Estambul con niños

Estambul es un hermoso destino para visitar en familia. No hay muchas atracciones específicas para niños, pero sí podrán disfrutar con algunas de las clásicas que los sorprenderán tanto como a los adultos. Por otra parte, como en cualquier destino, tendrás que planear el itinerario tratando de intercalar los paseos a edificios y monumentos con actividades más distendidas.

Las visitas a los parques y las comidas serán tus aliados para ofrecerles momentos de esparcimiento a tus hijos. Inspírate en nuestros consejos para preparar el itinerario ideal para tu familia.

Te recomendamos también echarle un vistazo a nuestras visitas guiadas por Estambul. Entre ellas seguramente encontrarás algunos paseos que puedas hacer con tus hijos y aprovechar tu tiempo y tu dinero al máximo. ¡Buen viaje!

Santa Sofía

La visita a Santa Sofía es uno de los esenciales de Estambul, con o sin niños. A lo largo de su historia ha sido basílica y mezquita, pero hoy se ha convertido en un museo. Las dimensiones del edificio son tan grandes que, aunque sea uno de los más visitados de Estambul, nunca hay grandes aglomeraciones en su interior.

Esto es una de las principales ventajas a la hora de visitarla con niños. Sin embargo, las colas para entrar sí son muy largas, por lo que te recomendamos llegar bien temprano para padecerlas lo menos posible.

Muy cerca de ella se encuentra Sultanahmet Meydanı. Es un lugar perfecto para que los pequeños disfruten del aire libre mientras tú rastreas los restos del gran Hipódromo de Constantinopla.

Precio

Entrada general: 60 TL
Menores de 8 años: gratis

Mezquita Azul

La Mezquita Azul sí es una mezquita en funcionamiento, la más importante de la ciudad. Será una magnífica ocasión para que los pequeños viajeros entren en contacto con otra cultura y aprendan acerca de sus costumbres. Habrá que sacarse los zapatos para entrar y las mujeres tendrán que cubrirse la cabeza. Tanto hombres como mujeres deben llevar los hombros y las piernas cubiertos.

En el interior los niños se sorprenderán tanto como los adultos con la increíble decoración de azulejos pintados a mano. Las lámparas cubiertas de oro y piedras preciosas también llamarán la atención de toda la familia.

Precio

Gratis

Palacio de Topkapi

En el palacio de Topkapi los pequeños seguirán embebiéndose de la cultura local. Podrán aprender cómo era la forma de vida de los sultanes durante cientos de años. Hay una audioguía en español que pude serles de utilidad. Por otra parte, la visita al palacio incluye los jardines, lo que también hace todo más liviano.

Entre los momentos en los jardines y el descubrimiento de increíbles tesoros, como uno de los diamantes más grandes del mundo y el bastón que usó Moisés para abrir el Mar Muerto, tus hijos tendrán con qué entretenerse.

Puedes combinar la visita con otro paseo, como la plaza del Hipódromo o la Basílica cisterna, otro lugar que suele encantar a los peques.

En el recinto está prohibida la entrada con carrito, así que tendrás que tendrás que optar por el potabebés.

Precio

Entrada general: 60 TL
Niños menores de 12 años: gratis
Harem: 35 TL
Niños menores de 6 años: gratis

Cisterna de Yerebatan

La cisterna es probablemente uno de los lugares que más disfrutarán los niños en Estambul. Su ambiente misterioso y la impactante imagen de las aguas cubriendo parte de las columnas seguramente les encantará. Las inmensas cabezas de Medusa, una de las más impactantes figuras de la mitología griega, también llamarán poderosamente su atención. Como consejo, te recomendamos que les pongas calzado que no resbale. La visita con bebés requerirá de un portabebés.

Precio

Entrada general: 20 TL

Torre Gálata

La Torre Gálata es una de las más antiguas y famosas del mundo. Es muy concurrida, así que las colas suelen ser largas. Pero lo bueno es que hay bares a su alrededor en los que, si sois dos adultos, uno de ustedes podrá esperar con los niños mientras el otro hace la cola. ¿Qué tiene de interesante para los niños?

Pues bien, no solo las asombrosas vistas de Estambul desde la cima, sino también el simulador de la segunda planta. Es una atracción 3D con gafas y plataforma móvil que te lleva de paseo por la ciudad. El simulador le pone un poco de entretenimiento digital a un viaje que, de otro modo, carecería por completo de este tipo de actividades.

Gran Bazar y Bazar de las Especias

Los bazares tienen para los niños el encanto de la sucesión de aromas y colores. Les encantará ver las hileras de puestos repletos de cosas en uno y en otro lugar. Sin embargo, tienen la contra de ser lugares generalmente abarrotados en los que ellos se encuentran rodeados de piernas, cuando no apretados por ellas. En el caso de Estambul y sus dos grandes bazares, si tienes que elegir uno, te recomendamos el de las Especias, que es algo menos concurrido.

Crucero por el Bósforo

Los paseos en barco son por lo general grandes éxitos en los viajes con niños. Los peques suelen amarlos y el día que incluye el crucero está ganado por completo. La actividad los mantendrá entusiasmados desde la mañana y se convertirá en el centro de la charla durante el resto del día. Si estás buscando una opción para reservar en línea, te recomendamos echarle un vistazo a este pack que incluye también un paseo guiado por el Bazar de las Especias.

Moverse en Estambul con niños

Para la mayoría de las visitas será mejor optar por un portabebés en vez de un carrito. Los niños hasta 6 años viajan gratis en el transporte público.

Para llegar desde el aeropuerto hasta el hotel la opción más cómoda es un servicio de traslado. Un asistente estará esperando por vosotros apenas lleguéis a destino para llevaros al hotel de la manera más rápida posible. Será una buena forma de evitar posibles contratiempos y mantener el nivel de estrés de la llegada en su mínima expresión. Puedes reservar un transfer ahora mismo y dejar la llegada de tu familia a la ciudad resuelta de antemano.