Río Moldava

El río Moldava no sólo es el más largo de la República Checa, sino que se ha convertido en símbolo del país.

El río atraviesa Praga de norte a sur y es surcado, tanto de día como de noche, por cruceros turísticos, barcos a pedal, y algún que otro pescador solitario entre la niebla del amanecer.

La vista de la ciudad desde el río es magnífica y permite descubrir detalles que no se ven desde tierra. Pasar por debajo de los magníficos puentes de Praga permite contemplar detalles que de otro modo sería imposible ver. Pasear por la ribera del Río Moldava entre Mánes y Výtoň es una de las mejores cosas para ver y hacer en la ciudad. Las vistas al atardecer son una postal única.

Si quieres descubrir las formas de moverte por agua en Praga, visita nuestra sección de transporte en barco por la ciudad.

Para conocer la verdadera esencia del Moldava te recomendamos hacer un crucero por sus aguas tranquilas. Será una experiencia inolvidable.

Visita el río Moldava

Una de las mejores maneras de descubrir el Moldava es con un crucero nocturno. Podrás ver las luces de la ciudad mientras disfrutas de una exquisita cena. La música en vivo aportará el detalle perfecto para completar una velada encantadora.

Crucero nocturno con cena y música en Praga

Te proponemos subir a bordo de un moderno barco y deleitarte con una variada cena tipo buffet. La noche de Praga será el telón de fondo perfecto, con las luces que iluminan las fachadas de sus edificios y los barcos que surcan las aguas del Moldava.

Crucero de lujo con cena gourmet a la carta

Si quieres ir un poco más allá y disfrutar un paseo de primera categoría, te proponemos este paseo ideal para una cena romántica o una celebración especial. Abordarás un lujoso crucero y disfrutarás de una cena gourmet con platos a elección preparada por chefs expertos. Podrás incluso optar por una ubicación en la punta del barco, con vista panorámica. Será una noche inolvidable.

Río Moldava