Guía de turismo y viaje de Praga

Praga Río Moldava

Cuenta la leyenda que la ciudad de Praga nació de un sueño que tuvo la princesa Libussa. Y como ciudad nacida de un sueño, no puede menos que ser bella y enigmática.

Praga se encuentra en el centro de la región de Bohemia. El río Moldava atraviesa la ciudad creando una fisonomía muy particular, y su belleza arquitectónica cautiva a todos los que la visitan.

¿Quieres viajar a Praga y necesitas información? En nuestra guía te descubrimos las mejores zonas para alojarte, te contamos qué ver, las actividades más interesantes y consejos que te serán útiles en tu viaje.

En Praga se unen belleza, historia y entretenimiento. Caminando por sus calles empedradas descubrirás antiguos parques y jardines, elegantes cafés, castillos y puentes medievales, tiendas con las últimas tendencias y, por supuesto, los mejores lugares para probar la increíble cerveza checa.

La moderna Praga es un ejemplo de fortaleza. Sobrevivió a los horrores de la Segunda Guerra Mundial y a la ocupación rusa para resurgir como una ciudad moderna, vibrante y atractiva para el turismo en cualquier época del año. Los largos inviernos no llegan a opacar la belleza de esta ciudad donde la diversidad cultural se vive en cada calle, en cada café.

Para aprender más sobre Praga y sus muchas atracciones, te invitamos a leer nuestra guía.

Te recomendamos... 

  • La arquitectura medieval de Praga está presente, sobre todo, en la Ciudad Vieja, la parte más antigua de la ciudad, donde está la antigua Plaza del Mercado. En la plaza podrás ver el fantástico Reloj Astronómico del año 1410 y que, por supuesto, aún funciona.
     
  • El Puente de Carlos es el más antiguo de la ciudad y uno de los más bellos, flanqueado con 30 estatuas y protegido por tres torres en sus cabeceras.  Una de estas torres, la que se encuentra en el extremo del puente en la Ciudad Vieja, es conocida como la Torre de la Pólvora y se considera uno de los grandes ejemplos de arquitectura gótica del mundo.
     
  • El Castillo de Praga es una visita obligada.  Construido originalmente en el 870, nos remonta a los orígenes mismos de la ciudad. Se trata de un complejo arquitectónico formado por varios edificios, entre los cuales está la Catedral de San Vito, cuya construcción demandó varios siglos.
     
  • Poco se conserva de Josefov, el barrio judío de Praga, que fue demolido en gran parte cuando se trazó el nuevo diseño urbanístico de la ciudad. Aún se conservan  el cementerio, seis sinagogas, entre ellas la Sinagoga Alta del siglo XVI, y el antiguo Ayuntamiento del siglo XVIII.
     
  • La fábrica de cerveza Pilsner Urquell fue la primera donde se fabricó el tipo de cerveza pilsner. No te pierdas la excursión para ver el proceso de fabricación y probar distintas variedades de una de las mejores cervezas del mundo.
     
  • La fortaleza Terezin fue construida para proteger la ciudad, pero durante la Segunda Guerra Mundial se convirtió en campo de concentración. En un tour de medio día conocerás la terrible historia de este lugar.

Otras ciudades cercanas

Praga es una de las ciudades del circuito "Capitales Imperiales". Una vez que la hayas visitado quizás quieras conocer las otras dos ciudades de este recorrido.

Una es Budapest, la elegante ciudad húngara dividida en dos por el Danubio y considerada una de las más bellas del mundo. La otra capital imperial es la maravillosa y romántica Viena, una de las capitales culturales del mundo.

En nuestras guías de estas ciudades te contamos qué ver en cada una de ellas, dónde alojarte y cómo llegar desde Praga.

Puente Carlos Praga