Museo de Alfons Mucha

El Museo de Alfons Mucha de Praga es el más importante del mundo dedicado a la vida y obra de este gran artista checo, representante del art nouveau. Se lo considera un hijo de la patria checa, ya que siempre ha estado muy arraigado a su tierra y ha dedicado su obra a todo el pueblo checo.

Podrás ver muchos de sus trabajos a lo largo y ancho de la ciudad, en edificios y monumentos históricos como la Casa Municipal o la Catedral de San Vito.

Vidrieras de Alfons Mucha en la Catedral de San Vito, en Praga

¿Quién fue Alfons Mucha?

A pesar de que el nombre de Alfons Mucha puede no resultar familiar para muchos, lo más probable es que hayas visto alguna de sus obras sin saber que le pertenece. Alfons Mucha es uno de los máximos exponentes del art noveau, y sus imágenes que muestran a bellas mujeres jóvenes en atuendos neoclásicos y rodeadas de flores han dado la vuelta al mundo. Sus series de las estaciones y los momentos del día son algunos de sus trabajos más famosos.

La obra de Mucha incluye carteles, avisos publicitarios y sellos postales, pero también diseños para alfombras, joyería y decorados teatrales, entre otros.

¿Qué ver en el museo Alfons Mucha?

En el museo se exhiben más de 100 obras entre pinturas, fotografías, dibujos, litografías, libros ilustrados, etc, y también objetos personales.

Especialmente interesantes son las obras que pertenecen al período que el artista pasó en París (1887-1904), época en la que realizó sus trabajos más reconocidos.

La colección se divide en siete secciones:

  • Paneles decorativos. Incluyen las famosas series de Las cuatro estaciones, Las cuatro flores y Las cuatro artes.
     
  • Carteles parisinos. Impresos en París en la década de 1890, se encuentran también entre las obras más famosas de Mucha. Incluyen el famoso poster de la actriz Sarah Bernhardt caracterizada como Gismonda.
     
  • Documentos decorativos. Un porfolio de 72 placas con patrones y dibujos de lo más variados. Incontables objetos del mundo aparecen bocetados a través de su particular visión.
     
  • Carteles checos. Es uno de los trabajos a los que Mucha les dio mayor valor. Desde que regresó a su tierra natal en 1910, el artista se dedicó a dar voz a y expresar los deseos y necesidades de su pueblo.
     
  • Pinturas al óleo. No están entre las imágenes más famosas de Mucha, pero resaltan por su belleza y la forma en que combinan realismo y simbolismo.
     
  • Dibujos y pasteles. Incluyen bocetos y estudios de objetos.
     
  • Fotografías y objetos personales del autor. Además de las fotografías tomadas por el propio Mucha se exhiben objetos e imágenes de su vida cotidiana.

Consejo

No dejes de visitar la tienda del museo. Encontrarás una tentadora selección de recuerdos y carteles del autor ¡que seguramente querrás llevar a casa completa!

Museo de Alfons Mucha en Praga

Horario: 

Todos los días de 10:00 a 18:00 h.

Precio: 

300 CZK

Dirección: 

Kaunický palác Panská 7

Cómo llegar: 

Metro líneas A y B , estación Mustek; línea B estación Náměstí Republiky.