Guía de turismo y viaje de Girona

Menú

Catedral de Girona

¡Bienvenido a Girona! La ciudad más grande del norte de Cataluña es una caja de sorpresas con rincones mágicos, iglesias góticas, museos que son una maravilla, calles empedradas, murallas medievales y un sinfín de monumentos que nos hablan de las diferentes épocas históricas de la ciudad: la romana, la musulmana y la cristiana, son las etapas más significativas.

Girona está atravesada por los ríos Galligants, Oñar, Ter y Güell, y se encuentra a una altitud de 75 metros sobre el nivel del mar. Su centro histórico, conocido como el Barri Vell, está delimitado por el Paseo de la Muralla, que son las antiguas murallas carolingias y del bajo medievo.

Descubrir Girona es dar un salto a la poesía de la arquitectura modernista, a la gastronomía más diversa y exquisita y a una vida nocturna animada y muy divertida. No te pierdas esta ciudad, sus historias, leyendas y curiosidades te adentrarán en un mundo donde la historia, el arte y el buen gusto se dan cita.

Nuestra guía práctica te ayudará a planear tu viaje de la manera más sencilla. Échale un vistazo a estos posts esenciales ¡y que comience la aventura!:

Te recomendamos...

  • Pasea por el casco antiguo de Girona. Visita su Catedral de estilo románico y gótico, uno de los símbolos de la ciudad por las escalinatas que llegan hasta su puerta y por tener la nave gótica más ancha del mundo. Cruza sus románticos puentes (el Puente de Hierro, el de Isabel II y el Gómez), visita las casas colgantes del río Oñar y entra a los baños árabes.
     
  • Camina también por el barrio judío. Conocido como el Call, es uno de los barrios judíos mejor conservados de toda Europa: en esta área encontrarás museos, centros de interpretación y callejuelas que te hablarán del legado que dejó esta cultura y su religión. No te vayas sin pasar por aquí.
     
  • Descubre la Girona de Juego de Tronos. ¿Sabías que parte de Desembarco del Rey o Bravos fueron inspiradas en la ciudad y las calles de Girona? Sigue las pistas y visita los lugares de rodaje con un guía local. Si eres fan de la serie de HBO, este plan es ineludible.
     
  • Ve a la heladería Rocambolesc y pídete un exquisito helado en verano con sabores y toppings deliciosos y un panet en invierno: que es un briox caliente con helado dentro. El contraste frío-caliente, es exquisito y seguramente volverás a ir para probar lo mismo con otros sabores.  
     
  • Besa el culo de la leona. Es una escultura de piedra del siglo XII que la encontramos a los pies de la iglesia de Sant Feliu. Mucha gente va hasta ella para, literalmente, besarle el trasero. Se dice que quien lo hace, vuelve a la ciudad.
     
  • Descubre la magia del cine visitando un Museo dedicado al séptimo arte y alucina con los artilugios y máquinas que se han ido utilizando a lo largo de la historia para llegar a la idea del cine que tenemos en la actualidad. Praxinoscopios, linternas mágicas, zootropos, los Hermanos Lumière, el cine NIC, etc. Si te suena todo esto, el Museo del Cine de Girona es tu segunda casa.
     
  • Pasea por la Dehesa de Girona, el parque urbano más grande de Cataluña y escapa de la vorágine de la ciudad para reencontrarte contigo mismo en un entorno donde reina la paz y la calma. Cuando acabes, ve a algún restaurante local y descubre los sabores de la gastronomía catalana probando una buena escudella de pagés, calçots, un suquet de rape y gamba o unas suculentas patatas de Olot.
Vistas al casco antiguo de Girona

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


7

tours en Girona desde

Ver todos