Pont Neuf

El Pont Neuf (Puente Nuevo) es, curiosamente, el puente más antiguo puente de piedra construido sobre el Sena. Está hecho de piedra y conecta Ile de la Cité con las dos márgenes del río. Fue construido entre 1578 y 1607, durante los reinados de Enrique III y Enrique IV.

París y sus puentes

La arquitectura de París está marcada por su geografía. Los meandros del Sena la atraviesan de manera tal que los puentes se convirtieron en parte de su esencia y de su encanto.

Treinta y siete puentes y pasarelas cruzan el Sena. Algunos de ellos son muy recientes y sorprenden con su moderna arquitectura, como la pasarela Simone de Beauvoir. Otros se han ganado un lugar entre los más ilustres de la ciudad por su belleza, como el puente Alejandro III. Mientras que algunos otros destacan por lo profundo que hunden sus raíces en la historia. Entre ellos destaca el Pont Neuf.

Un puente especial

El Pont Neuf tiene algunas particularidades que lo hacen destacar entre los otros puentes de París:

  • En primer lugar, su historia lo pone en una página aparte, ya que es el primer puente de piedra que conectó la orilla derecha con la izquierda del Sena.

  • Fue también el primer puente que contó con aceras para peatones, por lo que se convirtió rápidamente en un lugar de encuentro para los lugareños.

  • Los balcones en forma de semicírculos aportan también a su peculiar arquitectura, y en tiempos remotos colaboraron para que comerciantes y artesanos pudieran ofrecer sus mercancías a lo largo del puente.

  • La decoración con 385 mascarones en sus cornisas le da un toque distinguido y elegante.

  • Por último, destaca también en la decoración la estatua ecuestre en honor de Enrique IV.

Grandioso perfil

La vista del Pont Neuf desde un crucero por el Sena es una de las postales más bonitas y características de París. Te recomendamos que no te pierdas la experiencia. El puente también es un buen lugar para visitar de noche y apreciar sus hermosas luminarias.

Pont Neuf París

Cómo llegar: 

Metro: estación ‘Pont Neuf’.