un divertido plato en el que se combinan pedazos de patatas y trozos de embutido con un queso semiduro derretido. Puedes probarla en La Taverne de Montmartre. 25 rue Gabrielle, 75018.

Ratatouille. El plato que popularizó la película de Disney es un clásico de los clásicos en Francia. Apto incluso para veganos, consiste en hortalizas horneadas. En Chez Janou sirven una exquisita versión. 2 rue Roger Verlomme, 75003.

Quesos

Las tablas de quesos suelen servirse en las comidas, entre el plato principal y el postre. La variedad de quesos en Francia es inmensa, y muchos de ellos cuentan con denominación de origen. En París encontrarás oportunidad de probar la inmensa mayoría de ellos. Aquí algunos de los que no puedes perderte:

  • Brie

  • Camembert

  • Emmental

  • Raclette

  • Roquefort

Pastelería

Dentro de la gastronomía francesa, la repostería ocupa un lugar especial. Si aprecias lo dulce, te resultará muy difícil olvidar los sabores que descubrirás en las pastelerías de París. Te recomendamos algunas de ellas:

  • Â la mère de famille, una de las más antiguas de la ciudad.

  • La Pâtisserie des Rêves, que además de por sus sabores destaca por su increíble decoración.

  • La Maison Ladureé, considerada por muchos la más famosa de la ciudad.

  • Pierre Hermé, especialista en macarons.

  • Un Dimanche à Paris, un lugar histórico que tiene también un restaurante especializado en platos con cacao.