París con niños

La encantadora París tiene atractivos para adultos y niños por igual. Tal vez tus hijos no estén deseosos como tú de visitar museos y galerías de arte, pero cerca de cada monumento importante encontrarás un bonito jardín en el que pasar un tiempo al aire libre después de la visita. Las calles y barrios típicos de la ciudad, como Montmartre tendrán tiendas y cafeterías que todos podréis disfrutar.

Por último, París tiene un gran e imperdible atractivo para los niños: Disneyland París.

Por otra parte, muchas veces las visitas guiadas nos simplifican el paseo estando con niños, sobre todo cuando incluyen el traslado o entradas sin fila. Puedes echarle un vistazo a nuestros tours en París y elegir el que más se adapte a tus necesidades.

Montmartre

Para llegar a este barrio bullicioso, con mucho ambiente y arte en el aire, lo mejor será tomar el funicular. El viaje ya será entretenido para los peques. Una vez en el barrio les encantarán las calles adoquinadas, el mercadillo, las plazas llenas de artistas. Podréis haceros un retrato para llevar de recuerdo a casa. Los niños estarán encantados de posar para un artista.

Si quieres descubrir cada rincón te recomendamos configurar un itinerario junto a un guía experto, en el que podrás sumar también otros imprescindibles de la ciudad. Será un paseo exclusivo para tu familia, por lo que podréis moveros a su aire sin perderos detalle de París.

Jardines de Luxemburgo

La diversión no tiene fin para los niños en los jardines de Luxemburgo. Tus hijos seguramente podrían pasarse todo el día yendo de una atracción a otra:

  • Espacio de juegos. Enorme y variado.

  • Sillas móviles. A los pequeños les encanta la idea de un parque con sillas que pueden poner donde más les guste y sentarse a ver el paisaje.

  • Estanque con patos. Pasarán un buen rato mirándolos entretenidos.

  • Carrusel. Con un aire antiguo y realmente precioso.

  • Espectáculos de marionetas. Según el día y la hora.

  • Alquiler de barcos a vela. Reserva un tiempo para esta actividad porque no querrán perdérsela.

Será tu tarea convencerlos de que todavía hay más encantos por conocer a la hora de emprender la retirada. Tal vez la promesa de una parada en la pastelería más cercana servirá.

Batobus

El Batobus es una forma muy agradable de recorrer París con niños. El gran barco acristalado tiene estaciones en las principales atracciones junto al Sena y ofrece fabulosas vistas de la ciudad desde el agua. Resulta muy relajado ver la ciudad desde el río y puedes subir y bajar las veces que quieras.

Casi no hay que esperar entre barcos, así que es apto para los viajeros más pequeños y ansiosos. Es una excelente opción para ver París de noche con ellos, ya que no tendrán que caminar cuando estén cansados. El barco es cómodo y seguro.

Precio

Entrada general: desde 17 €
Niños (hasta 15 años): desde 8 €

Centro Pompidou

El Centro Pompidou tiene varias propuestas para acercar el arte moderno a los niños:

  • La Galerie des Enfants. Donde pueden observar y experimentar con muestras interactivas pensadas por artistas contemporáneos.

  • Atelier des enfants. Que ofrece recorridos por el museo con músicos, actores y talleres de prácticas artísticas.

  • Studio 13/16. Con ideas desarrolladas especialmente para que los adolescentes puedan experimentar con el arte.

Además, hay muchas propuestas temporarias para que las familias enteras se acerquen al museo. Si sois aficionados al arte, no podéis perderos el Centro Pompidou.

Precio

Entrada general: 14 €
Menores de 18 años: gratis

Parques temáticos

Hay tres grandes parques temáticos en los que todos podréis disfrutar a sus anchas en París:

  • Disneyland. El único parque temático Disney en Europa tiene más de 50 atracciones y espectáculos. Puedes dedicarle un día o varios. Nunca te arrepentirás.

Precio

Entrada general: desde 53 €
Niños de 3 a 11 años: desde 49 €

  • Playmobil Fun Park. Es el sitio perfecto para los fans de Playmobil. Encontraréis cientos de muñecos separados por temáticas disponibles para jugar. No se puede llevar comida pero adentro hay una cafetería con buenos precios.

Precio

Mayores de 3 años: 3 €

  • Parque Asterix. Un parque ambientado en el mundo de Ásterix y Obelix, con atracciones, espectáculos y más. Mucho más tranquilo que Disneyland. Si no les gustan las aglomeraciones, este es su lugar.

Precio

Entrada general: 51 €
Menores de 12 años: gratis

Torre Eiffel

La Torre Eiffel es un imperdible de París. Y uno que tus hijos disfrutarán mucho. La propuesta del monumento es muy entretenida para los pequeños. El ascenso, las vistas, las muestras digitales... Todo será llamativo para ellos. Sin embargo, nuestra recomendación es que consigas entradas prioritarias para evitar las colas.

Una espera demasiado prolongada puede transformar el mejor de los paseos en un martirio. Puedes reservar ahora mismo un tour que incluye entradas sin cola y dejar tu visita a la atracción emblema de París resuelta desde ahora. ¡Tus niños estarán agradecidos de no tener que sufrir la espera!

Louvre

Si eres amante del arte y no quieres perderte el Louvre, puedes visitarlo con tus hijos sin morir en el intento. El museo tiene propuestas especialmente pensadas para familias con niños en distintas etapas. Hay visitas y talleres para familias de 4, 6 y 8 años. La accesibilidad del museo, por otra parte, es excelente. Tendrás disponibles guardarropas, sanitarios en cada sector del museo, cochecitos y portabebés.

Además, la tienda tiene artículos infantiles y la cafetería es un lugar perfecto para beber algo y distenderse. Si te parece que tu familia podría aprovechar una visita guiada al museo, te recomendamos este tour que incluye entradas sin fila: fundamental para no perder tiempo en pesadas esperas.

Comer con niños en París

¿Un restaurante con una planta dedicada enteramente a los niños? Oui! Chez He tiene una planta con juegos y actividades para niños de todas las edades. Y no hará falta que te traslades allí para cuidar a tu peque: los monitores se encargarán de la tarea mientras tú terminas de comer. ¡Oh la la!

Dirección

4 Cité de l’Ameublement

Y para las familias con necesidades alimentarias especiales, Le Café Pinson Poissonnière tiene la respuesta. Platos veganos, sin gluten, sin lácteos… ¡para todos los gustos! Muchas opciones son también orgánicas.

Dirección

6 rue du forez

Moverse en París con niños

Los menores de 4 años viajan gratis en el sistema de transporte público de la ciudad. Los niños de 4 a 11 años pagan solamente la mitad del billete.
Por otra parte, para llegar del aeropuerto al alojamiento, te recomendamos contratar un servicio de traslado. Será la manera más cómoda de resolver la llegada de la familia a la ciudad.