Barrios de Praga

La ciudad de Praga se divide administrativamente en 22 distritos, identificados con número, y éstos, a su vez, se dividen en 57 municipalidades en total. Existen algunos barrios que además de tener un encanto especial, son los que albergan los principales atractivos de la ciudad y son los mejores para alojarse.

Encuentra los mejores barrios de Praga

Desde el punto de vista histórico y cultural, más importante (y práctico) es planificar una vista de acuerdo a las zonas en que se divide Praga. Estas zonas fueron originariamente ciudades independientes, y hoy forman parte de Praga:
 

Stare Mesto (La Ciudad Vieja)

A la derecha del Moldava, esta zona medieval del siglo XI pertenecía al Barrio del Castillo. Es una de las zonas de mayor interés turístico, por los edificios y monumentos que encontramos en ella. La plaza, el Ayuntamiento y el Reloj de la Torres son parte de las visitas obligadas. También están en esta zona la iglesia protestante de San Nicolás, la Capilla de Belén, la famosa Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, la histórica Torre de la Pólvora, la Plaza Staromestske, en la que ocurrieron importantes sucesos históricos, el Puente de Carlos, y el Clementinum, donde se encuentra la Torre Astronómica, que fuera originalmente sede del colegio y universidad de los jesuitas, y en la actualidad es sede de la Biblioteca Nacional y sala de conciertos.
 

Zona Hradcany

La ciudad de Hradcany comenzó a construirse en el siglo XIV, fuera de las murallas del castillo construido en el silgo XI por Bořivoj Přemyslovec. En esta zona se encuentran el Castillo de Praga, el Callejón de Oro, la Catedral de San Vito, la Iglesia de Loreto, la Basílica de San Jorge, el Monasterio de Strahov de 1143, el Palacio de Sobeslav (o Antiguo Palacio Real) y el Palacio Sternberg, donde en la actualidad funciona la galería Nacional de Arte.
 

Mala Strana (Ciudad Pequeña)

Ubicada entre el Castillo y la ribera izquierda del Moldava. La Ciudad Pequeña es uno de los barrios más antiguos de Praga y conserva la mayor parte de sus antiguos edificios. En Mala Strana podremos visitar la iglesia jesuita de San Nicolás, la bella Isla Kampa, el Monte Petrin y su mirador, el Parque Vojan, la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, el Jardín Vrtba (Vrtbovka zahrada), del barroco, y, por supuesto, la Plaza, el corazón de la Ciudad Pequeña.
 

Nove Mesto (La Ciudad Nueva)

Fue fundada en 1348 por Carlos IV, tenía como objetivo concentrar las actividades comerciales de la ciudad, destino que conserva en la actualidad. El centro de la zona era, y sigue siendo la Plaza Wenceslao. En esta zona están también el Museo Nacional, la Ópera Estatal y el Teatro Nacional, la Casa Municipal de Praga, y los Museos del Comunismo y de Alphonse Mucha.
 

Josefov (Barrio Judío)

El Barrio Judío surgió en el siglo X, a partir de la unión de dos comunidades judías de Praga de la época medieval (la comunidad de la Sinagoga Staronová y la de la Sinagoga Española). En 1850 el barrio sufrió una importante reforma y pocos edificios originales sobrevivieron: el Antiguo Cementerio Judío, el Ayuntamiento, y las seis sinagogas: Sinagoga Antigua – Nueva (Staronová), de 1270,  Sinagoga Española (Spanelska Synagoga), Sinagoga de Klausen, Sinagoga Pinkas, Sinagoga de Maisel, Sinagoga Vysoká (Sinagoga Alta). Visita el barrio judío con un guía experto para conocer a fondo su historia e importancia en la ciudad.
 

Vyšehrad

Es uno de los sitios históricos más importantes de la ciudad, ya que allí se originó la ciudad de Praga, en el antiguo castillo de la dinastía premíslida. Sin embargo, no siempre se le considera de interés turístico. Allí se puede visitar la Fortaleza de Vyšehrad, del siglo X, la Iglesia de San Pedro y San Pablo, el Parque Vyšehrad y el Cementerio Slavin de Vyšehrad.

Calles de la Ciudad Vieja de Praga