Karlovy Vary

Si quieres pasar un día relajado en tu viaje a Praga, te recomendamos una excursión a Karlovy Vary, uno de los balnearios de aguas termales más famosos del mundo, ubicado a menos de 150 kilómetros al oeste de Praga.

Tuvo su época de oro a finales del siglo XIX y comienzos del XX, cuando por sus calles y bosques paseaban artistas, músicos, escritores y políticos.

En 1350 el emperador Carlos IV otorgó privilegios a la ciudad, ya que conocía la existencia de sus aguas curativas. Con el correr del tiempo la cantidad de viviendas fue aumentando y aparecieron los primeros "balnearios" o casas termales. Actualmente hay 13 fuentes termales y numerosos hoteles, residencias y casas termales donde aprovechar las propiedades de sus aguas.

Qué ver en Karlovy Vary

Recorriendo sus calles descubrirás la maravillosa arquitectura de esta ciudad. Los edificios, construidos a lo largo de varios siglos, van desde el estilo clasicista al biedermeier, típico de la Bohemia del siglo XIX.

El Grand Hotel Pupp es considerado uno de los mejores del mundo. Ha funcionado en forma ininterrumpida desde 1701, aunque con distintos nombres.

Las "columnatas" son grandes construcciones que albergan fuentes termales. La más antigua es la neo renacentista Columnata del Molino, que se construyó entre 1871 y 1881. Tiene cinco grifos y está decorada con estatuas alegóricas que representan los meses del año.

En la visita a la Iglesia barroca de María Magdalena, de 1736, podrás ver partes de la construcción original, un yacimiento de agua termal y otro de granito.

Llévate un recuerdo de cristal Moser o porcelana Thun, o una botella de licor de hierbas Becherovka.

Karlovy Vary

Cómo llegar: 

Si prefieres viajar por tu cuenta, podrás llegar a Karlovy Vary de dos maneras:

Tren desde estación Praga hl.n hasta estación Karlovy Vary. El viaje dura 3 horas y 17 minutos y el billete cuesta 20€ en 2ª clase y 26€ en 1ª clase. Sale siete veces por día.
Autobús empresa Regiojet, con salida desde la parada UAN Florenc Praha hasta terminal de autobuses de Karlovy Vary. Sale varias veces por día, el viaje dura poco más de 2 horas y el billete cuesta 160 CZK - 5,92€